Argentina

La visión de un joven argentino sobre el G20

Imagen del UNICEF
Entre las múltiples actividades del proyecto, el bonaerense Juan Nascimbene moderó un seminario sobre pobreza que destacó la vulnerabilidad de las personas con bajos ingresos.

Por Pedro Bujalance Andrés, basado en el material proporcionado por Juan Nascimbene

El 2 de abril de 2009 se celebró en Londres la cumbre del G20. Con motivo de este encuentro se organizó un proyecto que involucró a 20 jóvenes procedentes de los países asistentes a la cumbre. El presente artículo versa sobre dicho proyecto y sobre uno de sus protagonistas.

LONDRES, Reino Unido, 1 de abril de 2009 – Tras ser seleccionado por el British Council, el argentino Juan Nascimbene, junto con otros 19 jóvenes procedentes de los países del G20, participó en Londres en un proyecto para exponer las inquietudes de la juventud ante los dirigentes reunidos en la cumbre del G20 a principios de abril de 2009.

Durante los seis días que duró la experiencia, el joven argentino, perteneciente al grupo denominado Global Changemakers, analizó junto a sus compañeros la actual coyuntura económica mundial, los factores desencadenantes de la crisis financiera, el calentamiento global, las repercusiones en los países más pobres y las soluciones posibles.

Juan nació en Buenos Aires hace 17 años donde asiste a la universidad para estudiar economía. Hijo de médicos, se trasladó con su familia a la localidad argentina de San Isidro cuando tenía 9 años y fue allí donde tuvo conocimiento del proyecto Global Changemakers.

Tras superar el proceso de selección compitiendo con jóvenes de otros 43 países, este argentino bilingüe viajó en 2008 al Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), donde destacó como el orador más joven en la historia de dicho evento. Entre sus logros en pro de los desfavorecidos se cuenta su participación en la construcción de una cancha de baloncesto para una escuela rural y una biblioteca en sendos municipios argentinos.

Imagen del UNICEF
© UN Photo/Paulo Filgueiras
El Primer Ministro británico, Gordon Brown, una de las personalidades que el grupo de jóvenes del G20 tuvo ocasión de encontrar durante su estancia en Londres.
Se deben preservar las próximas generaciones

En su viaje a Londres, Juan participó en numerosas actividades con jóvenes de otros países del G20 con el fin de ofrecer propuestas a los líderes de dicha cumbre para asignar recursos y resolver así la crisis económica mundial. Los jóvenes del G20 se entrevistaron, entre otros, con el Primer Ministro del Reino Unido, Gordon Brown, el Presidente de México, Felipe Calderón, el Director del Banco Central de Inglaterra, así como miembros del Parlamento inglés y la Cámara de los Lores británica.

Juan y sus compañeros propusieron aumentar el gasto público en educación, salud, mercado laboral y la lucha contra la pobreza; reactivar la inversión en desarrollo sostenible y energías ecológicas; y dar una perspectiva humana a la economía.

Frente al incremento del desempleo y la pobreza que sufren actualmente Brasil y Argentina, Juan y sus compañeros plantearon que se fomente la inversión y se garantice la seguridad social. En el seminario sobre pobreza, que Juan moderó, se puso de relieve que las personas con ingresos muy bajos o nulos son las más vulnerables ante la crisis porque no pueden satisfacer sus necesidades más básicas y padecen desnutrición.

Como el propio Juan expresó: "Es hora de dejar de pensar en las próximas elecciones y comenzar a preservar las próximas generaciones".

Las propuestas jóvenes para el G20

La necesidad de una reforma del sistema capitalista para promover los valores del ser humano fue la conclusión más importante que el grupo de jóvenes extrajo tras una reunión con el editor de la revista The Economist. Una reforma que, según expusieron Juan y sus compañeros, debería alcanzar también a los organismos financieros multilaterales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Según los jóvenes del G20, los problemas de la pobreza y la falta de educación no pueden posponerse.

Ante el comunicado oficial de los dirigentes del G20, Juan y los demás jóvenes acogieron con satisfacción el compromiso de los países con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la lucha contra la pobreza, pero subrayaron la falta de ideas concretas para invertir en energías renovables y ayudar a los países menos desarrollados.

La desconfianza en la política que manifiesta la juventud centró un debate de los Global Changemakers, que destacó el deber de los jóvenes en mantenerse informados y votar para defender los derechos de la juventud desde el diálogo y el consenso.


 

 

Búsqueda