Côte d'Ivoire

Se inicia el segundo ciclo de una campaña en gran escala contra la poliomielitis

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
En el lago Abi, en la región sudoriental de la Côte d’Ivoire, un equipo de vacunadores detiene una embarcación en tránsito para vacunar contra la poliomielitis a los lactantes a bordo.

Por Sarah Crowe

ABIDJÁN, Côte d’Ivoire, 12 de abril de 2005 – En un gran lago cercano a esta capital, que alguna vez fuera conocida como la París del África, dos botes de madera se ponen a la par por unos breves momentos, lo suficiente para que varios bebés pasen de una embarcación a la otra.

Las jóvenes mujeres con chalecos salvavidas anaranjados a bordo de uno de los botes vierten gotas de un líquido en las boquitas de los niños.

En el otro bote, las madres de los bebés se muestran muy felices, porque sus hijos acaban de recibir la vacuna contra la poliomielitis. Se trata de una de las muchas actividades que forman parte de una campaña en gran escala contra la poliomielitis cuyo objetivo consiste en inmunizar a todos los niños.

Solamente en Côte d’Ivoire, una nación sacudida por una grave crisis política, unos 27.000 vacunadores se desplegaron por todo el país para inmunizar a más de cinco millones de niños menores de cinco años en el ciclo más reciente de la campaña antipoliomielítica.

“En 2003 no hubo ningún caso de poliomielitis en el país, pero el año pasado se registraron 17 casos confirmados. Debido al conflicto, no pudimos impedir el regreso del virus al país, y a eso se debieron esos 17 casos", afirmó el Dr. Jeremie Ipo, Director de Salud del distrito de Adiake, en Côte d’Ivoire.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Un niño recibe la vacuna oral antipoliomielítica a bordo de un bote.

El brote de poliomielitis amenaza también a los países vecinos. En la frontera con Ghana, separada de Côte d’Ivoire por el río Tano, los voluntarios revisan e inmunizan a un gran número de niños que esperan su turno agobiados por el calor y la humedad. En Ghana no se ha registrado un solo caso de poliomielitis desde hace poco más de un año. Pero a pesar de que el país ha mantenido un firme sistema de inmunización periódica, ahora está amenazado debido a que los pobladores de origen Aowin, un pueblo que habita tanto en la Côte d’Ivoire como en Ghana, cruzan frecuentemente de un país a otro.

“Son un mismo pueblo. Hablan el mismo idioma, se casan entre ellos y, en algunos casos, desayunan allá y regresan a dormir aquí", comenta el Dr. Tanimola Akanda, asesor de la OMS, refiriéndose a la frontera con Ghana y a su influencia sobre la campaña de vacunación. “Debido a ello, resulta fundamental que la campaña se realice a ambos lados de la frontera. Sin embargo, la estrategia para eliminar la poliomielitis no es complicada. Nueve de cada 10 voluntarios que participan en esta campaña no son agentes sanitarios. En realidad, lo único que se necesita es que aprendan a suministrar las vacunas. Se trata de una campaña muy eficaz con relación a sus costos".

Las campañas que se llevan a cabo en la Côte d’Ivoire y Ghana forman parte de una enorme iniciativa de inmunización que cubre 23 naciones africanas de costa a costa. Durante el primer ciclo de estas campañas, que se llevó a cabo en febrero de este año, se vacunó a unos 90 millones de niños. Con el primer ciclo de inmunización domiciliaria se espera vacunar a unos 100 millones de niños, y se han planificado varios ciclos más para el resto del año.

En el pasado, la Côte d’Ivoire fue un modelo en materia de inmunización en una región políticamente inestable. Antes de la crisis política y el intento de golpe de estado que se desencadenó en septiembre de 2002, algunas regiones del país tenían tasas de cobertura de inmunización completa y sistemática cercanas al 90%. Pero debido a que muchos agentes sanitarios debieron huir, millones de niños dejaron de recibir servicios y los sistemas sanitarios prácticamente cesaron de funcionar.

La Unión Europea ha prestado apoyo al UNICEF con respecto al fortalecimiento de la infraestructura sanitaria, especialmente en las regiones más castigadas por el desorden político. La campaña contra la poliomielitis tiene una importancia fundamental para reactivar los sistemas sanitarios en crisis y al mejoramiento de las tasas de supervivencia de la niñez.


 

 

Vídeo (en inglés)

9 y 10 de abril de 2005:
Sarah Crowe, corresponsal del UNICEF, informa sobre las labores de los equipos de vacunación en la Côte d'Ivoire.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda