HAR_graphic_sp
Languages
English
Français

ÁFRICA ORIENTAL Y MERIDIONAL Zimbabwe

© UNICEF/NYHQ2008-1798/Pirozzi

Un niño huérfano a causa del SIDA mira por la ventana de su casa en Harare. El país sigue siendo muy frágil después de un brote de cólera de 11 meses, la escasez alimentaria, la pandemia del VIH y el SIDA y la inestabilidad política.

Cuestiones críticas para la infancia y las mujeres

Pese a que desde febrero de 2009 Zimbabwe cuenta con un Gobierno incluyente y a pesar de que desde entonces han habido señales de un claro compromiso con el mejoramiento de la condición de los niños, niñas, mujeres e integrantes de otros sectores vulnerables de la población, la situación general continúa siendo frágil, ya que el país trata de superar una crisis compleja y lograr la recuperación política y económica. En 2009, un brote de cólera que afectó a todo el país durante 11 meses, la disminución de la seguridad alimentaria y los estragos de una pandemia del VIH/SIDA silenciosa pero de gran envergadura profundizaron el grado de vulnerabilidad de los niños, niñas y mujeres de Zimbabwe. Esas circunstancias se sumaron a los sufrimientos causados por diversos sucesos ocurridos en años recientes, como la hiperinflación, la inestabilidad política y el colapso de los servicios sociales básicos. Una evaluación que se llevó a cabo en mayo de 2009 indicó la existencia de una elevada incidencia de violencia basada en el género que puso de relieve las deficiencias de los servicios de los que disponen las víctimas, especialmente en lo que respecta a la carencia de ámbitos acogedores para las pacientes, de apoyo psicosocial y de tratamientos médicos de posibles infecciones con el VIH.

Acción humanitaria planificada para 2010

En 2010, UNICEF colaborará con el Gobierno de Zimbabwe, las ONG nacionales e internacionales aliadas y otros organismos de las Naciones Unidas para dar respuesta a las necesidades de por lo menos 5 millones de habitantes, de los cuales unos 3,5 millones son niños, niñas y mujeres vulnerables. El apoyo se concentrará en las actividades iniciales de recuperación y de transición en todo el país con el objetivo de fortalecer la prestación de servicios básicos, como los de salud y nutrición; agua, saneamiento e higiene; educación; protección de la infancia; y prevención y tratamiento del VIH/SIDA. A continuación, los resultados que UNICEF espera obtener mediante sus intervenciones de emergencia:

Salud y nutrición: UNICEF continuará desempeñando una función importante en el grupo temático para la salud y encabezando el grupo temático para la nutrición a fin de garantizar respuestas eficaces y coordinadas. Mediante el suministro de medicamentos esenciales y otros productos médicos se beneficiará a más de dos millones de niños, niñas y mujeres, quienes también disfrutarán de los beneficios del aumento de la vigilancia de la nutrición a nivel nacional, del apoyo a la gestión con base en la comunidad de la desnutrición aguda, la neumonía, la diarrea y la alimentación de los lactantes y los niños y niñas de corta edad.

Agua, saneamiento e higiene: Mediante la excavación de pozos de sondeo y la rehabilitación de gran número de puntos de agua e instalaciones sanitarias se brindará acceso al agua potable, al saneamiento adecuado y a instalaciones higiénicas a unas 500.000 personas y 200.000 alumnos y alumnas de escuelas. Entre las medidas que se tomarán para reducir la propagación de las enfermedades transmitidas por el agua figurarán las campañas de educación y promoción de las prácticas higiénicas. UNICEF, que encabeza el grupo temático para el agua, saneamiento e higiene, mejorará la coordinación de la ayuda humanitaria.

Educación: UNICEF concentrará sus esfuerzos en el suministro de acceso a la educación a 2,5 millones de niños y niñas y respaldará la recuperación del sector de la educación mediante la realización de campañas de "regreso a la escuela" y la adquisición y distribución de materiales de aprendizaje y enseñanza. UNICEF continuará compartiendo con la organización Save the Children la dirección del grupo temático para la educación.

Protección de la infancia: UNICEF, que continuará al frente del grupo temático para la protección de la infancia, garantizará que 1,4 millones de huérfanos y niños y niñas vulnerables dispongan de acceso a ámbitos donde reciban mayor protección. A tal fin, se pondrá en práctica un conjunto normalizado de servicios de apoyo y se fortalecerán las normas jurídicas y políticas que protegen a los niños involucrados con el sistema de justicia, ya se trate de víctimas, testigos o a autores de transgresiones o delitos.

VIH/SIDA: UNICEF trabajará para prevenir el contagio del VIH a unos 100.000 niños, niñas y jóvenes vulnerables. También brindará apoyo y tratamiento a unas 75.000 personas que viven con esa enfermedad mediante la capacitación, el suministro de terapia antirretroviral, el tratamiento paliativo, la orientación y la distribución de suministros médicos de empleo doméstico.

Resumen de las necesidades de emergencia de UNICEF para cumplir con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia en 2010
Sector USD
Salud 38.100.000
Nutrición 7.000.000
Agua, saneamiento e higiene 26.000.000
Educación 24.000.000
Protección de la infancia 1.300.000
VIH/SIDA 4.000.000
Total 100.400.000