Fact Sheet Expert Opinion First Person Photo Essay
UNICEF logo

Inmunización

La certificación mundial

next

La certificación mundial es la confirmación científica por parte de la Organización Mundial de la Salud y de expertos en salud pública del éxito de un determinado programa de eliminación de una enfermedad. Antes de que se pueda certificar oficialmente que el mundo está libre de la poliomielitis es necesario que reciban esa certificación cada una de las seis regiones de la OMS (Europa, las Américas, África, el Pacífico Occidental, Asia Sudoriental y el Mediterráneo Oriental). Esto implica someter a la región a un proceso de intensa vigilancia durante tres años, en los que no se debe registrar ningún caso de poliomielitis causada por el virus salvaje. En el caso de la certificación mundial, el proceso es similar. Cuando hayan transcurridos tres años sin que se haya registrado un solo caso en todo el planeta, el mundo será declarado oficialmente libre de poliomielitis.


Aunque los países no pueden ser declarados libres de poliomielitis de manera individual, si transcurre un año sin que en un país determinado se registre un caso de poliomielitis indígena (causado por una variedad local del virus, y no por un virus importado de otro país) se le elimina de la lista de la OMS de países con poliomielitis endémica.


La Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis tiene como objetivo colaborar con los gobiernos en la inmunización de todos los niños y niñas contra la poliomielitis hasta detener el contagio de esa enfermedad. A partir de entonces, se iniciará el proceso trienal de “certificación” del mundo. Esa será  una etapa crucial del programa de eliminación de la enfermedad, en el que las naciones y las comunidades vigilarán la situación del mundo con respecto a la poliomielitis.

En ese período, UNICEF y sus aliados continuarán vacunando a los niños y niñas para mantener en alto una “barrera de contención” y evitar que un virus oculto provoque un brote de poliomielitis. La alianza seguirá desempeñando un papel fundamental en lo que respecta a ayudar a las comunidades y los gobiernos locales a instalar sistemas de vigilancia y a mantenerse alertas a fin de que ningún caso de polio pueda superar esa barrera de contención.


Una vez transcurridos tres años sin que se haya registrado un solo caso de poliomielitis en el mundo y se pueda certificar que está libre de la enfermedad, podremos decir que hemos logrado la erradicación mundial de la misma.