Estado de Palestina

UNICEF y sus aliados abordan el riesgo de los pozos de aguas residuales en el Territorio Palestino Ocupado

Imagen del UNICEF
© UNICEF occupied Palestinian territory/2012/El Baba
En busca de cualquier cosa para vender, unos niños recogen chatarra y botellas de plástico entre montones de basura al lado de un estanque de aguas residuales en Saftawi, un suburbio al norte de la ciudad de Gaza (Territorio Palestino Ocupado). Paisajes como éste son comunes en Gaza, donde se estima que hay 53 fosas sépticas que constituyen una amenaza para la vida de los niños.

Por Catherine Weibel

GAZA, Territorio Palestino Ocupado, 2 de noviembre de 2012. Unos pájaros blancos sobrevuelan a baja altura el estanque, liso como un espejo, antes de posarse en el césped, donde, para el deleite de Ahmed (16 años) algunos comienzan a cantar.

“Aquí hay pájaros que uno no puede ver en ninguna otra parte de Gaza. Se les puede escuchar cantar y, con suerte, es posible atrapar uno y llevárselo a casa, donde cantará para la familia”, dice con emoción. “Este es el lugar más bonito que he visto en mi vida”, añade.
Montañas de basura se encuentran apiladas en la orilla de lo que es en realidad un estanque de aguas residuales.

Los estanques son trampas mortales

Nos encontramos en la planta de tratamiento de aguas residuales de Beit Lahiya, ubicada a 200 metros de los edificios de este barrio densamente poblado del norte de Gaza. A pesar del olor, los amplios estanques de aguas residuales atraen a los niños y niñas como un imán. Son el único espacio abierto de la zona y allí se encuentran diferentes especies de pájaros.

El paisaje es traicionero. Pese a que los restos que flotan en la superficie de los estanques pueden aguantar el peso de las aves, no pueden soportar el peso de los niños. En febrero, un niño de 11 años rompió la espesa capa que recubre la superficie mientras perseguía a un pájaro y se hundió en las aguas. En diciembre de 2011, dos hermanos de 2 y 4 años se ahogaron en otro estanque de aguas residuales al sur de Gaza.

Imagen del UNICEF
© UNICEF occupied Palestinian territory/2012/El Baba
Este agujero de agua sucia sin vallar se encuentra al lado de los hogares de unas familias. UNICEF y otros organismos humanitarios toman actualmente medidas para proteger a los niños en estas zonas de Gaza.

En todo Gaza, alrededor de 53 pozos de aguas residuales amenazan las vidas de los niños. Ya que como mínimo una tercera parte de los hogares no está conectada a la red de alcantarillado, muchos de estos estanques se han establecido para almacenar las aguas residuales. El volumen de materiales importados para ampliar y mejorar la infraestructura de agua y saneamiento ha aumentado desde junio de 2010, pero debido al bloqueo de Gaza, los proyectos de mediana y pequeña escala no se pueden llevar a cabo hasta que no sean aprobados por Israel.

Una respuesta conjunta

Para proteger las vidas de los niños y niñas, UNICEF y otros organismos humanitarios que forman parte del grupo de agua, saneamiento e higiene han comenzado por organizar una campaña de concienciación, dirigida a los niños y sus familias de 16 comunidades que viven cerca de los estanques más peligrosos, mediante el enfoque de la comunicación para el desarrollo.

El programa fue establecido con la participación de las comunidades locales. Solicita a los progenitores que vigilen a sus hijos cuando juegan en la calle y den indicaciones de mantenerse alejados de los estanques de aguas residuales.

En los centros para las familias y los adolescentes de UNICEF en Gaza, la organización ha seleccionado a voluntarios adolescentes, que han recibido capacitación antes de salir a concienciar a los miembros de sus propias comunidades.

UNICEF también ha instalado carteles en las zonas peligrosas. Como parte de la respuesta humanitaria conjunta se procederá al vallado de 11 estanques de aguas residuales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF occupied Palestinian territory/2012/El Baba
Una de las medidas adoptadas por los organismos es aumentar la concienciación en las comunidades sobre el peligro que suponen los estanques de aguas residuales para los niños. En Saftawi, UNICEF ha instalado señales indicadoras con el mensaje “Mantente alejado de los estanques de aguas residuales o puedes hundirte y morir”.

Medidas para abordar los peligros

Saftawi es un suburbio muy pobre al norte de la ciudad de Gaza, donde hay un estanque de aguas residuales al aire libre cerca de los hogares de varias familias. Se trata de una de las zonas donde se ha instalado un cartel que advierte a los residentes sobre los peligros.
“En junio, un niño de 3 años escapó a la vigilancia de sus padres y entró en el agua, donde casi se ahoga”, dice Hussam Hassan, un padre de 18 hijos cuya casa se encuentra a 20 metros del estanque.

Mientras Hassan habla, varios niños y niñas caminan a lo largo de montones de basura al otro lado del estanque, peligrosamente cerca del agujero de agua sucia. Viven en chabolas improvisadas que han surgido entre las casas y rebuscan para obtener cualquier cosa que poder vender. “Es difícil vivir en medio del olor de la basura y sufrir las picaduras de mosquitos, pero es incluso peor saber que nuestros hijos corren el peligro de caer en los estanques de aguas residuales y de ahogarse a unos metros de nuestras casas”, afirma Hassan.

Saftawi es uno de los estanques de aguas residuales que se vallará como parte de la respuesta humanitaria conjunta. Sin embargo, se trata solamente de una solución temporal. “No podemos dejar un estanque de aguas residuales en medio de un vecindario, especialmente porque a veces se desborda e inunda las casas”, expone Hassan. “Es preciso que nos permitan construir instalaciones de saneamiento auténticas para proteger a nuestros hijos”.


 

 

Búsqueda