Inmunización

El UNICEF y la OMS se unen para garantizar la adecuada gestión de las vacunas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Nepal/2003/Guichard
Los empleados de un almacén de vacunas de Nepal preparan el inventario

NUEVA YORK, 8 de marzo de 2005 – Todos los años, las vacunas protegen a las tres cuartas partes de los niños y niñas del mundo contra las enfermedades infantiles. Si no se almacenan y manejan de forma adecuada, se corre el riesgo de que pierdan su potencia o, lo que es peor, de que queden totalmente inutilizadas.

“Las prácticas de gestión de vacunas no están al nivel óptimo. Cuando las vacunas resultan dañadas al nivel central, o caducan, pones en riesgo todo el programa de inmunización. Damos por sentado que los niños están inmunizados, pero no desarrollamos inmunización alguna en la sociedad”, explicó el Dr. Umit Kartoglu, Oficial Técnico de la Organización Mundial de la Salud.

Para contribuir a garantizar la integridad del suministro mundial de vacunas, la Organización Mundial de la Salud, en alianza con el UNICEF, desarrolló la iniciativa “Gestión eficaz para almacenar vacunas”, que anima a los países seguir unas normas concretas en lo referente a la gestión del equipo y las prácticas de formación.

Instituido en 2004, el programa se basa en diez criterios fundamentales establecidos por expertos en sanidad de la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra. Cada país participante debe cumplir unas normas mínimas en todas las esferas de la gestión de vacunas, entre ellas los procedimientos de llegada, almacenamiento, envío, transporte y distribución de vacunas. Los países son objeto de seguimiento durante un periodo de 12 meses, y si cumplen al menos un 80% de las nuevas normas se les concede un certificado.

Se ha concedido el certificado a dos de los 23 países evaluados hasta el momento: la Sultanía de Omán y la República de Moldova. Sin embargo, según el Dr. Kartoglu, muchos otros han mostrado señales prometedoras de estar avanzando.

La participación del UNICEF es parte integral del programa. “El UNICEF proporciona las vacunas. También proporcionamos el equipo de preparación necesario, y financiamos los cursos de formación que son parte de la gestión de vacunas. La OMS establece los criterios y las normas, y también contribuye al desarrollo del material de formación. En este sentido, ambos organismos se complementan mucho”, explicó el Dr. Ahmed Magan, Asesor Superior de Salud, Sección de Salud, División de Programas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2003/Kartoglu
Los alumnos aprenden sobre la distribución de vacunas mediante un juego de mesa.

La iniciativa ha dado lugar a una serie de cambios innovadores en la manera de educar al personal que trabaja sobre el terreno. Las sesiones de formación son más prácticas e incorporan herramientas didácticas tan poco convencionales como un juego de mesa estilo “Monopoly”. En algunos países, como en la Turquía natal del Dr. Kartoglu, la versión del programa de formación llamada “Gestión de vacunas sobre ruedas” lleva a los alumnos a visitas guiadas locales. Parques, restaurantes, e incluso piscinas, se convierten en aulas improvisadas. “Lo fundamental es que sea divertido”, dijo el Dr. Kartoglu.

Además de la formación, la iniciativa exige cambios significativos en las prácticas de almacenamiento primario de vacunas, puesto que allí es donde llegan las vacunas en un primer momento, y donde están más expuestas a un manejo incorrecto o a un almacenamiento inadecuado. Se da instrucciones a los almacenes para que proporcionen el suficiente espacio refrigerado, y mantengan las vacunas a temperaturas muy concretas.

Imagen del UNICEF
© WHO Turkey/2004/Gokhan Gurses
La exposición al calor puede dañar las vacunas. La temperatura recomendada de almacenamiento es de 2 grados centígrados.

“Cuando las vacunas se ven expuestas al calor, terminan por perder su fuerza; sin embargo, el mayor peligro en lo referente a temperatura es el riesgo de congelación, porque cuando una vacuna se congela, se estropea”, explicó el Dr. Kartoglu.

Estas medidas están en consonancia con el compromiso del UNICEF de obtener una inmunización a nivel mundial. “El UNICEF es el mayor proveedor de vacunas del mundo. Por tanto, para la organización es muy importante garantizar que dichas vacunas no sólo se suministran con normalidad, sino también que su empleo es seguro”, añadió el Dr. Magan.


 

 

Vídeo (en inglés)


2 de marzo de 2005:
El Dr. Umit Kartoglu, Oficial Técnico de la OMS, explica cómo funciona la iniciativa de Gestión de Vacunas

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Vídeo (en inglés)


8 de marzo de 2005:
El Dr. Ahmed Magan, Asesor Superior de Salud, Sección de Salud, División de Programas, habla de la participación del UNICEF en el programa de gestión de vacunas.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Búsqueda