Salud

Las naciones se unen con motivo del Día Mundial del Paludismo 2008

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ04-1261/ Pirozzi
Un niño sentado con su madre bajo un mosquitero tratado con insecticida. UNICEF es el mayor distribuidor del mundo de esos mosquiteros, que son altamente eficaces para prevenir el paludismo.

Por Anwulika Okafor

NUEVA YORK, Estados Unidos, 24 de abril de 2008 – Diez años después que UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y sus aliados pusieran en marcha la iniciativa Hacer retroceder el paludismo, esa enfermedad continúa siendo la principal causa de muerte de los niños y niñas en África. El paludismo se cobra diariamente unas 3.000 vidas infantiles.

De los más de 350 millones de personas infectadas anualmente con esa enfermedad, un 90% habita en los países de África subsahariana. La labor de los aliados de la iniciativa Hacer retroceder el paludismo ha logrado que millones de niños, niñas y sus familias cuenten con mayor acceso a los servicios de atención de la salud y prevención, aunque la amenaza de esa enfermedad no se ha disipado.

Esos aliados, así como los gobiernos y las organizaciones el sector público y privado, unirán fuerzas el 25 de abril, Día Mundial del Paludismo, con el propósito de redoblar los esfuerzos mundiales para combatir la enfermedad.

Curable y prevenible

Los gobiernos de las naciones donde el paludismo tiene carácter endémico se ven obligados a invertir hasta un 40% de sus presupuestos de salud pública en el tratamiento de esa enfermedad. Además de tener un efecto devastador para el desarrollo económico de esos países, esos gastos sustraen fondos vitales para otras medidas de prevención del paludismo, como el mejoramiento de las instalaciones de agua y saneamiento, y el aumento de la fumigación con insecticida y de la distribución de mosquiteros tratados con insecticida.

“Resulta inaceptable que el paludismo continúe causando anualmente la muerte de más de un millón de personas, en su mayoría niños y niñas", dijo Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. "El paludismo es una enfermedad curable y prevenible que se puede controlar mediante el aumento del uso de los mosquiteros y otros métodos de eficacia comprobada que formen parte de programas integrados basados en la comunidad".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ95-1050/Pirozzi
El Día Mundial del Paludismo se celebra anualmente para fomentar globalmente las acciones contra esa enfermedad que mata diariamente a unos 3.000 niños y niñas. En la foto, una mujer espera que su hija infectada con paludismo reciba tratamiento.
Con la asistencia de aliados como la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comunidad Europea y el Gobierno de Japón, UNICEF se ha convertido en el mayor comprador y distribuidor mundial de mosquiteros tratados con insecticida, de los que en 2007 adquirió más de 18 millones de unidades. Mediante el uso de esos mosquiteros se reduce de manera notable el número de infecciones palúdicas.

Los aliados de la iniciativa Hacer retroceder el paludismo también han suministrado fondos y han participado en campañas locales y nacionales de fomento de la salud en las que se concienció a la población acerca de la importancia de la prevención y el tratamiento temprano del paludismo. Pese a que esas actividades han tenido muy buenos resultados, para que los aliados puedan aprovechar esos éxitos obtenidos es necesario que se aumenten los fondos para la financiación sostenida de la iniciativa.

Una enfermedad sin fronteras

El paludismo es una enfermedad que tiene carácter endémico en 107 países y territorios, en los que habita un 40% de la población mundial. Se trata de "una enfermedad sin fronteras", como indica el lema del Día Mundial del Paludismo de este año.

“En Etiopía se han distribuido 18 millones de mosquiteros tratados con insecticida de larga duración desde 2005, mientras que en Kenya se han distribuidos 10 millones de mosquiteros en los últimos cinco años", afirmó la Sra. Veneman. “Esos éxitos demuestran lo que se puede lograr mediante las acciones concertadas. Sin embargo, en África el paludismo continúa matando a unos 800.000 niños y niñas por año, lo que demuestra que queda mucho por hacer".

Se calcula que la eliminación mundial del paludismo costará unos 3.200 millones de dólares. Gracias al aumento de los compromisos y alianzas de los sectores público y privado, Hacer retroceder el paludismo ya ha recaudado 1.000 millones.

Las inversiones en la lucha contra el paludismo representan una gran ayuda para que las naciones donde esa enfermedad tiene carácter endémico puedan conquistar los Objetivos de Desarrollo del Milenio referidos a la pobreza extrema y la mortalidad en la infancia. Sin embargo, la conquista de esos objetivos y el triunfo sobre paludismo requerirá el compromiso de todas las naciones del mundo.


 

 

Vídeo (en inglés)

23 de abril de 2008: Anwulika Okafor, corresponsal de UNICEF, informa sobre los devastadores efectos del paludismo y los esfuerzos por prevenir esa enfermedad.
 VIDEO  alta | baja


La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, el Presidente de la Fundación de Naciones Unidas, Tim Wirth, el Comisario de NBA, David Stern, el Obispo Thomas Bickerton y el Presidente de Youth Service America, Steven Culbertson, en una rueda de prensa de Naciones Unidas sobre la lucha contra el paludismo.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda