Madagascar

Las campañas de movilización social reducen la mortalidad infantil en Madagascar

Por Daniel Timme

En todo el mundo, la mortalidad de menores de cinco años ha descendido en más de 12 millones de muertes en 1990 a 7,6 millones en 2010 y sin embargo, miles de niños todavía mueren cada día por enfermedades prevenibles. El 14 y 15 de junio de 2012, los gobiernos de Etiopía, la India y los Estados Unidos, junto con UNICEF, convocan el Llamado a la acción sobre la supervivencia infantil, una reunión para movilizar al mundo hacia un objetivo ambicioso pero sencillo: acabar con las muertes prevenibles de los niños. Este artículo pertenece a una serie que pone de relieve los esfuerzos mundiales para mejorar la supervivencia infantil.

TULEAR, Madagascar, 25 de junio de 2012. Onja es una estrella, la cantante principal de Tinondia, uno de los grupos musicales más famosos de Madagascar. Por el contrario, Eliane no es famosa en absoluto. Eliane creció en un barrio pobre sin glamour situado en la ciudad sudoccidental de Tulear.

22 de junio de 2012: La corresponsal de UNICEF, Christal Thompson, informa de un programa de UNICEF que convence a las familias en Madagascar para que vacunen a sus niños.  Véalo en RealPlayer

 

Las mujeres no tienen mucho en común, pero comparten un común objetivo: reducir la cifra de niños que mueren por causas prevenibles.

Para ese fin, ella usan sus respectivos talentos para convencer a las comunidades con el fin de que adopten medidas sencillas que pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Los trabajadores de salud comunitarios salvan vidas

Lavarse las manos y no defecar al aire libre, por ejemplo, pueden prevenir que los niños contraigan la diarrea, una de las mayores causas de mortalidad infantil en el mundo. Llevar a los niños y niñas al centro de salud local para vacunarlos contra las enfermedades comunes puede salvarlos de una muerte absurda.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una madre escucha las explicaciones de una trabajadora comunitaria de la salud sobre los beneficios de la vacunación en Tulear (Madagascar).

Sin embargo, demasiado pocas personas en Madagascar están al corriente de estas medidas de supervivencia. Thomas no lo sabía. Mientras sostenía su hijo regordete y lleno de vida Dolin en el centro de salud primaria de Tulear, Thomas dijo que ella no habría traído al niño para vacunarlo si no hubiera sido por Eliane, que la persuadió en el mercado local.

Eliane es una de los 164 trabajadores sociales comunitarios que recibieron capacitación de UNICEF sobre comunicación interpersonal en noviembre de 2011. Los trabajadores de salud comunitarios realizan campañas de divulgación fundametales y eficaces con las familias, en gran medida porque nadie sabe mejor cómo hablar con los progenitores de una comunidad que sus propios integrantes.

El programa de trabajadores de la salud comunitarios son un pilar fundamental de un programa de movilización social más amplio que UNICEF y sus aliados llevan a cabo en Madagascar. Los carnavales, los debates en las emisoras de radio locales y los conciertos son otras bases en las que se asienta este programa.

La movilización social en medio de la crisis

Conforme el país brega con una crisis socioeconómica continua, UNICEF amplía sus esfuerzos para mantener los servicios básicos de salud.

“Esta crisis ha desembocado en recortes presupuestarios. Se ha congelado la mayoría de estos servicios sociales, la mayoría de la ayuda extranjera, especialmente para la salud. Con consecuencias graves para la salud, nutrición, agua y saneamiento", expuso el Dr. Paul Ngwakum, jefe de supervivencia infantil de UNICEF en Madagascar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En un festival público se promueven mensajes sobre higiene en Tulear (Madagascar).

Hasta que estalló la crisis política en 2009, el país recorría la senda hacia la consecución del Objetivo de Desarrollo del Milenio nº4, centrado en la reducción para 2015 de la mortalidad de menores de cinco años hasta 20 casos por cada 1.000 nacidos vivos. Este logro se vio amenazado por la crisis.

El sector de la salud en Madagascar necesitará financiación adicional para reanudar los progresos. Mientras tanto, UNICEF depende de la dedicación de trabajadores de la salud como Eliane y de sus actividades de movilización social para establecer las bases de las campañas de inmunización e higiene.

Estas campañas también reciben el apoyo de artistas como Onja, que utilizan su renombre de manera responsable: cuando se pone el sol en Tulear, Eliane y otros miembros de la comunidad escuchan la melodía pegadiza de Tinondia, el grupo musical de Onja, en un festival público.

Onja canta "vacunad a vuestros niños. ¡Es gratis!".

Un estribillo que la muchedumbre corea una y otra vez, un mensaje con el poder de salvar innumerables vidas infantiles.


 

 

Búsqueda