Namibia

UNICEF responde en Namibia ante un brote de poliomielitis que continúa cobrando víctimas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Namibia/2002
Un niño de corta edad es inmunizado en Namibia durante la campaña de eliminación de la poliomielitis de 2002. A pesar de que el país lleva a cabo campañas sistemáticas de inmunización y vigilancia de la poliomielitis, recientemente se han producido nuevos casos de esa enfermedad.

Por Sabine Dolan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 7 de junio de 2006 – Tras 10 años de ausencia en los que Namibia se vio libre de la poliomielitis, esa enfermedad ha reaparecido recientemente en ese país africano, donde hasta la fecha se han registrado 34 presuntos casos de esa enfermedad y siete muertes debidas a ella. El reciente brote del virus silvestre de la poliomielitis ha sido confirmado en cinco de las 13 regiones en que está dividido el país, aunque la mayoría de los casos se produjo en la capital, Windhoek, y en sus zonas aledañas.

Tres de esos 34 presuntos casos de parálisis repentina se encuentran bajo investigación, mientras que se ha confirmado que otros tres son, efectivamente, de poliomielitis. En la mayoría de los casos, los afectados son personas mayores de 20 años, lo que resulta muy inusual. El virus de la poliomielitis tiende en mayor medida a provocar la parálisis en los adultos que en los niños, y con más frecuencia suele ser fatal para las personas de mayor edad.

Los datos obtenidos hasta ahora indican que los adultos afectados por el brote en Namibia no habían sido inmunizados contra la poliomielitis, o no habían recibido suficientes vacunas contra esa enfermedad. Debido a que la poliomielitis afecta principalmente a los niños de corta edad, las campañas de vacunación suelen estar dirigidas con más frecuencia a los menores de cinco años que a la población en general.

La inmunización de la población amenazada

El brote se ha propagado a una velocidad preocupante. “Hay temor con respecto a la rapidez con que se extiende la enfermedad”, comentó Khin-Sandi Lwin, Representante de UNICEF en Namibia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ95-1126/Pirozzi
Una mujer pide turno para que su bebé reciba atención médica en un hospital regional de Opuwo, en Namibia septentrional. UNICEF suministra vacunas, entre ellas las de la poliomielitis, y otros materiales y elementos médicos al hospital.

“El aumento de un solo caso de poliomielitis a 34 en un lapso de dos semanas resulta bastante alarmante”, continuó diciendo la Representante de UNICEF. “Debido a que el brote amenaza a toda la población, es necesario inmunizar a todos los pobladores del país. Se trata de una población reducida distribuida en una superficie muy vasta, de manera que tenemos que llegar a cada una de las pequeñas comunidades del territorio nacional”.

UNICEF colabora con las autoridades sanitarias nacionales de Namibia en la planificación de una respuesta inmediata ante el brote.

“En estos momentos estamos aumentando a cinco millones el número de vacunas contra la poliomielitis que nos proponemos adquirir, y eso alcanza para dos ciclos de inmunización”, agregó la Sra. Lwin. “Ayudamos al gobierno a prepararse para la vacunación domiciliaria hasta en los confines más alejados del país, además de colaborar con la vacunación en puestos fijos en ciudades y pueblos”.

Para llevar a cabo una campaña de tal envergadura serán necesarios 1.500 equipos de vacunadores y 1.800 vehículos.

Las experiencias en materia de respuesta a brotes similares han demostrado que las campañas de vacunación rápidas y reiteradas dirigidas a sectores específicos de la población resultan altamente eficaces. Esas intervenciones generalmente detienen la propagación de los brotes en un plazo de seis a 12 meses.

Tres ciclos de inmunización

Aún no ha sido posible determinar el origen del brote el Namibia. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus puede haber llegado desde la vecina Angola, donde el caso más reciente de poliomielitis se registró en noviembre de 2005. Mientras el virus siga circulando en algún sitio, todos los países corren peligro de que penetre en su territorio.

Namibia cuenta con un programa de inmunización sistemática en pleno funcionamiento y cumple con las normas internacionales de vigilancia de la parálisis flácida aguda, que es un indicador de la poliomielitis.

La Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis –que encabezan la OMS, el Movimiento Rotario Internacional,  los Centers for Disease Control and Prevention de los Estados Unidos y UNICEF– ha logrado reducir la incidencia mundial de la enfermedad en un 99% desde 1978. En la actualidad, sin embargo esa iniciativa tiene un déficit de fondos de 85 millones de dólares para este año, y de 400 millones de dólares más para 2007 y 2008.


 

 

Audio (en inglés)

7 de junio de 2006: Khin-Sandi Lwin, representante de UNICEF en Namibia, se refiere al reciente brote de poliomielitis en ese país.
AUDIO escuchar

Enlaces

Lo que hace UNICEF en Namibia

Inmunización "y más": Erradicar la poliomielitis

Búsqueda