Haití

UNICEF brinda a los educadores haitianos capacitación sobre la movilización comunitaria contra el cólera

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2539/Marco Dormino
Chydena Laguerre Joseph emplea ilustraciones para educar a los niños, niñas y adultos sobre la prevención del cólera.

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 9 de diciembre de 2010 – En una calle de Wharf de Jérémie, uno de los vecindarios más pobres y superpoblados de Puerto Príncipe, Chydena Laguerre Joseph sostiene en alto un colorido cartel sobre la prevención del cólera. Los niños y niñas que le rodean, sonrientes y harapientos, entonan la canción que les acaba de enseñar la educadora.

“Yon gode, dlo, savon – twa bagay nesese..." (Una taza, un poco de agua y jabón... Tres cosas muy necesarias...).

Chydena, de 29 años, forma parte del equipo de 30 educadores comunitarios a los que UNICEF brindó recientemente capacitación sobre técnicas de movilización social para la difusión de mensajes sobre la prevención del cólera en los campamentos y vecindarios de Puerto Príncipe, la capital de Haití.

“En ese cursillo aprendí la manera de transmitir mejor los mensajes sobre el cólera”, explica Chydena. “Para comunicar esos mensajes debemos emplear diferentes lenguajes, según nos dirijamos a niños o adultos. Por eso es tan importante que podamos adaptarnos al tipo de público al que nos dirigimos”.

La prevención del cólera

El cursillo práctico de Puerto Príncipe, que es uno de los muchos que UNICEF lleva a cabo en Haití, está dedicado a la búsqueda de maneras innovadoras, interactivas e interesantes de educar al público acerca de la prevención del cólera. Se trata de transmitir varios mensajes simples —como que hay que lavarse las manos con jabón después de ir al baño, o qué se debe hacer ante los primeros síntomas de la enfermedad, como la fiebre, la diarrea y los vómitos— que, puestos en práctica, puede salvar muchas de vidas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2538/Marco Dormino
En el humilde vecindario Wharf de Jérémie, en Puerto Príncipe, varios niños leen en clase folletos sobre el cólera y la manera de prevenir esa enfermedad.

Aunque es muy importante brindar tratamiento a las personas infectadas con el cólera, más eficaces aún son las actividades de movilización comunitaria que pueden prevenir la propagación de la enfermedad. El cólera continúa arrasando Haití, donde ha provocado ya 2.000 muertes y más de 9.000 infecciones. Como sucede en la mayoría de las situaciones de emergencia, los niños y niñas son los más afectados.

“El cólera es una de las enfermedades más fáciles de prevenir y tratar”, comenta Gallianne Palayret, Especialista en Protección infantil de UNICEF. “Por eso es fundamental que las comunidades aprendan a detectar la enfermedad lo antes posible. Para tal fin, ofrecemos a los educadores técnicas de comunicación que les ayudarán a difundir sus mensajes de manera más eficaz”.

Agentes de cambio

“Los niños y niñas que se encuentran en circunstancias como ésta viven muy mal, porque están constantemente en contacto con el agua contaminada”, explica Chydena. “No tienen letrinas y en estas condiciones resulta difícil mantener la higiene. Es importante que les protejamos enseñándoles los métodos con que pueden evitar el contagio con la enfermedad”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2541/Marco Dormino
En el humilde vecindario Wharf de Jérémie, en Puerto Príncipe, varios niños miran en clase ilustraciones sobre el cólera y la manera de prevenir esa enfermedad.

  “Yon gode, dlo, savon – twa bagay nesese...”

Chydena espera que al aprender esa canción los niños recuerden algunas de las advertencias sobre la enfermedad, entre ellas que el simple acto de lavarse las manos con jabón les puede salvar la vida. También espera que los niños se conviertan, como ella, en agentes de cambio y convenzan a otros, incluso a los integrantes de sus familias, de que tomen todas las precauciones necesarias para no contraer el cólera.

“A los niños les encanta cantar y recuerdan fácilmente las letras de las canciones que les gustan”, termina diciendo Chydena. “De manera que el canto es el medio natural de difusión de nuestro mensaje”.


 

 

Búsqueda