Mauritania

UNICEF y el Gobierno de Japón impulsan la “cadena de frío” en favor de la inmunización en Mauritania

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mauritania/2011
La Representante de UNICEF en Mauritania, Catherine Mbengue, destaca la colaboración con el Gobierno de Japón durante una ceremonia celebrada el 13 de julio para entregar equipos de refrigeración destinados a la conservación de las vacunas.

Por Brahim Ould Isselmou

NOUAKCHOTT, Mauritania, 18 de julio de 2011. Miles de niños en esta nación de África occidental no reciben vacunas cruciales porque no hay equipos suficientes para almacenar las vacunas y los medicamentos. En un esfuerzo por mejorar la cobertura de inmunización, UNICEF entregó la semana pasada equipos para la “cadena de frío”, que comprenden 118 unidades de refrigeradores y congeladores.

La entrega se produjo en un momento crítico. El año pasado, las tasas de inmunización en el país disminuyeron en un 40% a causa de las interrupciones en la cadena de frío, que es la cadena de los equipos con una temperatura controlada donde se almacenan y conservan los fármacos y vacunas.

El fuerte descenso en la cobertura de inmunización se produjo justo cuando Mauritania estaba en la etapa final de erradicación de la poliomielitis y la lucha contra el sarampión. Las dificultades que presenta el territorio de este extenso y escasamente poblado país, y las duras condiciones climáticas, se han sumado a este desafío.

Ceremonia de entrega

La entrega de los equipos de la cadena de frío formaba parte de un programa conjunto del Gobierno de Japón y de UNICEF para fortalecer la supervivencia infantil y los sistemas de desarrollo con el fin de contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para el plazo fijado en 2015. La entrega de los equipos tuvo lugar en una ceremonia oficial el 13 de julio con la presencia del Ministro de Salud mauritano, Ba Housseinou Hamady; el Embajador de Japón, Hiroshi Azuma; y la Representante de UNICEF en Mauritania, Catherine Mbengue.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mauritania/2011
El Embajador de Japón, Hiroshi Azuma; el Ministro de Salud, Ba Housseinou Hamady; y la Representante de UNICEF en Mauritania, Catherine Mbengue, inspeccionan equipos de refrigeración en un almacén de UNICEF.

Mbengue señaló que más de 46.000 niños menores de 11 años de edad no pudieron recibir las tres dosis necesarias de la vacuna pentavalente contra cinco enfermedades infecciosas en 2010 debido a problemas de la cadena del frío. El problema llevó a UNICEF, en cooperación con el Gobierno de Japón, a proporcionar los nuevos equipos al gobierno mauritano.

“El éxito de cualquier programa de vacunación depende de la solidez y continuidad de todos los eslabones de esta cadena”, expuso Mbengue.

Una alianza sólida

El Gobierno de Japón financió equipos de refrigeración en 2003 y 2004 pero el sistema no se había modernizado desde entonces. Ahora hay un compromiso renovado para conseguir que el programa ampliado de inmunización (PAI) –que abarca enfermedades que se pueden evitar mediante la vacunación como el sarampión, la difteria, la tos ferina, el tétanos, la poliomielitis y la tuberculosis– vuelva a funcionar para lograr los ODM.

“Japón decidió contribuir sustancialmente al suministro y almacenamiento de la cadena de frío, en colaboración con UNICEF”, afirmó el Embajador Azuma, “con el fin de proporcionar vacunas seguras y de calidad, y para llegar a cada niño en cada una de las zonas y regiones remotas”.

Esta alianza cada vez más sólida permite a UNICEF colmar las lagunas y complementar sus intervenciones, que se centran el fortalecimiento del PAI, la revisión de la cadena de frío y el mantenimiento y fomento de la capacidad en los servicios de inmunización.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mauritania/2011
El Embajador de Japón, Hiroshi Azuma, renueva el compromiso de su gobierno de trabajar en estrecha colaboración con UNICEF para promover los derechos del niño en Mauritania.

“El aprovechamiento y la mejora de la alianza es una prioridad para nuestro gobierno, con el fin de mejorar el estado de salud de la población en general, especialmente, de las mujeres y los niños”, dijo el ministro de Salud Hamady. “Tomaremos todas las medidas necesarias para garantizar la calidad de nuestras vacunas y el uso de esta cadena de frío de manera eficiente para promover nuestro programa de vacunación”.

Progreso hacia la equidad

La alianza para la inmunización en Mauritania abarca un amplio espectro en el que participan UNICEF, la Organización Mundial de la Salud, el Gobierno de Japón y otros aliados multilaterales y bilaterales. “Este equipo de la cadena de frío es oportuno pues estamos en el proceso de fortalecimiento del PAI y nuestros materiales están en mal estado, y en algunos casos fuera de servicio”, señaló el Dr. M’Bareck Ould Houmeid, coordinador nacional del PAI.

El programa, financiado por el Gobierno de Japón con 2 millones de dólares estadounidenses en 2011, ha contribuido al fortalecimiento de las capacidades del Programa Ampliado de Inmunización, la lucha contra la desnutrición, la promoción de prácticas familiares esenciales en el hogar y la provisión de suministros para escuelas e instituciones de protección de la infancia.

Estimulado por este apoyo –y por el compromiso de UNICEF con un enfoque basado en la equidad dirigido a los niños más pobres y desfavorecidos y sus familias– la alianza está ampliando su estrategia de supervivencia infantil para llegar a los niños y niñas más difíciles de alcanzar en todas las comunidades de Mauritania.


 

 

Búsqueda