Madagascar

Campaña auspiciada por UNICEF protege del paludismo a millón y medio de personas

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Rahantanirina Francette, madre de un niño de un año, participó en la campaña y volvió a impregnar su mosquitero con insecticida.

Por Kun Li y Sandrine Martin

ANTSIRANANA, Madagascar, 16 de noviembre de 2005 – El paludismo es la mayor causa de muerte entre los niños de Madagascar. Todos los días, unos 160 niños mueren en el país de enfermedades prevenibles, y más de un cuarto de este número de víctimas sucumbe debido al paludismo.

“El año pasado mi hermanito se puso muy malo con fiebre alta”, dice Derisy, una niña de 13 años de la aldea de Antsahalina, en la costa nororiental de Madagascar. “Mis padres lo llevaron al centro de salud, donde el médico dijo que tenía paludismo y le dio tratamiento. Ahora se encuentra bien, pero yo realmente tenía miedo, porque creí que moriría”, cuenta Derisy.

En la región de Sambava, donde vive Derisy con su familia, el paludismo es en muy endémico y su tasa de prevalencia asciende a un 20%. “¡Los mosquitos están en todas partes! Cuando hay luz puedo verlos y matarlos. Pero cuando está oscuro, es peligroso, porque pueden picarte y no los ves”, dice Derisy.

Para proteger a los niños y niñas de esta enfermedad mortal, UNICEF, junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Sanidad de Madagascar, inició recientemente una campaña en las zonas de la provincia de Antsiranana donde el paludismo es endémico.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Trabajadores sanitarios les enseñan a residentes de una aldea cómo tratar adecuadamente sus mosquiteros con insecticida.

“Tratar los mosquiteros con insecticida protege a las mujeres y niños que los usan, porque el insecticida mata al insecto por contacto. Esa es la razón por la que promovemos el tratamiento de los mosquiteros con insecticida”, dijo Francisco Bsili, Coordinador de Programas de UNICEF.

Pero hay que sumergir los mosquiteros en insecticida cada seis meses a fin de lograr los mejores resultados. La campaña, que comenzó en septiembre de este año, sirve para recordarles a las familias que deben volver a tratar sus mosquiteros. El proceso de reinmersión [de los mosquiteros en el insecticida] es relativamente sencillo. Con la ayuda de trabajadores sanitarios, los vecinos de la aldea pueden aprender rápidamente lo fácil que es tratar sus propios mosquiteros.

La aldea donde vive Derisy es una de las últimas en participar de la campaña. “Debido a que mi madre está embarazada, no es recomendable que ella toque el insecticida. Así que yo misma me ocupé de volver a sumergir el mosquitero”, dice Derisy. “Resulta bastante fácil de hacer, pero una tiene que ser cuidadosa con la dosis de agua y ponerse guantes. Cuando la mezcla del agua y el insecticida está lista, entonces sumerges el mosquitero en la palangana y lo dejas allí unos diez minutos. Después de eso, lavas el mosquitero con agua y jabón”, explica la niña.

Al final de la campaña, un total de 240.000 mosquiteros fueron reimpregnados de insecticida, para beneficio de casi 1,5 millones de personas.

 “Ahora siempre duermo debajo de un mosquitero y nunca me he enfermado de paludismo, ¡así que realmente funciona!”, termina diciendo Derisy.


 

 

Vídeo (en inglés)

16 de noviembre de 2005:
Misbah Sheikh, corresponsal de UNICEF, informa sobre una campaña en Madagascar para enseñar a la gente a reimpregnar sus mosquiteros de insecticida.

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda