Supervivencia y desarrollo infantil

Ante la constante reducción de la mortalidad en la infancia, UNICEF exhorta a que se redoblen los esfuerzos

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ07-1474/Khemka
Rama Kumari con su hijo de 11 días de edad en el hospital del distrito de Ilam, que se encuentra en la Región Oriental, una montañosa y apartada zona del Nepal, que es uno de los países que ha logrado mayores avances en materia de reducción de la mortalidad en la infancia.

Por Roshni Karwal

NUEVA YORK, Estados Unidos, 12 de septiembre de 2008 – Según los datos más recientes de UNICEF, el número actual de muertes de niños y niñas menores de cinco años es inferior a los de años anteriores. El número de niños y niñas de corta edad de todo el mundo que murieron en 2007 descendió a 9,2 millones, mientras que en 1990 se habían registrado 12,7 millones de muertes de menores de cinco años.

“La tasa mundial de mortalidad de menores de cinco años ha descendido más de un 60% desde 1960, y los datos más recientes demuestran que esa tendencia se mantiene”, afirmó Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, al anunciar los nuevos datos estadísticos.

El Dr. Peter Salama, Jefe de Salud de UNICEF, atribuyó la reducción en la tasa de mortalidad en la niñez al mejoramiento de la atención de la salud materna y a los programas de prevención y lucha contra las enfermedades.

“Botswana constituye un ejemplo muy importante de notable progreso por parte de un país con tasas muy elevadas de prevalencia del VIH en el que ha comenzado a disminuir la mortalidad de menores de cinco años”, explicó el Dr. Salama. “Creemos que esto se debe en realidad a que ese país ha logrado un enorme avance en materia de cobertura del tratamiento de los adultos con medicamentos antirretrovirales, así como una cobertura cada vez mayor de terapia infantil. Asimismo, Botswana tiene una cobertura muy elevada de prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0045/Turnley
Una madre con su hijo lactante en un puesto sanitario comunitario que recibe apoyo de UNICEF en la Provincia Septentrional de Sierra Leona, país con la tasa más elevada del mundo de mortalidad de menores de cinco años.

Progreso significativo

Otros países, como la República Democrática Popular Lao, Bangladesh, el Nepal y Bolivia, han logrado los mayores avances en lo que respecta a la reducción de la mortalidad en la infancia, ya que sus tasas de mortalidad de menores de cinco años han descendido más de un 50% desde 1990. Esos países están bien encaminados hacia la conquista del Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad en la infancia para 2015.

En África también se han logrado progresos significativos. En Eritrea, por ejemplo, la tasa de mortalidad de menores de cinco años se ha reducido en el 52% en los últimos 17 años.

En ese mismo plazo, Malawi, Mozambique, el Níger y Etiopía han registrado disminuciones del orden del 40%.

Pese a esos avances, África sigue siendo el continente con el promedio de tasas de mortalidad en la infancia más elevado del mundo. Las naciones subsaharianas registran casi la mitad de todas las muertes de menores de cinco años del mundo, pese a que en esa región sólo se produce el 21% de los nacimientos del planeta.

Sierra Leona es la nación con la tasa de mortalidad de menores de cinco años más elevada del mundo. En ese país, 262 de cada 1.000 niños y niñas nacidos vivos mueren antes de su quinto cumpleaños.

Las causas de la mortalidad en la infancia

Los recientes datos de UNICEF indican que las principales causas de la mortalidad del infancia son la neumonía, el paludismo, las enfermedades diarreicas, el SIDA y diversas enfermedades prevenibles mediante la vacunación, como el sarampión.

Otro factor que influye en gran medida en más de una tercera parte de las muertes de menores de cinco años es la desnutrición. UNICEF sostiene que para garantizar que todos los niños y niñas tengan oportunidad de sobrevivir es necesario redoblar los esfuerzos para satisfacer las necesidades de los lactantes, niños y niñas y mujeres en materia de nutrición y alimentación.

“Pese a que se han logrado avances, queda mucho por hacer”, dijo la Sra. Veneman.

“En la medida en que logramos más éxitos en algunos aspectos, nuestro trabajo se hace un poco más difícil”, añadió el Dr. Salama. “Al aumentar la cobertura de servicios básicos, los sectores de la población que no reciben los servicios que le corresponden a veces son los más difíciles de atender”.

Con el objetivo de que la mortalidad en la infancia siga disminuyendo en el futuro, UNICEF exhorta a que se dedique más atención a la salud de las madres y los recién nacidos y al fortalecimiento de los sistemas de atención básica de la salud en las regiones donde los niños y niñas de corta edad son más vulnerables.


 

 

Vídeo (en inglés)

12 de septiembre 2008: El corresponsal de UNICEF, Roshni Karwal, informa sobre las nuevas estadísticas que demuestran que las muertes infantiles continúan disminuyendo.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda