HAR_graphic_sp
Languages
English
Français

ORIENTE MEDIO Y ÁFRICA DEL NORTE Territorio Palestino Ocupado

© UNICEF/NYHQ2009-0042/El Baba

Unos niños en medio de edificios destruidos en el campamento de Rafah, después de la incursión militar israelí de 2008-2009 en la Franja de Gaza. La destrucción de la infraestructura y un bloqueo económico siguen limitando la recuperación.

Cuestiones críticas para la infancia y las mujeres

El Territorio Palestino Ocupado sufre aún las consecuencias de largos años de conflictos armados y de una sucesión de crisis políticas y económicas en 2009, especialmente en Gaza, donde en enero se produjo una serie de incursiones militares que destruyeron la infraestructura de servicios sociales y un gran número de viviendas. Debido a un bloqueo impuesto por Israel y al aumento de las restricciones al movimiento de bienes y personas desde y hacia la Franja de Gaza, las familias tienen cada vez menos acceso a los servicios de atención básica de la salud y de nutrición, al suministro de agua potable y al saneamiento adecuado. Todos esos servicios se encuentran ya al borde del colapso. También se agravan las necesidades humanitarias de los pobladores de Jerusalén oriental y de Cisjordania debido a la escasez de agua, ya que debido al establecimiento de nuevos asentamientos y zonas militares se les impide el acceso a muchas fuentes de agua.

Acción humanitaria planificada para 2010

En 2010, UNICEF colaborará con la Autoridad Palestina, las ONG aliadas y los demás organismos de las Naciones Unidas a fin de dar respuesta a las crecientes necesidades humanitarias de más de cuatro millones de personas, dos millones de las cuales son niños y niñas. UNICEF se concentrará en aumentar el grado de acceso a los servicios esenciales de salud y nutrición, al suministro de agua potable, a los servicios adecuados de saneamiento e higiene y a la educación, así como a la reducción de las tensiones psicosociales. En su carácter de organismo director de los grupos para el agua, saneamiento e higiene y educación; los subgrupos para la nutrición y la protección de la infancia; y el Grupo de trabajo sobre la salud mental y el apoyo psicosocial, UNICEF también fomentará la adopción de un enfoque coordinado en materia de preparación para las situaciones de emergencia, el fortalecimiento de la capacidad sectorial y el aumento de las labores de promoción. A continuación, los resultados que UNICEF espera obtener mediante sus intervenciones de emergencia:

Salud y nutrición: UNICEF brindará respuesta inmediata al problema de los altos niveles de carencia de micronutrimentos de los niños y niñas y satisfará las necesidades de atención de la salud de los recién nacidos, las mujeres embarazadas y lactantes vulnerables y de los niños y niñas menores de cinco años. El objetivo de UNICEF consiste en fortalecer los sistemas nacionales de salud de los que dependen los servicios de atención de la salud materna e infantil, incluso de los recién nacidos.

Agua, saneamiento e higiene: En este sector, la prioridad consiste en aumentar el acceso al agua potable y mejorar las instalaciones sanitarias y las prácticas de higiene, a fin de reducir al mínimo los efectos que tenga el suministro deficiente de agua y saneamiento para la salud de las comunidades y el medio ambiente. A tal fin, se rehabilitarán los sistemas de suministro de agua a las escuelas, las comunidades y los centros sanitarios, lo que beneficiará a unas 200.000 personas en las zonas más afectadas por los conflictos armados.

Educación: UNICEF dará respuesta a los retos que confrontan los estudiantes en las zonas más vulnerables y marginales, con el propósito de garantizar que tanto los alumnos como los maestros cuenten con acceso a servicios de educación básica de alta calidad en sus comunidades. En colaboración con el Ministerio de Educación Básica y Universitaria, UNICEF trabajará en pro del fortalecimiento de los sistemas nacionales de educación básica.

Protección de la infancia: UNICEF, en alianza con el Ministerio de Asuntos Sociales y diversas ONG aliadas, dará respuesta a la situación de más de 626.000 niños, niñas, padres y otras personas a cargo de los menores que están amenazados por la violencia, el abuso y la explotación. UNICEF continuará encabezando las labores interinstitucionales en lo que concierne a las resoluciones 1612 y 1832 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas mediante el aumento de la vigilancia, la revisión de casos y la denuncia de las violaciones graves de los derechos de los niños y niñas afectados por los conflictos armados.

Adolescentes: En colaboración con el Ministerio de Juventud y Deportes, el Ministerio de Asuntos Sociales y sus ONG aliadas, UNICEF ofrecerá programas de actividades de enseñanza correctiva y de recreación a unos 200.000 adolescentes (niños y niñas de 13 a 18 años de edad). El objetivo principal de esas actividades consiste en mejorar las tasas de retención escolar secundaria, reducir la violencia, aumentar la participación de los adolescentes, crear mayor conciencia sobre los modos de vida saludables y mejorar la política nacional hacia los jóvenes.

Resumen de las necesidades de emergencia de UNICEF para cumplir con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia en 2010
Sector USD
Salud 1.300.000
Nutrición 1.450.000
Agua, saneamiento e higiene 3.690.000
Educación 8.300.000
Protección de la infancia 8.000.000
Adolescentes 5.500.000
Total 28.240.000