Zambia

Una campaña de vacunación para dar respuesta a la reaparición del sarampión en Zambia

Por Eva Gilliam

LUSAKA, Zambia, 26 de julio de 2010 –Kaseko, de tres años de edad, llegó la semana pasada a la clínica sanitaria de Matero, un vecindario de la capital de Zambia, llevando de la mano a su tía Sarah. Al llegar, Kaseko y su tía se pusieron en fila junto a un nutrido grupo de madres y bebés llorosos que esperaban que les atendieran.

Una campaña de vacunación para dar respuesta a la reaparición del sarampión en Zambia.

 

“Está mañana, Kaseko me dijo que tenía que traerla a la clínica”, explicó la tía de la niña. “Me dijo que no quería enfermarse, y que por eso tenía que ver a un doctor y recibir una inyección”.

El brote de sarampión que azotó recientemente a varios países de África oriental y meridional dejó en Zambia un saldo de varios miles de niños, niñas y adultos enfermos. Ante esa situación, el Departamento de Salud de Zambia dedicó la mayor parte de su más reciente “Semana nacional integrada de la salud infantil” a la vacunación contra esa enfermedad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1457/Nesbitt
Un agente sanitario de un puesto de servicios de salud en la aldea de Lishiko, localizada en la provincia zambiana de Lusaka, marca el dedo de un niño para indicar que ha sido vacunado contra el sarampión.

La campaña de inmunización, desarrollada del 19 al 24 de julio, fue anunciada repetidamente en diversos medios de comunicación. La campaña de promoción consistió en anuncios breves de radio y televisión y carteles con el mensaje: “El sarampión es una enfermedad letal. Vacune a sus hijos”.

El resurgimiento del sarampión

Hasta hace poco se suponía que en Zambia el sarampión, una infección viral del sistema respiratorio, se encontraba bajo control. Se trata de una enfermedad altamente contagiosa que puede tener complicaciones graves como la neumonía, la diarrea, la encefalitis e incluso la muerte.

Hasta ahora, la enfermedad había se había logrado mitigar con éxito mediante campañas ordinarias de vacunación que se llevaban a cabo cada cuatro años, aproximadamente. Sin embargo, el virus del sarampión ha reaparecido en la región y se han registrado repuntes de la infección en las zonas de alta densidad demográfica, como Lusaka y alrededores.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1450/Nesbitt
Kaseko, de tres años de edad, y su tía Sarah esperan turno para ser vacunadas en la clínica de Matero, en Lusaka, la capital de Zambia, durante la campaña de inmunización contra el sarampión que se lleva a cabo en el país.

Monica Phiri, madre de cuatro hijos, llevó a uno de ellos a la unidad de aislamiento de los pacientes con sarampión de Chawama, en Lusaka. Durante la “Semana de la salud infantil”  allí se brindaron servicios de vacunación contra el sarampión y la poliomielitis y de vigilancia del crecimiento de los niños, además de distribuirse pastillas contra los parásitos y suplementos de vitamina A.

“Mi hijo tenía mucha tos, llagas en la boca y fiebre. Por eso lo traje aquí”, explicó Phiri. “Éste es el único de mis cuatro hijos que no había sido vacunado”.

Control sobre el brote de sarampión

Las actividades de inmunización contra el sarampión que se llevan a cabo en Zambia tienen como objetivo proteger a 1,4 millones de niños y niñas de nueve meses a cuatro años de edad. Pero en Lusaka, debido al alto número de casos registrados en la región, se decidió vacunar a los niños a partir de los seis meses de edad y hasta los cinco años cumplidos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1459/Nesbitt
Durante el primer día de la campaña de inmunización contra el sarampión, desarrollada del 19 al 24 de julio en Zambia, una enfermera de la clínica de Matero, en Lusaka, la capital del país, da una pastilla antiparasitaria a una niña.

“En décadas recientes, el sarampión era una de las cinco enfermedades que causaban el mayor número de muertes de niños y niñas menores de cinco años”, señaló Rodgers Mwale, Especialista de Salud de la Oficina de UNICEF en Zambia. “A partir de 2003, Zambia llevó a cabo una campaña de recuperación contra el sarampión en la que vacunamos a niños y niñas de seis meses a 15 años de edad, un sector de la población constituido por unos 4,5 millones de personas”.

Tras esa campaña de recuperación, los casos de sarampión disminuyeron notablemente. Y después de otra campaña de vacunación de niños menores de siete años que se llevó a cabo en 2007, las tasas de prevalencia de la enfermedad se redujeron aún más. Desde entonces hasta este año se registraron sólo 500 casos, ninguno de los cuales fue mortal.

En lo que va de 2010, se produjeron sin embargo miles de casos de sarampión, 80 de los cuales fueron fatales. A escala regional, el brote afectó hasta mediados de junio a 48.000 niños y niñas y causó más de 700 muertes.

Escasez de fondos

A pesar de la necesidad urgente de vacunar a la población contra el sarampión, un déficit de fondos de más de un millón de dólares obligó a reducir las actividades de inmunización de la “Semana de la salud infantil” de Zambia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1452/Nesbitt
Un niño con sarampión toma sus medicamentos en un pabellón aislado del centro sanitario Chawama de Lusaka, la capital de Zambia.

“Esa falta de recursos nos obligó a modificar la edad de los niños a los que dirigimos la campaña nacional, con el objetivo de reducir el número que nos proponíamos vacunar y de que los equipos sanitarios contaran con suficientes dosis de vacunas”, añadió Mwale. El funcionario de UNICEF también explicó que fue necesario acortar la duración de la campaña de promoción y difusión de cuatro semanas a dos y el número de integrantes de los equipos de vacunación de siete agentes sanitarios a cinco. Además, el número total de equipos de vacunación a escala nacional disminuyó de 1.700 a 1.500.

Según la Organización Mundial de la Salud, si el Gobierno de Zambia logra la meta de una cobertura de inmunización del 90% en los próximos cuatro años, el sarampión volverá a estar controlado.

En el plano regional, se planifican campañas de vacunación contra el sarampión similares en Zimbabwe, Malawi y Angola.


 

 

Búsqueda