Timor-Leste

Las escuelas de Timor-Leste superpobladas de alumnos que huyeron de la violencia en la capital

Imagen del UNICEF
© Timor-Leste/2006/Ruiz
Varios niños cantan frente a la escuela primaria Don Bosco, localizada en Baucau, Timor-Leste. Aunque la escuela sirve de albergue a unas 350 personas desplazadas de Dili, continúa funcionando como establecimiento de enseñanza, y a la misma asisten algunos de los niños y niñas desplazados.

Por Tani Ruiz

BAUCAU, Timor-Leste, 3 de julio de 2006 – Más de 700 estudiantes secundarios que huyeron de la violencia en Dili, la capital de Timor-Leste, comenzaron a asistir el mes pasado a escuelas del distrito oriental de Baucau. Desde entonces, las tres escuelas secundarias de Baucau, la capital del distrito, hacen frente a una situación de superpoblación escolar.

A fines de mayo, y como resultado del incremento de la violencia en Dili, se habían instalado en el Distrito de Baucau unas 25.000 personas, que constituyen una tercera parte del número aproximado de pobladores que huyeron de la capital. Durante el desarrollo de la crisis, en Baucau ha reinado más tranquilidad que en la capital, ya que aquí no se han registrado incidentes de violencia y la mayoría de los servicios continúa en funcionamiento.

El gobierno ha ordenado a todas las escuelas primarias del Distrito de Baucau que acepten a todos los niños y niñas desplazados provenientes de Dili. Aunque no se sabe a ciencia cierta cuál es el número de estudiantes primarios que se han sumado de esa manera a las escuelas de Baucau, en un establecimiento primario de la capital del distrito el personal se esfuerza por asimilar a 160 alumnos adicionales.
En otro establecimiento de enseñanza primaria, la escuela Don Bosco, las clases continúan a pesar de que las instalaciones albergan a más de 350 personas desplazadas.

Instalaciones sobrecargadas

De los 150 docentes que llegaron al Distrito de Baucau desde la capital, 120 ya desempeñan sus funciones en escuelas primarias, secundarias y de formación profesional. A pesar de que los exámenes nacionales se tomarán este mes tal cual estaba planificado, en algunos distritos sufrirán una breve demora.

Entretanto, las escuelas del distrito no cuentan con sistemas de saneamiento adecuados y carecen de elementos básicos, desde mobiliario y útiles escolares hasta alimentos para los estudiantes.

“Si sigue aumentando el número de alumnos, ninguna instalación escolar podrá dar abasto. ¿Adónde vamos a poner a todos esos nuevos estudiantes?”, se pregunta Rodolfo Henrique Aparicio, Superintendente de Educación del Distrito de Baucau.

UNICEF colabora con el Gobierno de Timor-Leste en la reconstrucción del sistema de educación primaria y brinda apoyo en materia de suministro de agua saneamiento, atención de la salud y protección de la infancia.


 

 

Búsqueda