Afganistán

Las maestras ayudan a reconstruir el sistema educativo del Afganistán

Imagen del UNICEF
© UNICEF Afghanistan/2007
Ceremonia de inauguración de las nuevas maestras contratadas en la Provincia de Herat, Afganistán; un total de 391 maestras asistieron a un seminario de capacitación de 13 días.

Por Mohammad Rafi

KABUL, Afganistán, 8 de junio de 2007 – Durante la época en que estuvieron en el poder en el Afganistán, los talibanes prohibieron el trabajo de muchas maestras y la asistencia de un gran número de niñas a la escuela. Pero todo esto ha cambiado considerablemente.

La caída de los talibanes a finales de 2001 fue un momento histórico que produjo muchos cambios, entre ellos varias iniciativas educativas en numerosas comunidades del país, que recibieron apoyo de UNICEF. Y con el éxito de estas iniciativas se ha producido también una necesidad cada vez mayor de maestras y maestros.

“Cuando comencé a enseñar, no sabía nada de la profesión”, dice Toorpaikai Roshangar, una maestra de segundo grado de la escuela para niñas Lamia-i-Shaheed en Kabul.

Durante los últimos cinco años, la Sra. Roshangar ha participado en cinco seminarios de capacitación que recibieron apoyo de UNICEF y el Ministerio de Educación. Los seminarios se han centrado en labores de orientación sobre libros de texto, desarrollo infantil, aptitudes para gestionar el aula y técnicas pedagógicas centradas en los niños y niñas.

“Solamente tenía una educación de 12mo grado sin conocimientos para enseñar”, dice la Sra. Roshangar. “Gracias a estos seminarios de capacitación, recibí las aptitudes y los conocimientos necesarios sobre métodos de enseñanza. Ahora puedo entrar en un aula con confianza”.

Una mayor demanda de educación

En 2002, con la apertura de nuevas escuelas con motivo de la campaña de regreso a la escuela, muchos niños y niñas –especialmente estas últimas– pudieron acudir a clase por primera vez en varios años. El aumento en la matriculación escolar demostró una demanda de la educación sin precedentes en la historia del Afganistán.

El programa educativo comenzó con el objetivo de matricular a alrededor de 1,5 millones de niños y niñas en 2002. A finales de ese año, esa cifra había aumentado a 3 millones de alumnos, de los cuales un 30% eran niñas.

Este año, unos 6 millones de niñas y niños afganos asisten a clase, lo que representa una mayor presión sobre los escasos recursos educativos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Afghanistan/2007
Estudiantes de segundo grado en la escuela para niñas Lamia-i-Shaheed en Kabul, Afganistán.

Mejorar la calidad de los maestros

Hace cinco años, solamente alrededor de un 15% de los maestros de las escuelas del Afganistán se habían graduado en academias de formación pedagógica. Inicialmente, UNICEF prestó apoyo al Ministerio de Educación en la organización de un curso de actualización de 10 días para 50.000 maestros de escuela primaria, dedicado al lenguaje, la pedagogía y la concienciación sobre el peligro de las minas terrestres.

Desde entonces, UNICEF ha prestado apoyo a la capacitación de maestros, que abarca tanto los centros oficiales como las escuelas comunitarias en todo el país.

UNICEF y sus aliados también apoyan al Gobierno del Afganistán en la preparación de un amplio sistema de formación de maestros de educación primaria, que incluye estrategias para aumentar el número de maestras. Se ha demostrado que un aumento en la cantidad de maestras sirve de incentivo a la matriculación y a la asistencia de las niñas a la escuela.

“La campaña para mejorar la calidad de las maestras es también una medida destinada a asegurar que las niñas sigan regresando al aula, y a reducir el riesgo del abandono escolar entre las alumnas que ya se han matriculado”, dijo la Representante de UNICEF en el Afganistán, Catherine Mbengue.

El futuro de la generación

Para satisfacer la necesidad de más maestros cualificados, el Ministerio de Educación y UNICEF han planeado establecer academias de capacitación de maestros en las 34 provincias del país. Las academias forman parte de una importante inversión en la estructura pedagógica, que incluye la creación de un nuevo plan de estudios, de acreditación de maestros y de redacción de libros de texto para estudiantes de la escuela primaria.

UNICEF ha proporcionado apoyo en labores de construcción, mobiliario para bibliotecas, artículos de papelería y computadoras para nueve academias de capacitación de maestros.
En 2007, UNICEF tiene como objetivo capacitar a 30.000 maestros para familiarizarles con un nuevo plan de estudios y con los nuevos libros de texto centrados en el niño y sensibles en materia de género. También está en marcha un curso de alfabetización para unas 62.500 mujeres y la capacitación de más de 180.000 maestras recientemente contratadas.

Con un enfoque en la capacitación de maestras y la matriculación de las niñas en el Afganistán, UNICEF se pone al frente del futuro educativo de toda una generación.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda