Mozambique

En marcha un esfuerzo a gran escala para erradicar totalmente el paludismo en Mozambique

Por Shanta Bloemen

NHAMADZI, Mozambique, 28 de septiembre de 2011. Bajo la sombra de un árbol en una zona rural remota de Mozambique, la enfermera Sonia Tomocene habla a un reducido grupo de personas sobre la prevención del paludismo. Ante ella, mujeres embarazadas y niños pequeños, sentados en sencillas esteras, escuchan atentamente sus consejos.

VÍDEO (en inglés): Jonah Fisher, corresponsal de UNICEF, informa sobre la distribución universal de mosquiteros en Mozambique por parte de UNICEF, una iniciativa que contribuye a reducir los casos de paludismo, la principal causa de mortalidad infantil en África.  Véalo en RealPlayer

 

Mediante un manual de enseñanza ilustrado, la enfermera explica al público atento cómo utilizar correctamente un mosquitero. Una entusiasta madre joven que sostiene a su hijo se ofrece para mostrar cómo se deben plegar los bordes debajo de la estera a la hora de dormir, para reducir la amenaza del paludismo.

Aprender a protegerse a sí mismos

El paludismo es la principal causa de mortalidad de niños y niñas en África, además de ser responsable de unas 600.000 muertes cada año en todo el continente. Especialmente peligroso para las mujeres embarazadas y los niños pequeños con sistemas inmunológicos vulnerables, es el factor más importante de mortalidad infantil en Mozambique, con 3.500 muertes al día.

La lucha contra el paludismo está cambiando, sin embargo, a medida que las familias aprenden a dormir bajo mosquiteros. “Las personas se dan cuenta de que funciona”, dijo Tomocene. “Al tomar más medidas para protegerse contra los mosquitos, pueden reducir el riesgo de enfermar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En Mozambique, el paludismo es la tercera causa de mortalidad de niños y niñas menores de cinco años, con 3.500 muertes al día.

Graduada como enfermera hace apenas cinco meses, ahora trabaja en una clínica pequeña pero bulliciosa en este puesto rural de avanzada, donde examina a más de 30 pacientes al día.

Regina Charles(20 años) está embarazada de ocho meses de su segundo hijoy ha llegado para someterse al último control prenatal. “Mi hijo de dos años de edad, Albano, ha estado enfermo con paludismo un par de veces”, dijo. “Pero desde que dormimos bajo el mosquitero, no ha tenido problemas”.

Un esfuerzo a gran escala

Además de llegar a las mujeres embarazadas y los niños menores de cinco años, la distribución general de los mosquiteros entre las familias locales está teniendo grandes repercusiones.

El año pasado, los casos de paludismo se redujeron en más de una quinta parte en el distrito de Gorgongora, después de que se distribuyeran más de 70.000 mosquiteros sin costo alguno. “Es un indicador muy importante de que todos los niños y niñas necesitan un mosquitero para salvar la vida”, dijo Arild Drivdal, jefe de Comunicación de UNICEF en Mozambique.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Conseguir que las familias duerman bajo mosquiteros –y proporcionárselos de forma gratuita– está transformando la lucha contra el paludismo en Mozambique.

La distribución universal de mosquiteros es ahora una política nacional que se está implementando en todo el país. Los beneficios superan ampliamente los riesgos.

“Siempre existe el peligro de que algunos mosquiteros se utilicen para pescar o para otros fines”, advirtió el Oficial de Salud Preventiva del Distrito de Gorgongora, Amir Abibo Chear, responsable de los planes de distribución en el distrito. “Pero la prueba de que la mayoría de los mosquiteros se están utilizando correctamente es que ha descendido el número de personas enfermas y con necesidad de tratamiento que acuden a la clínica”.

Grandes progresos

Sin embargo, los mosquiteros son sólo una parte de la solución, subrayó Lino Toroge, un pequeño cultivador de algodón que pasa su tiempo libre como voluntario de salud de la comunidad. La lucha contra la propagación del paludismo allí donde se produce es esencial, y Toroge trabaja incansablemente para ayudar a frenar la población de mosquitos enseñando a las personas a mantener sus aldeas libres de desechos y aguas estancadas.

Gracias a los importantes logros en toda África para prevenir los brotes de esta enfermedad, ahora se han establecido metas más altas: luchar contra el paludismo no es suficiente, hay que lograr la erradicación total. Esto sería una gran victoria para los niños de África.


 

 

Búsqueda