Afganistán

El Gobierno de Japón financia nuevas aulas para mejorar la educación en Kabul

Por Abdul Aziz Froutan

KABUL, Afganistán, 5 de julio de 2011. Nuevas aulas, sillas y pupitres significan una mejor educación en la escuela superior Shirino, una de las escuelas renovadas con nuevos fondos del Gobierno del Japón como parte de la Iniciativa “Mil aulas”.

VÍDEO (en inglés): Ash Sweeting, de UNICEF, informa sobre la iniciativa “Mil aulas”, financiada por el Gobierno de Japón para mejorar la educación en Kabul (Afganistán).  Véalo en RealPlayer

 

“El año pasado había muchos problemas, nuestros estudiantes tenían que sentarse al aire libre bajo el sol y carecían de un aula”, recuerda Qamar Hadi, directora de la escuela superior Shirino. “No había sillas ni mesas para los estudiantes”.

El rápido aumento de la población de Kabul ha generado una grave escasez de aulas y el hacinamiento en las escuelas. En 2010, la mayoría de las escuelas de la ciudad impartían instrucción en tres turnos con 60 estudiantes por clase.

La seguridad y la educación de las niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Unos estudiantes de la escuela superior Shirino en Kabul (Afganistán). En la escuela se han establecido nuevas aulas y se han adquirido sillas y pupitres gracias a la financiación del Gobierno del Japón.

Para abordar estos problemas, el Ministerio de Educación de Afganistán ha construido más de mil nuevas aulas en 48 escuelas de Kabul con apoyo de UNICEF y 24 millones de dólares del Gobierno del Japón.

El proyecto se centra especialmente en la seguridad y la educación de los niños y niñas. Más de 86.000 estudiantes de la capital de Afganistán se han beneficiado de las mejoras que se han producido este año en sus escuelas.

En la escuela superior Afshar, al sur de Kabul, las nuevas aulas han sustituido los viejos edificios en ruinas. “No hay seguridad y la vida de los estudiantes podría estar en peligro en este edificio, especialmente si se produce un terremoto. Podría haber muchos problemas”, comenta Timur Shah, director adjunto de la escuela superior.

Mejora en la matriculación

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una estudiante junto a Qamar Hadi, directora de la escuela superior Shirino en Kabul (Afganistán). El Ministerio de Educación afgano ha construido más de 1.000 nuevas aulas en 48 escuelas de Kabul con apoyo de UNICEF y de 24 millones de dólares del Gobierno de Japón.

Con las nuevas aulas ha aumentado el número de niños matriculados en la escuela y han mejorado las tasas de permanencia.

“En las nuevas aulas, estamos más cómodos que en las otras”, dice Akil, de 14 años. “Ahora tenemos una silla para cada estudiante. Antes había una silla para cada tres estudiantes y era muy pesado. El nuevo edificio es muy bueno para nosotros”.

Sin embargo, las propias aulas son solamente una parte del proyecto. Otras mejoras para crear un entorno de aprendizaje seguro, saludable e higiénico incluyen la construcción de muros de separación, zonas de recreación, puntos de agua y letrinas separadas para niños y niñas. Proporcionar un entorno seguro, atractivo y saneado es importante para mejorar la matriculación y la permanencia de las niñas, como lo han demostrado numerosos estudios y experiencias en diversos países.

Medidas fundamentales para el desarrollo

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una estudiante en la escuela superior Shirino en Kabul (Afganistán). Las aulas recién construidas forman parte de la iniciativa “Mil aulas” financiada por el Gobierno de Japón.

En todo Kabul también está mejorando la calidad de la educación. En seminarios organizados por UNICEF, más de 3.000 maestros han aprendido los principios de un aprendizaje centrado en el alumno. Los seminarios ofrecen a los maestros las aptitudes necesarias para garantizar que las lecciones se centren en la capacidad del niño, estimulen su interés y su participación en las actividades del aula y aborden los problemas del alumno.

Además, UNICEF lleva a cabo seminarios para representantes estudiantiles y comités comunitarios con el fin de alentar su participación en la gestión de las escuelas locales. En las escuelas ya se han comenzado a observar los resultados de estas mejoras.

Una mejor educación es una medida fundamental para el progreso del desarrollo en Afganistán. Después del éxito de este proyecto, UNICEF tiene la intención de introducir conjuntos de escuelas acogedoras para la infancia en otras 500 escuelas de Afganistán durante este año escolar, para que más miles de niños y niñas de este país puedan beneficiarse de una mejor educación.

 


 

 

Escuelas acogedoras para la infancia

Aprenda más sobre las escuelas acogedoras para la infancia y la educación de calidad

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda