Somalia

UNICEF envía expertos de la salud para prevenir una epidemia de cólera en Somalia

Por Eva Gilliam

MOGADISHU, Somalia, 3 de octubre de 2011. En una pequeña aula de una escuela in Mogadishu, más de 30 enfermeros y enfermeras somalíes capacitados reciben los conocimientos y las herramientas que necesitan para combatir el cólera y la diarrea acuosa aguda.

VÍDEO (en inglés): Un informe de UNICEF sobre los esfuerzos que realiza la organización para hacer frente a la creciente amenaza del cólera en Mogadishu, la capital de Somalia.  Véalo en RealPlayer

 

"La diarrea puede tener muchas causas", explicó el Dr. P. Pk Burdhan, del Centro internacional de investigación de las enfermedades diarreicas, con sede en Bangladesh. "Hay muchos tipos de gérmenes que pueden provocar la diarrea".

El Dr. Burdhan y los integrantes de su equipo sienten pasión por sulabor, que les lleva a distintos puntos del mundo a enseñar como tratar el cólera y otras enfermedades diarreicas.

“¡Empiecen a usar las sales de rehidratación oral de inmediato con las personas que tienen diarrea! ¡No esperen!", aconsejó el Dr. Burdhan.

El equipo de expertos del Dr. Burdhan llegó aquí por encargo de UNICEF con el objetivo de impedir, que los casos de cólera y diarrea acuosa aguda registrados hasta ahora se conviertan en una epidemia.

Una amenaza constante

Debido al conflicto armado y a la hambruna, centenares de miles de somalíes han llegado a Mogadishu en busca de comida y seguridad. Muchos de ellos sufren desnutrición extrema. El flujo de un número tan elevado de personas a zonas urbanas y campamentos de desplazados, de por sí congestionados, podría tener consecuencias devastadoras para esta región, donde el cólera tiene carácter endémico.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Desde enero de 2011, se han registrado más de 43.000 casos de diarrea acuosa aguda o cólera, 710 de los cuales resultaronmortales.

Desde enero de 2011 se han registrado más de 43.000 casos de diarrea acuosa aguda o cólera, 710 de los cuales resultaron mortales. Las zonas más afectadas son las de Banadir, el Bajo Shabelle y el Bajo Juba, donde tuvo lugar el 57% de los casos y se produjo el 76% de las muertes.

“Por lo general, la diarrea se debe a la contaminación del agua y a que las condiciones de saneamiento son muy deficientes”, apuntó el Dr. Osamu Okunii, Jefe de Supervivencia y Desarrollo Infantil de UNICEF en Somalia. “Otros factores determinantes pueden ser la desnutrición aguda y la alimentación inadecuada de los lactantes y niños y niñas de corta edad".

En un país que cuenta con una infraestructura muy precaria y donde el conflicto armado y el hambre dan lugar a una situación de inseguridad extrema, resulta imperativo contar con personal de la salud capacitado. Eso es especialmente cierto en los lugares de Somalia donde existen, además, otros problemas de salud, como la desnutrición.

La reducción de los riesgos

“En una situación como la de Somalia, el tratamiento del cólera o la diarrea acuosa aguda debería abordarse con pleno conocimiento y comprensión de los otros problemas sanitarios que pueden exacerbar una enfermedad, como la desnutrición, la tuberculosis y el paludismo", detalló el Dr. Burdhan.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En Somalia meridional, millones de personas están amenazadas por el cólera y la diarrea acuosa aguda porque carecen de acceso al agua potable, saneamiento e higiene, así como por los efectos de las migraciones y las condiciones de hacinamiento que reinan en las zonas urbanas.

Los aliados dedicados a las cuestiones de la salud, la nutrición y el agua y saneamiento, colaboran tanto con los habitantes ya asentados como con los recién llegados con el de fin de reducir todo lo posible los riesgos de enfermedades y de muertes potenciales. Esos aliados ayudan a tratar las fuentes de agua con cloro, a construir letrinas y a llevar a cabo campañas de educación sobre aspectos básicos de la higiene y el saneamiento.

“Pese a que todos contamos con instrucción médica previa, la capacitación que estamos recibiendo ahora es un modelo", comentó Hanad Abdi Gariae, un trabajador de la salud de Mogadishu que asiste a las sesiones. "Mediante este modelo aprendemos a realizar nuestra labor paso a paso”.

Estadísticas abrumadoras

En Somalia meridional, millones de personas viven bajo la amenaza del cólera y la diarrea acuosa aguda debido a que carecen de acceso al agua potable, a que no cuentan con saneamiento e higiene adecuados, a los desplazamientos demográficos y a las condiciones de hacinamiento que existen en las zonas urbanas. Se calcula que si sólo se enfermara entre el 0,5% y el 3% de las personas actualmente en peligro, en la región se producirían entre 80.000 y 100.000 casos de cólera o diarrea acuosa aguda.

“La diferencia del trabajo que realizamos en Somalia con el que hacemos en otras partes del mundo es que, en primer lugar, aquí nadie ha recibido capacitación académica ni se ha creado capacidad en los últimos 20 años", concluyó el Dr. Burdhan. “Y el segundo lugar, la situación en materia de seguridad es sombría. Y esos son los factores que influyen enormemente en la posibilidad de dar una respuesta organizada a la amenaza del cólera".


 

 

Búsqueda