Túnez

Más familias se refugian en las zonas fronterizas de Túnez debido a la violencia en Libia

Por Najwa Mekki

RAS JDIR, Túnez, 14 de marzo de 2011. Saida, de seis años de edad, no ve a sus amigas y amigos desde que comenzaron los disturbios en Libia. Sus amigas ignoran que Saida y sus padres se encuentran en un campamento en la localidad de Ras Jdir, en la región fronteriza entre Túnez y Libia.

VÍDEO (en inglés): 10 de marzo de 2011. Un informe de UNICEF sobre el creciente número de familias que cruzan la frontera de Libia con Túnez huyendo de la crisis libia.  Véalo en RealPlayer

 

Lamentablemente, ésta no es la primera vez que Saida vive la dura experiencia de la emigración. Cuando tenía apenas ocho meses de edad, sus padres, Samia y Said, abandonaron Etiopía, donde se habían establecido tras escapar de la violencia en Somalia y se instalaron en Sudán.

Dos años después, la familia volvió a ponerse en marcha, en esta ocasión rumbo a Libia. “Nos enteramos que desde allí se podía viajar por mar hasta Europa, de manera que decidimos intentarlo, para que nuestros hijos tuvieran un futuro mejor”, cuenta Samia.

Sin embargo, la embarcación que debía llevarlos a Europa nunca apareció y la familia se quedó en Libia hasta hace pocos días, cuando volvió a ponerse en marcha debido al temor y a la violencia.

Niños vulnerables

Aunque en los últimos días el número de desplazados que llegan a Ras Jdir ha sido relativamente bajo –de unas 2.000 personas por día, un número mucho menor que las 10.000 que llegaban al comienzo de la crisis– ha aumentado el número de familias. Actualmente, el campamento alberga a unas 160 familias con 70 niños.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Tunisia/2011/Ramoneda
Un equipo de trabajadores sociales de UNICEF presta ayuda a Munir, de dos meses de edad, y a su tía Warda, que acaban someterse a un examen médico en el campamento de refugiados de Ras Jdir, en Túnez.

Saida desea ir a Europa y vivir cerca del mar. Mientras tanto, sus días transcurren en el campamento, donde la mayoría de los niños y niñas tiene menos de cinco años de edad.

Uno de esos niños es Munir, de apenas dos meses. Su madre murió cuatro días después de darle a luz en un parto prematuro. Munir llegó al campamento hace cuatro días en compañía de su tía Warda, su padre y otros cuatro integrantes de su familia.

UNICEF ha enviado un equipo de psicólogos y trabajadores sociales para brindar orientación y apoyo a las familias a la zona fronteriza. Al llegar a suelo tunecino, Munir fue atendido por un pediatra en el terreno, y luego fue remitido a un hospital de la región donde aún permanece internado en condiciones estables.

Más suministros

UNICEF y la organización Save the Children brindan capacitación a un segundo equipo de psicólogos, con el fin de que se pueda disponer permanentemente de personal experto. UNICEF también aumenta sus operaciones de suministro con el propósito de satisfacer un posible aumento de las necesidades, además de prestar ayuda humanitaria en Libia no bien se autoricen esas operaciones. La ayuda que se prestará en Libia cubrirá las necesidades de la población en materia de higiene, salud, saneamiento ambiental y desarrollo y protección en la primera infancia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
En un campamento de Ras Jdir, en la zona fronteriza entre Túnez y Libia, se brinda ayuda a más de 160 familias con más de 70 niños y niñas.

Asimismo, se siguen realizando gestiones y actividades que ayuden a regresar a sus países de origen a los casi 135.000 migrantes que llegaron a Túnez procedentes de Libia. Todas las personas de origen egipcio que se encontraban en el campamento ya han regresado a su país y ahora se planifica la repatriación de más de 11.000 migrantes provenientes de Bangladesh que aún permanecen en el lugar.

No obstante, para los migrantes de otras nacionalidades que huyeron del conflicto en Libia, como los somalíes y eritreos, la dura experiencia que están viviendo será más prolongada, ya que permanecerán aquí hasta que otras naciones acepten darles refugio.


 

 

Búsqueda