Darfur (Sudán/Chad). Región en crisis.

 

El arte fomenta la recuperación de los niños de Darfur

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sudan/2005/Noorani
Un niño en el campamento de Nyala, en Darfur.

Por Maya Dollarhide

DARFUR, Sudán, 23 de junio de 2005 – El conflicto que se desarrolla en la región sudanesa de Darfur afecta a 1,5 millones de niños y niñas, aproximadamente. Muchos de ellos han sido testigos de atrocidades terribles, como la violación y el asesinato de sus propios familiares.

Muchos también han sido víctimas directas de la violencia, ya que se han registrado violaciones sexuales de niñas, y niños y niñas han resultado heridos o muertos. Muchos han debido huir con sus familias de sus aldeas consumidas por las llamas.

Decenas de miles de niños y niñas que han sido víctimas o testigos de la violencia viven actualmente en los campamentos, donde se les suministra refugio, alimentación y hasta educación. Pero siguen padeciendo las consecuencias psicosociales de sus experiencias traumáticas. UNICEF colabora con diversas organizaciones no gubernamentales, la Unión Africana y los aliados del sistema de las Naciones Unidas en pro de la recuperación de la niñez de Darfur.

“Estos niños y niñas tienen lesiones psicológicas muy profundas. Probablemente tendrán que vivir con ellas durante el resto de sus vidas. Y eso constituye, precisamente, el aspecto más trágico de esta situación de emergencia”, afirmó Keith McKenzie, Representante de UNICEF en la región de Darfur.

Imagen del UNICEF
Algunas de las obras reflejan la violencia que sufrieron y presenciaron muchos niños y jóvenes en Darfur.

UNICEF y sus aliados brindan apoyo a más de 173 “centros acogedores para los niños” que funcionan en los campamentos y en los que los niños y las niñas tiene acceso a equipos y materiales las para actividades deportivas, la educación y las artes. Una simple caja de lápices a veces es suficiente para que un niño o una niña pueda expresar sus sentimientos y emociones.

Los dibujos cambian a medida que avanza la recuperación

Los dibujos que realizan los niños y las niñas que llegan a los campamentos constituyen un testimonio conmovedor de lo que han visto y experimentado. En los trabajos predominan las imágenes de violencia y dolor relacionadas con el conflicto, como las aldeas en llamas y personajes a caballo que disparan contra multitudes.

Imagen del UNICEF
Una obra artística de un niño del campamento de Al-Riyad, en Darfur.

El arte es una de las vías mediante las cuales los niños y las niñas pueden confrontar y superar sus traumas. “La posibilidades de “contar” sus pesadillas en esos dibujos ayuda a la recuperación de los niños y las niñas”, explicó el Sr. McKenzie. “Les resulta más fácil expresar sus emociones sobre el papel, ya que les cuesta mucho describirlas con palabras”.

Después de cierto tiempo, comienza el proceso de recuperación y los dibujos de los niños y las niñas comienzan a cambiar. “Empiezan a aparecer las flores, los pájaros y diversas escenas de la vida normal”, agregó el Sr. McKenzie. “Dan a conocer sus esperanzas y aspiraciones en colores sobre el papel”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sudan/2005/ El Tigani
En el teatro al aire libre de Wali, en la ciudad de Nyala, en la región meridional de Darfur, un grupo de niños y niñas canta por que en Darfur reine la paz.

Arte y festejos con motivo del Día del Niño Africano

UNICEF y sus aliados también emplean las artes escénicas para ofrecer apoyo psicosocial a la niñez de Darfur. Durante la celebración del Día del Niño Africano a principios de este mes, los niños y las niñas del campamento de Kalma, en la región meridional de Darfur, cantaron, bailaron, recitaron poemas y tocaron instrumentos musicales tradicionales.


 

 

Búsqueda