Inmunización

Ampliar la cobertura de vacunación

OBJETIVO: Garantizar que antes de 2010 la vacunación sistemática de los menores de un año alcance un 90% a nivel nacional y cubra, por lo menos, el 80% de cada distrito o de la unidad administrativa equivalente. Ampliar los beneficios de las vacunas nuevas y perfeccionadas a los países necesitados y suministrar dos veces al año suplementos de vitamina A o alimentos enriquecidos en los casos que sean necesarios.

El reto

Cuando se creó el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) en 1974, menos del 5% de la población infantil mundial había sido vacunada de las seis enfermedades mortales (polio, difteria, tuberculosis, tos ferina, sarampión y tétanos). En la actualidad, el 79% de las niñas y niños reciben estas vacunas salvavidas y un número creciente de ellos están también protegidos por vacuna nuevas y las insuficientemente utilizadas, como la de la hepatitis B.

Sin embargo, una cuarta parte de la población infantil –unos 26 millones de menores de cinco años– no están inmunizados contra estas enfermedades mortales. No se alcanzaron las fechas límites para eliminar el tétanos maternal y neonatal y la certificación de erradicación global de la polio antes del 2005.

La solución

El mantenimiento es la clave de la próxima fase hacia la inmunización. UNICEF es uno de los principales asociados de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI), una alianza de largo alcance entre los sectores públicos y privados dedicada a aumentar el acceso a la vacunación infantil en los países pobres. La alianza trabaja para fortalecer y ampliar la vacunación sistemática y para apoyar la presentación de las vacunas nuevas y las insuficientemente utilizadas, incluidas las que protegen de la hepatitis B y de la enfermedad del Hib. Su objetivo final: establecer programas de vacunación que año tras año funcionen eficazmente como parte de unos sólidos sistemas de salud de atención primaria.

UNICEF aúna sus esfuerzos con los gobiernos y otros miembros asociados incluidos la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial, la Fundación Bill y Melinda Gates, la industria de producción de vacunas, asociaciones civiles, e institutos técnicos y de investigación de la salud para conseguir que el calendario de vacunación forme parte de la vida cotidiana de los niños y niñas. Se concede prioridad a los casi 40 países donde el número de personas que reciben vacunación sistemática es más bajo, y a los distritos dentro de aquellos países en donde la población infantil está menos protegida. Estas naciones prioritarias abarcan desde Indonesia hasta Sudán, pasando por la India y Afganistán.

En estos países, UNICEF ayuda a los jefes de la sanidad local a mejorar la organización y supervisión de las actividades de vacunación y a garantizar un suministro regular de vacunas, respalda la formación de personal sanitario y colabora con los dirigentes locales y los medios de información para educar a las comunidades y promover la inmunización. Se pone especial empeño en continuar la vacunación sistemática en regiones de infraestructura sanitaria pobre, con escasa accesibilidad o en conflicto bélico.

Progresos

  • La vacunación ha salvado más de 20 millones de vidas en las últimas dos décadas.
  • Cada año se inmunizan más de 100 millones de menores de cinco años, salvándose de este modo más de 3 millones de vidas anuales.
  • La tasa de mortalidad mundial atribuida al sarampión descendió al 78% desde unos 733.000 casos estimados en 2000 hasta los 164.000 en 2008.
  • El predominio de la polio ha disminuido dramáticamente desde 1990: el número de casos de poliomielitis por todo el mundo en 2009 era de 1.604 y en agosto de 2010 tan sólo 612 (fuente: OMS).
  • La cobertura de inmunización contra HepB e HiB ha aumentado desde 1990 – ahora más de 160 países incluyen HepB e HiB en sus listas de inmunización infantiles.

 

 

Búsqueda