Afganistán

El mejoramiento de la salud maternoinfantil en el marco del conflicto en el Afganistán

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2007-1152/Noorani
Una doctora del hospital Saleha Bayat, en la ciudad afgana de Mazar-e-Sharif, le explica a una madre primeriza cómo sostener a su hijo lactante mientras le amamanta.

KANDAHAR, Afganistán, 5 de febrero de 2009 – El primer derecho de todo niño es el derecho a la vida. Sin embargo, los niños y niñas del Afganistán confrontan hoy en día enormes obstáculos para poder sobrevivir.

Ver el VIDEO

En los últimos ocho años, en el Afganistán se han logrado avances notables. Entre ellos figuran el aumento del nivel de acceso a la atención de la salud y al agua potable, y la erradicación casi total de la poliomielitis. Sin embargo, y debido que el acceso a las comunidades apartadas es limitado  –y por lo tanto, también lo son los servicios que pueden recibir– cada día resulta más difícil profundizar estos avances.

A fin de superar esos desafíos, UNICEF se ha fijado una meta clara, que consiste en fomentar la buena salud y la nutrición de los niños y niñas mediante un conjunto de intervenciones complementarias elaboradas en colaboración con el Ministerio de Salud Publica y decenas de aliados.

La reducción de la mortalidad maternoinfantil

Uno de los principales objetivos del programa de salud y nutrición de UNICEF consiste en reducir la mortalidad maternoinfantil mediante la prestación de apoyo y el fortalecimiento de los sistemas nacionales de salud. Los indicadores del Afganistán en esas dos esferas de la salud figuran entre los peores del mundo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2007-1076/Noorani
Un niño recibe la vacuna antipoliomielítica oral frente a la Clínica Poli, ubicada en el vecindario del Bazar Herat, en la ciudad de Kandahar, en el Afganistán meridional.

Como parte de su política de reducción de la mortalidad maternoinfantil, UNICEF suministra incubadoras para los bebés prematuros y brinda ayuda a las unidades de alimentación terapéutica para niños desnutridos. En muchos casos, las madres están demasiado enfermas o débiles para alimentar a sus hijos.

Alia Kochi, jefa de la Unidad Pediátrica del Hospital Mirwais de Kandahar, describe la situación en esa dependencia: “Confrontamos muchos desafíos. Todas las madres que se encuentran aquí sufren de desnutrición”.

“Pero al mismo tiempo”, continúa diciendo, “deben seguir amamantando a sus hijos. Son mujeres que viven en situación de pobreza y no pueden comprar alimentos sustanciosos para sus hijos e hijas en el mercado. Aquí se vive una situación de completa inseguridad y esperamos que UNICEF continúe brindándonos los suministros que necesitamos para tratar a estos niños y niñas desnutridos”.

Junto a sus aliados, UNICEF colabora con los programas ampliados de inmunización destinados a combatir las enfermedades prevenibles como el sarampión y la poliomielitis. En la provincia de Kandahar, UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y otros aliados vacunan a todos los niños menores de cinco años que cruzan entre el Afganistán y el Pakistán, dos de los cuatro países donde la poliomielitis sigue teniendo carácter endémico.

Más atención especializada de los alumbramientos

Uno de los factores fundamentales de la reducción de la elevada tasa de mortalidad materna en el Afganistán consiste en garantizar que las madres reciban atención prenatal y ayuda durante el alumbramiento por parte de parteras capacitadas. Pero en la actualidad, aún son muchas las mujeres afganas embarazadas que carecen de acceso a la atención médica durante el alumbramiento, ya sea por razones culturales, económicas o geográficas.

“Debido a que estamos geográficamente apartados, tenemos la tasa de mortalidad materna más elevada de la provincia de Bamyan”, explica el Gobernador Habiba Suhrabi.

UNICEF brinda apoyo a los programas destinados a ampliar la atención prenatal de las embarazadas. Una de las maneras en que lo hace es brindando un mayor nivel de acceso a los servicios de personal capacitado durante el alumbramiento, ofreciendo educación sobre la lactancia materna y brindando capacitación al personal de los hospitales y a los agentes sanitarios comunitarios.

Alianzas en pro del desarrollo

Para poder avanzar en esas circunstancias tan difíciles, UNICEF apela a las alianzas, que abarcan a las comunidades y hasta a los propios niños y niñas, así como a las organizaciones no gubernamentales, los demás organismos de las Naciones Unidas y los donantes.

UNICEF y sus aliados colaboran diariamente en el terreno en hospitales, clínicas, escuelas y hogares para garantizar que los niños y niñas afganos puedan disfrutar del derecho a iniciar sus vidas de la manera más sana posible y a disfrutar de una vida adulta sana y prolongada.


 

 

Vídeo (en inglés)

Jane O’Brien, corresponsal de UNICEF, informa sobre las actividades que realiza ese organismo y sus aliados para mejorar la salud maternoinfantil en el marco de la creciente inseguridad que reina en el Afganistán
 VIDEO  alta | baja

Búsqueda