República Popular Democrática de Corea

Seis millones de niños y niñas inmunizados contra el sarampión en la República Popular Democrática de Corea

Imagen del UNICEF
© UNICEF DPR Korea/2007
Un niño de corta edad recibe la vacuna contra el sarampión durante la campaña de inmunización infantil a gran escala que se llevó a cabo en la República Popular Democrática de Corea.

HAMYONG MERIDIONAL, República Popular Democrática de Corea, 29 de marzo de 2007 – Con ayuda de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, el Gobierno de la República Popular Democrática de Corea llevó a cabo una gran campaña de inmunización infantil contra el sarampión.

El Dr. Majeed Ezatullah, Jefe de Salud y Nutrición de la Oficina de UNICEF en la República Popular Democrática de Corea, informó que del 16 al 18 de marzo, en la primera etapa de la campaña de emergencia destinada a vacunar a 16 de los 22 millones de habitantes del país, se inmunizó a seis millones de niños y niñas de seis meses a 15 años de edad.

El funcionario agregó que en la segunda etapa de la campaña, que se pondrá en marcha el 10 de abril, se tratará de inmunizar a otros 10,2 millones de pobladores de 16 a 45 años de edad.

El ambicioso proyecto se lleva a cabo como respuesta a un reciente brote de sarampión que afectó a más de 3.500 personas, en su mayoría niños. Diversos informes indican que dos lactantes y otros tantos adultos murieron debido a la enfermedad y que más de un millar de personas debieron ser internadas en hospitales y clínicas.

Conocer los síntomas

Han Pil Nyo, cuya hija de seis meses de edad, Kim Il Gyong, está internada en el Hospital Pediátrico de la Provincia de Hamgyong Meridional, les contó a los integrantes de un equipo de UNICEF de visita en el establecimiento que la niña luchaba por su vida tras haber contraído el sarampión.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DPR Korea/2007
En el Hospital Pediátrico de la Provincia de Hamgyong meridional, el Dr. Majeed Ezatullah, de la Oficina de UNICEF en la República Popular Democrática de Corea, conversa con Han Pil Nyo, cuya hija de corta edad recibió tratamiento contra el sarampión.

“En febrero de 2007, mientras escuchaba un programa de una emisora de radio local, me enteré de cuáles son los síntomas de la enfermedad llamada sarampión”, comentó. “En el programa se solicitó a los pobladores que informaran cuanto antes a sus médicos familiares sobre cualquier caso de sarpullido y fiebre”.

La Sra. Han agregó que una mañana al despertarse descubrió que su hijita tenía alta temperatura y una erupción en la piel. De inmediato llevó a la niña al doctor, que la remitió al puesto de higiene antiepidémica local, ya que la bebé tenía tos y complicaciones pulmonares. Los médicos de ese puesto sanitario la enviaron entonces al Hospital Pediátrico de la Provincia de Hamgyong Meridional.

Las respuestas inmediatas salvan vidas

“Para entonces, mi hija estaba muy decaída y tenía la cara cubierta de transpiración. Había dejado de ingerir líquidos y tenía una fuerte tos”, añadió la Sra. Han secándose las lágrimas de las mejillas. “Espero que mejore y que recupere sus fuerzas para cuando regresemos a nuestro hogar”.

“Me alegra que el fin de semana próximo todos los niños y niñas del país estarán protegidos del sarampión”, apuntó uno de los doctores que atienden a la niña, “y que ninguno de ellos tendrá que pasar por lo que está pasando ahora la pequeña Kim”.

Gracias a la respuesta inmediata del Gobierno y a la colaboración de UNICEF, que obtuvo recursos y organizó el envío de las vacunas a la República Popular Democrática de Corea apenas dos semanas después de que el Gobierno de ese país anunciara un brote nacional de esa enfermedad, millones de niños menores de 15 años están ahora a salvo del sarampión.


 

 

Búsqueda