Tailandia

Huérfana por culpa del "tsunami", una niña de Tailandia encuentra nuevas esperanzas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Thailand/2009/Estey
La niña de nueve años Pimolpan en la escuela de la provincia de Phang Nga.

Por Rob McBride

PROVINCIA DE PHANG NGA, Tailandia, 23 de diciembre de 2009 – En un remoto rincón de la provincia de Phang Nga, Pimolpan de nueve años y su tía, Sanit Boontam, hablan silenciosamente en el pórtico de su pequeño hogar. Sin embargo, no siempre ha sido así.

 Vea el VÍDEO

Cuando Pimolpan tenía dos años, su madre murió del VIH/SIDA. Hace cinco años, ella perdió a su padre por culpa del maremoto. Cuando Pimolpan vino por primera vez para vivir con su tía, ella todavía gateaba y se asustaba por todo.

"Al principio ella hasta rechazaba la leche," dijo  Boontam. "Pero cuando vio a mis dos niños abrazarme, finalmente ella quiso hacer lo mismo porque ella echaba tanto de menos a su madre".

Una nueva vida

A pesar de su terrible pérdida, Pimolpan ha asentado en su nueva vida. Rinde en la escuela. Sentada junto a sus compañeros de clase y está atenta y llena de vida.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Thailand/2009/Estey
Pimolpan y su tía, Sanit Boontam, lavan platos juntas en el exterior de su hogar en la provincia de Phang Nga.

"Me gusta la escuela muchísimo, y las matemáticas son mi asignatura favorita", dijo Pimolpan. "Tengo a muchos amigos allí y disfruto jugando."

En Phang Nga, UNICEF brinda apoyo a un proyecto piloto en la supervisión de la protección infantil. Desde el maremoto, los servicios de protección infantil se han ampliado y mejorados en éste y en otros distritos afectados, beneficiando a Pimolpan y a muchos otros niños. 

El proyecto contrata a trabajadores sociales y los capacita a escala comunitaria para supervisar el bienestar de los huérfanos y para garantizar que otros niños vulnerables reciban atención y el apoyo.

Un monumento conmemorativo vivo

Los sistemas de protección infantil puestos en práctica aquí están se están ampliando hasta escala nacional: un monumento vivo en memoria de aquellos que murieron hace cinco años.

En una playa cercana, una pared conmemorativa permanente de las víctimas del maremoto destaca la naturaleza internacional de la tragedia en Tailandia. Entre los nombres y las fotos de los muchos que murieron, el monumento registra la pérdida de turistas procedentes de países de todo el mundo. Muchas de las fotografías son de niños.

Para una muchacha tailandesa de nueve años, el dolor persiste pero se ha hecho soportable. Detrás en su pórtico, las pequeñas manos de Pimolpan masajean la espalda de su tía.

"Ella me mira hacer esto y lo imita," explica Boontam. Mediante los masajes que ofrece a sus vecinos esta cuidadora carismática gana su sustento, el de sus dos hijos y Pimolpan. La paga es escasa, pero el ambiente de familia de cariño que este trabajo brinda es realmente inestimable.


 

 

Vídeo (en inglés)

17 de septiembre de 2009: El corresponsal de UNICEF, Rob McBride, informa sobre el apoyo brindado por UNICEF a los huérfanos que dejo tras de sí el maremoto ocurrido en el océano Índico hace cinco años.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Tsunami: 5 años después

Búsqueda