Sudán del Sur, República de

Los retos de Sudán del Sur para prestar asistencia médica maternoinfantil

Por Kun Li

TORIT, Sudán del Sur, 10 de abril de 2012. Una mañana bulliciosa en el pabellón de maternidad del hospital civil de Torit, en el estado de Ecuatoria Oriental. Tres recién nacidos vinieron al mundo, en buen estado de salud. Rodeada de familiares, Lugina Michael lanzó un suspiro de alivio.

 

VÍDEO (en inglés): La corresponsal de UNICEF, Kun Li, informa sobre los retos que afronta Sudán del Sur para prestar asistencia médica materna y neonatal.  Véalo en RealPlayer

 

“Estuve sufriendo dolores en casa durante cinco días", recordaba en alusión a su difícil trabajo de parto. "Luego, finalmente conseguimos un vehículo y me trajeron aquí el mismo día. Cuando llegué no sabía qué hora era y qué me sucedía".

Falta de transporte

Michael procede de una región montañosa a unos 80 kilómetros de Torit, la capital estatal. La zona sólo es accesible por una pista de tierra, que dificulta a las familias pobres como la de Michael el desplazamiento al mundo exterior. Cuando finalmente llegó al hospital, se encontraba en tal mal estado que todas las comadronas creían que sería necesario practicarle una cesárea.

“El mayor problema para las mujeres durante el parto es la falta de transporte", expuso Estrina Zacharia, una partera que ha trabajado en el hospital durante más de 16 años. "Aquellos que viven lejos, para cuando llegan al hospital ya están muy débiles. Algunas veces el bebé está muerto en el vientre o nace vivo con nuestra asistencia pero la madre está muy débil".

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Sudan/2012/Li
Rodeada de su familia, Lugina Michale sostiene a su recién nacido en el ala de atención medica maternoinfantil del hospital civil de Torit, en Ecuatoria Oriental (Sudán del Sur).

Sin embargo, Michael llegó al lugar adecuado. A diferencia de otros centros de salud de la región, el hospital civil de Torit cuenta con un ala dedicada a la salud maternoinfantil, que ofrece servicios integrados que incluyen atención prenatal, inmunización, pruebas de VIH y asesoramiento, así como servicios para la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo. Su pabellón de maternidad se cuenta entre los mejores del estado, con personal experimentado como Zacharia. UNICEF brinda apoyo al hospital con capacitación para las comadronas, asistencia en la construcción de nuevos pabellones y la distribución de suministros esenciales como las vacunas.

No obstante, todavía queda mucho por hacer.

Los desafíos pendientes

Mientras emerge de dos décadas de guerra civil, la nación más joven del mundo afronta muchos desafíos relacionados con la prestación de atención médica a su población, en particular, la atención para las madres y los recién nacidos. Tan sólo el 19% de los nacimientos son atendidos por un trabajador cualificado y existen amplias disparidades en el acceso a la atención médica, donde las mujeres y niños de las zonas rurales tienen mucho menos accesibilidad en comparación con aquellos de las zonas urbanas.

Irene Lubambula es una enfermera de Uganda que ha trabajado en la clínica de atención prenatal del hospital civil de Torit en los últimos dos años. "Muchas mujeres no acuden a sus citas programadas", manifestó. "Las que vienen no siempre lo hacen con regularidad o desaparecen por completo y dan a luz en sus poblados. Esto puede ser un problema si surgen complicaciones".

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Sudan/2012/Li
Un bebé bosteza en el ala de salud maternoinfantil del hospital de Torit, en Ecuatoria Oriental (Sudán del Sur).

Un país compuesto por una infraestructura deficiente y una debilitada capacidad, en el que también escasean trabajadores de la salud capacitados.

“La mortalidad materna en Sudán del Sur es una de las más elevadas del mundo", explicó Romanus Mkerenga, Jefe de Salud y nutrición de UNICEF en Sudán del Sur. "Dieciséis madres mueren todos los días debido a complicaciones del embarazo. Todas estas muertes podrían haberse prevenido de haber tenido acceso a auxiliares de parto capacitados".

Progresos minuciosos pero decisivos

En colaboración con sus aliados, UNICEF brinda apoyo a las iniciativas del Gobierno para que los servicios de divulgación estén a disposición de las embarazadas que viven en zonas rurales. UNICEF ofrece capacitación para los auxiliares de parto tradicionales, así como equipo médico y de transporte para los prestadores de atención médica, incluidas motoambulancias para los centros de salud locales. Pese a este lóbrego panorama, se han realizado progresos notables en los últimos años.

“Hemos visto crecer el número de clínicas prenatales en todo el país", afirmó el Dr. Mkerenga. "La calidad de los trabajadores de la salud está mejorando, así como la distribución de suministros, medicinas y la conciencia de las madres sobre la asistencia puntual a los servicios, con la frecuencia que sea necesaria".

Llevar la atención médica básica a la población, especialmente en las zonas rurales, es el único modo de superar la elevada tasa de mortalidad materna en Sudán del Sur. Será un proceso minucioso pero decisivo, pues el futuro del país depende de la salud y supervivencia de sus mujeres y niños.


 

 

Búsqueda