Panorama: Austria

Austria será la sede de una conferencia internacional bianual sobre el SIDA que hará hincapié en los derechos humanos

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1912/Pirozzi
Unos niños de Malawi entonan canciones referidas a la prevención del VIH durante una reunión del club sobre el SIDA de su escuela, en la ciudad de Blantyre. UNICEF colabora con el club, que forma parte de un programa de actividades extraescolares de concienciación y prevención del VIH/SIDA. Mediante ese programa, también se brinda apoyo a los niños y niñas afectados por la pandemia.

VIENA, Austria, 3 de junio de 2010 – Los organizadores de SIDA 2010, la XVIII Conferencia internacional sobre el SIDA, que se celebrará del 18 al 23 de julio en Viena (Austria) esperan la participación de más de 25.000 delegados.

En la conferencia bianual estarán presentes profesionales especializados en la prevención y el tratamiento del SIDA, personas que viven con el VIH y funcionarios responsables de las políticas sanitarias de todo el mundo. Este año, por primera vez, la conferencia se concentrará en el aspecto de los derechos humanos, como lo indica el lema de la reunión, “Derechos aquí, derechos ya”.

Hincapié en los derechos humanos

Como sede de la conferencia, Viena , presenta su proximidad a Europa oriental y su acceso relativamente directo a Asia central, dos regiones del mundo en las que las tasas de prevalencia del VIH aumentan rápidamente. Kiev, la capital de Ucrania ciudad que sufre una grave crisis debido al VIH y el SIDA, se encuentra a sólo dos horas de vuelo de la capital austríaca.

Teniendo en cuenta el sitio en que se llevará a cabo la conferencia, ese hincapié en los derechos humanos resulta particularmente adecuado.

La atención puesta en los derechos humanos durante la conferencia resulta particularmente apropiada en este emplazamiento. En Europa central y oriental, al igual que en muchas otras partes del mundo gravemente afectadas por el VIH y el SIDA, quienes sufren las peores consecuencias de la epidemia son las personas privadas de algunos de los derechos humanos más básicos, como la atención de la salud, el apoyo social y los medios de subsistencia adecuados.

La crisis de VIH de Europa central y oriental y de Asia central se desató inicialmente por el consumo de drogas inyectablesy actualmente se propaga en todos los niveles de la sociedad. Se trata de una crisis que afecta de manera desproporcionadamente alta a los sectores pobres y desempleados de la población. Miles de niños y niñas han quedado huérfanos o viven en la calle debido a la enfermedad.

“Derechos aquí, derechos ya” constituye una expresión del creciente compromiso por parte de la comunidad internacional de prestar mayor atención a los aspectos relativos a los derechos humanos relacionados con la crisis mundial del SIDA. El lema de la conferencia se inspira en la convicción de que si no se presta atención adecuada a los derechos fundamentales jamás será posible lograr el acceso universal al tratamiento y, por lo tanto, lograr la eliminación de la enfermedad.

Actividades para todos

Tradicionalmente, la Conferencia internacional sobre el SIDA cuenta con una nutrida participación popular, ya que durante la misma se llevan a cabo actividades públicas que atraen a un gran número de personas.

Este año, se espera que unas 15.000 personas participen en una marcha por los derechos humanos que recorrerá las calles de Viena el 20 de julio. La marcha terminará en la histórica plaza Heldenplatz, donde se llevará a cabo un acto público en el que activistas y líderes se dirigirán a la concurrencia. Annie Lennox, artista de fama internacional, ofrecerá una presentación especial y un espectáculo musical.

En la sede de la conferencia, el público podrá visitar la “Aldea global”, una sala de exposiciones interactivas que pueden usar las organizaciones comunitarias y de la sociedad civil. En esa sala, UNICEF y varias organizaciones más dispondrán de un foro para realizar presentaciones sobre sus actividades a los delegados de la conferencia, a los visitantes internacionales y a la población vienesa en general.

La fuerte presencia de UNICEF

La representación principal de UNICEF en la conferencia estará a cargo del Comité Nacional de Austria pro UNICEF, que garantizará que los programas de protección de la infancia del VIH y el SIDA que UNICEF pone en práctica en el mundo se difundan ampliamente en la capital de Austria. En el transcurso de la conferencia, así como durante varias semanas antes y después de la misma, circularán por las calles de esta capital dos tranvías con el logotipo e inscripciones de UNICEF, entre ellas el lema “Bebés libres de VIH”. El Comité Nacional austríaco también creará conciencia sobre el nuevo “conjunto para la madre y el bebé” de UNICEF, que consiste en un conjunto de medicamentos codificados por color que se emplean para prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo.

UNICEF se propone no sólo ser visto sino también escuchado por el público y los delegados. A tal efecto, el Comité Nacional distribuirá unas 3.000 trompetas a quienes participen en la marcha de los derechos humanos, con el objetivo de que nadie ignore los mensajes acerca de la necesidad urgente de proteger a todos los niños y niñas del VIH y el SIDA.

La conferencia está organizada por la Sociedad Internacional del SIDA, que es la mayor red independiente de profesionales del VIH del mundo. La conferencia cuenta con el apoyo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, la Organización Mundial de la Salud, otros organismos de las Naciones Unidas y diversos aliados internacionales. La delegación que enviará UNICEF a la Conferencia internacional sobre el SIDA estará integrada por 50 miembros de su personal.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda