Angola

Angola combate un brote de poliomielitis mediante una campaña de inmunización en masa

Por Leonie Marinovich

LUANDA, Angola, 5 de noviembre de 2010 – La pequeña Georgina Luisa de Deus Nzongo sonríe, acaricia la mejilla de su padre y rompe a reír como cualquier otro bebé de su edad. Cuando crezca, sin embargo, Georgina no podrá correr, andar en bicicleta ni realizar muchas de las otras actividades físicas de las que disfrutará su hermana melliza. Las piernas de Georgina estarán paralizadas durante el resto de su vida.

VÍDEO (en inglés): 28 de octubre de 2010 - Leonie Marinovich, de UNICEF, informa sobre una campaña de vacunación contra la poliomielitis en Angola.  Véalo en RealPlayer

 

“El 19 junio, un día antes de cumplir un año, a Georgina le subió mucho la fiebre y por eso la trajimos al hospital”, recuerda su padre, Gabriel Zonga. “Para entonces, las mellizas recién empezaban a gatear y no nos dimos cuenta de lo que le estaba sucediendo a Georgina. Nos quedamos atónitos al enterarnos de que nuestra hijita tenía poliomielitis”.

El de Georgina fue uno de los 25 casos de poliomielitis registrados en Angola en lo que va del año. Todos ellos podrían haberse evitado fácilmente, ya que se trata de una enfermedad prevenible mediante la vacunación.

Plan de emergencia

Mediante la mejora del saneamiento ambiental y la aplicación de prácticas de higiene adecuadas se puede reducir notablemente la incidencia de nuevas infecciones de poliomielitis. Sin embargo, para eliminar definitivamente esa enfermedad altamente contagiosa resulta imprescindible vacunar a todos los niños y niñas mediante campañas ordinarias y suplementarias de inmunización.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2010/Marinovich
Georgina Luisa de Deus Nzongo, una niña angoleña de 15 meses de edad, contrajo recientemente la poliomielitis.

El Gobierno de Angola está invirtiendo fondos para la realización de ambos tipos de campañas de inmunización y cuenta también con un plan de emergencia mediante el cual se propone detener la propagación de la enfermedad para finales de 2010. Los esfuerzos que realiza Angola forman parte de una campaña más amplia de inmunización contra la poliomielitis con la cual se trata de proteger a unos 72 millones de niños y niñas en 15 países africanos.

En un centro de salud del municipio de Cacuaco, en la zona norte de Luanda, Victoria Martinho espera turno para que vacunen a su hija de cuatro meses de edad. Ambas aguardan en una larga fila de madres que han traído a sus hijos e hijas para que se les inmunice y se les haga un examen médico.

Según el Dr. Antonio Sebastião Pascoal, en este centro de salud se prestan buenos servicios. Si en el resto del país se dispusiera de una atención médica similar, los niños y niñas de Angola disfrutarían de mucho mejor estado de salud. “A veces las madres son un poco descuidadas con respecto a la vacunación habitual”, comenta el doctor. “Y algunas familias viven en zonas muy apartadas, de manera que al personal de salud le resulta difícil vacunar a los niños. Pero tenemos que inmunizar a todos y cada uno de ellos, porque de otra manera nunca nos libraremos de la poliomielitis”.

Redoblar los esfuerzos

En 2004, cuando hacía tres años que en Angola no se registraba ningún caso de poliomielitis, este país africano estaba a punto de erradicar esa enfermedad. Pero en 2005 reapareció el brutal virus de la poliomielitis, y Angola es ahora uno de los países de África con mayor número de casos de esa enfermedad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2010/Marinovich
Agentes de la salud angoleños reciben capacitación para la realización de una amplia campaña de inmunización domiciliaria contra la poliomielitis, durante la que se vacunará a todos los niños y niñas menores de cinco años en las zonas del país amenazadas por esa enfermedad.

Con ayuda de UNICEF, la Organización Mundial de la Salud, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, los Centros para el control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos, el movimiento Rotary International, la sociedad civil y otros aliados del desarrollo, el Gobierno angoleño está redoblando los esfuerzos para detener la transmisión de la poliomielitis. Este año se han realizado cuatro campañas nacionales de inmunización, en las que colaboró UNICEF mediante la adquisición de las vacunas y el apoyo en materia de movilización social.

“Pese a que avanzamos de acuerdo a lo esperado hacia la meta de detener la propagación para fines de año”, explica el Dr. Koen Vanormelingen, Representante de UNICEF en Angola, “aún se requieren más fondos y esfuerzos”. El Representante de UNICEF añade que los resultados obtenidos hasta ahora se deben al compromiso político y a la voluntad de todos los aliados.

La inmunización es sin embargo sólo uno de los muchos aspectos de la lucha contra la enfermedad. Para eliminar la poliomielitis será necesario superar varios obstáculos importantes, como la falta de acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene.

Esta campaña de vacunación contra la poliomielitis tiene lugar poco después del reciente brote de esa enfermedad altamente infecciosa y paralizante, que a veces es letal y que siempre resulta particularmente peligrosa para los niños y niñas de corta edad.


 

 

Búsqueda