Afganistán

Afganistán inaugura su primera semana nacional de vacunación dando prioridad a los niños

La infancia es prioritaria

Imagen del UNICEF
© UNICEF Afghanistan/2010/Walther
En Jalalabad, Afganistán, un agente sanitario hace una marca en la mano de un niño que acaba de ser vacunado para prevenir que sea inmunizado dos veces.

Por Cornelia Walther

KABUL, Afganistán, 27 de abril de 2010 – La primera semana nacional de vacunación infantil, inaugurada hace dos días, constituye un importante paso adelante en materia de mejoramiento de la salud de los niños y niñas africanos.

La ceremonia inaugural se celebró en Kabul el 25 de abril y coincidió con la celebración del “Día mundial del paludismo”. UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) colaboran con el Gobierno de Afganistán para garantizar que todos los niños y niñas afganos reciban protección contra varias enfermedades potencialmente fatales.

Avances en materia de inmunización

 “Hay que proteger a todos los niños y niñas contra las enfermedades”, afirmó Catherine Mbengue, Representante de UNICEF en Afganistán. “El cuidado de los niños enfermos requiere grandes inversiones de tiempo y recursos que se podrían aprovechar con mejores resultados si se usaran para las labores de prevención e inmunización de los menores contra el sarampión, la poliomielitis, el tétanos y la gripe”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Afghanistan/2010/Walther
Una niña afgana de corta edad recibe la vacuna antipoliomielítica oral bivalente.

 “Eso es algo que sólo podremos lograr si aunamos esfuerzos”, añadió la Representante de UNICEF.

“Cada año, unos 180.000 lactantes quedan sin vacunar durante las campañas ordinarias de inmunización de Afganistán”, explicó Peter Graaf, Representante de la OMS en este país.

Algunos de los niños que no quedan vacunados viven en regiones inseguras, donde carecen de acceso a los servicios básicos de atención de la salud. Otros no son vacunados debido a que sus familias o comunidades no están al tanto de la importancia de la inmunización”.

A pesar de ello, en Afganistán se han realizado grandes avances con respecto a la inmunización contra las enfermedades prevenibles mediante la vacunación. Entre los logros obtenidos figura el establecimiento en 2006 de un eficaz “Sistema de detección precoz de las enfermedades”, que consiste en una red nacional de vigilancia. Se ha logrado asimismo una importante ampliación de la cobertura de inmunización contra el sarampión y se introdujeron las vacunas contra la hepatitis B y la gripe.

En la actualidad, más de 2.700 vacunadores ofrecen servicios de inmunización en puestos sanitarios fijos o por medio de programas de difusión y de equipos móviles de vacunación. Además, en 2009 se llevaron a cabo “días de inmunización” en los que se realizaron seis ciclos de vacunación contra la poliomielitis que brindaron protección a unos 7,5 millones de niños y niñas menores de cinco años.

Conflictos armados y otros obstáculos

“Entre los principales obstáculos que dificultan la vacunación de los niños figuran los problemas de acceso a las comunidades afectadas por la violencia y las enormes distancias que separan a los agentes sanitarios de algunos sectores de la población”, comentó el Dr. Eric Laroche, Subdirector General de la OMS para Acción Sanitaria en las Crisis de la OMS. “Pero hemos descubierto que todas las partes en pugna pueden ponerse de acuerdo cuando se trata de prestar servicios a toda la población y de dar prioridad a la salud de los niños”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Afghanistan/2010/Walther
Un grupo de niños y representantes de UNICEF, el Gobierno de Afganistán y la Organización Mundial de la Salud participan en Kabul en la inauguración de la primera semana nacional de vacunación del país.

Otro de los problemas sanitarios de Afganistán es el paludismo, causa importante de morbilidad y mortalidad en todo el país. Solamente en 2009, en Afganistán se registraron unos 400.000 casos de esa enfermedad.

Cuando las autoridades sanitarias afganas y sus aliados decidieron que la primera semana nacional de vacunación en la historia de este país se inaugurara el “Día mundial del paludismo”, quisieron destacar la importancia prioritaria que reviste la lucha contra esa enfermedad. Afganistán cuenta con un programa nacional de lucha contra el paludismo, cuyo objetivo consiste en erradicar la enfermedad de las provincias septentrionales en el curso de los próximos cinco años.

“Al iniciar esta semana de inmunización, volvemos a convocar a todos nuestros aliados para que, juntos, demos prioridad absoluta a la prevención de las enfermedades, ya se trate de la poliomielitis, del sarampión o del paludismo”, señaló Mbengue. “Unidos, podemos proteger a nuestros niños en 2010 y en el futuro”.


 

 

Búsqueda