Albania

“Albania lee”: Una donación de IKEA posibilita que los estudiantes necesitados dispongan de libros nuevos

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0129/Pirozzi
Un niño lee en la biblioteca de la Escuela Edith Durham de Tirana, la capital de Albania. Gracias al respaldo de IKEA a la iniciativa “Albania lee”, UNICEF ha donado libros nuevos a la escuela.

Por Rachel Bonham Carter

NUEVA YORK, Estados Unidos, 25 de febrero de 2008 – Gracias a la colaboración de UNICEF e IKEA, una generación de niños y niñas albanos que habían carecido hasta ahora de acceso a los libros ha comenzado nuevamente a leer.

Durante casi dos décadas, en las que el gobierno de Albania concentró sus esfuerzos en la transición a la democracia, las bibliotecas de ese país se han destinado a otros fines y los presupuestos escolares han sufrido constantes reducciones. Los libros se han convertido en objetos caros y difíciles de obtener, especialmente para las familias más pobres. Debido a la grave escasez de material literario, más de la mitad de los niños y niñas albanos de 15 años de edad son incapaces de leer de manera adecuada a su edad.

“En casa sólo tengo tres libros”, explica Ermedina Hoxha, de 13 años de edad. “La última vez que la biblioteca de la escuela recibió libros fue hace seis años, y ni siquiera eran libros adecuados para una escuela. También tenemos libros de la época del comunismo. Y en la Biblioteca Peshkopi tienen unos pocos libros infantiles. En algunos casos, sólo hay un ejemplar de cada libro”.

Aprender a leer y leer para aprender

Con el millón de euros que facilitó IKEA, la firma sueca de venta de artículos para el hogar, que es el principar donante corporativo de UNICEF, el proyecto “Albania lee” —que cuenta con la colaboración del gobierno nacional— se propone inaugurar 850 bibliotecas escolares. Unas 160 escuelas ya cuentan con nuevas bibliotecas, que han sido recibidas con gran entusiasmo tanto por los alumnos como por los docentes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0141/Pirozzi
Tres niños comparten un pupitre en la Escuela Tomin, de la localidad de Peshkopia, ubicada en una de las regiones más pobres de Albania. Se trata de una escuela que aún no ha recibido libros de la iniciativa “Albania lee”.
“Lo mejor es que el proyecto “Albania lee” se lleva a cabo en colaboración con el Ministerio de Educación, de manera que los libros que recibimos son los que los alumnos necesitan para las clases de literatura”, explica Musa Nikolai, la maestra que tiene a su cargo la nueva biblioteca de la escuela de Katundi i Ri.

Katundi i Ri, distante unos cuarenta minutos por carretera de la localidad donde vive Ermedina, es una pequeña comunidad agrícola muy similar a otras a las que está dirigido el proyecto “Albania lee”. En esas comunidades, los hogares de muchos niños y niñas carecen de libros y muchas dejan de estudiar al cumplir los 13 años.

“Sabemos que la lectura es muy importante para el aprendizaje”, manifiesta Carrie Auer, Representante de UNICEF en Albania. “Primero se aprende a leer y luego se lee para aprender. De manera que saber leer es muy importante para lograr un constante progreso escolar”.

El restablecimiento de la cultura de la lectura

Los niños y niñas no son los únicos beneficiarios del proyecto “Albania lee”. Debido a que los alumnos pueden retirar libros de la biblioteca, tienen la posibilidad de compartirlos con el resto de sus familias. Al propagar la práctica de la lectura a toda la familia, los estudiantes ayudan a aumentar los niveles de alfabetización de toda la sociedad.

Al mismo tiempo, los maestros reciben capacitación sobre nuevas técnicas de fomento de la lectura, y se está elaborando una campaña de concienciación que forma parte de “Albania lee”, cuyo objetivo consiste en restaurar la cultura de la lectura en todo el país. También se encuentran en vías de preparación una revista para niños y un certamen literario en el que los ganadores serán escogidos por los propios niños, niñas y jóvenes.

La contribución a “Albania lee” que realizó IKEA forma parte de una donación mayor —de 10,5 millones de dólares— que la firma sueca asignó a UNICEF en 2007. Desde 2001, IKEA ha donado a UNICEF 46,2 millones de dólares, que se invirtieron en mejorar las vidas de la niñez en todo el mundo.


 

 

Vídeo (en inglés)

18 de febrero de 2008:
Rachel Bonham Carter, corresponsal de UNICEF, informa sobre los nuevos libros que han comenzado a recibir las escuelas de Albania.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Enlaces (en inglés)

Búsqueda