Angola

UNICEF apoya una mayor distribución de mosquiteros en la provincia angoleña de Cunene

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2010/Loya
Un equipo de salud prepara la distribución de mosquiteros en la provincia de Cunene como parte del apoyo de UNICEF al programa de lucha contra el paludismo en Angola.

CUNENE, Angola, 24 de noviembre de 2010 - Es temprano en la mañana cuando el Dr. Zepelin Leva y sus colegas cargan vehículos con mosquiteros y se dirigen hacia el interior de Angola en la provincia sureña de Cunene.

Antes de que la próxima estación de lluvias provoque inundaciones que dificulten el acceso por carretera, las autoridades municipales de salud distribuyen mosquiteros tratados con insecticida a los hospitales y centros de salud de la zona. “Es una misión muy difícil, pero también es divertido recorrer largas distancias, atravesar ríos y garantizar que los niños duerman bajo un mosquitero protegidos contra el paludismo”, dice el doctor Leva.

El paludismo es tratable y se puede prevenir, además hay varias herramientas eficaces de prevención y curación. Existen pruebas de que los mosquiteros, cuando se utilizan de forma sistemática y correcta, pueden reducir la mortalidad infantil en un 20%.

Llegar a las zonas remotas

Con el apoyo de UNICEF, la distribución de mosquiteros resulta más fácil de realizar en la provincia de Cunene. El programa nacional de lucha contra el paludismo tiene ahora los vehículos y las instalaciones de almacenamiento necesarios para garantizar la distribución y el almacenamiento eficaces de los mosquiteros en la provincia. El Comité de protección civil de Angola proporciona aviones para llegar a las zonas más remotas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2010/Loya
El Dr. Zepelin Leva enseña a los habitantes de una aldea a utilizar mosquiteros en el municipio de Ombandja, en la provincia angoleña de Cunene.

Todas las semanas, un equipo de cinco trabajadores de la salud visita las comunidades de Cunene para distribuir mosquiteros y educar a los residentes locales sobre la prevención del paludismo.

“Cada vez hay más personas que reciben y utilizan los mosquiteros”, dice el doctor Leva. “Hemos observado un aumento de un 15% en comparación con el año pasado, y esto nos hace muy felices”.

El acceso a los mosquiteros

Al principio, muchos habitantes rurales –que hacían frente a una escasez de aparejos de pesca– utilizaron los mosquiteros para pescar, pero esto ha cambiado a medida que el equipo de distribución aumenta la concienciación sobre el paludismo. El programa contra el paludismo de Angola ha establecido un modelo exitoso de participación con las comunidades, en alianza con las autoridades tradicionales y las iglesias locales.

Para mejorar la distribución de mosquiteros, el programa también ha iniciado una iniciativa de capacitación que recibe apoyo de UNICEF a cargo de CESOR, una organización no gubernamental. El objetivo es reforzar la supervisión del acceso y la cobertura en materia de mosquiteros en Cunene.

Según el doctor Leva: “Con este programa, estamos garantizando la formación continua de nuestro personal para poder estar preparados para luchar contra el paludismo”.


 

 

Búsqueda