HAR_graphic_sp
Languages
English
Français

ÁFRICA ORIENTAL Y MERIDIONAL Madagascar

© UNICEF/NYHQ2009-1250/Pirozzi

Un niño cerca de unos escombros en un barrio pobre de Antananarivo. Las sequías, los ciclones y la agitación política han desplazado a las familias, han obligado a miles a usar agua insalubre y han agravado la escasez de alimentos.

Cuestiones críticas para la infancia y las mujeres

Debido a su ubicación geográfica, en Madagascar se producen dos o tres ciclones por año. Esos fenómenos meteorológicos tienen desde hace tiempo consecuencias cada vez más graves, como, por ejemplo, la destrucción de las viviendas de centenares de miles de personas. Desde principios de 2009 el país también se encuentra sumido en una crisis política que ha traído aparejada reducciones importantes de la ayuda al sector público. UNICEF siente grave preocupación por el constante deterioro de la capacidad del país para hacer frente a la situación, especialmente en Antananarivo, la ciudad capital. Al mismo tiempo, en la parte meridional de Madagascar las cosechas sufren los efectos negativos de patrones de lluvias irregulares e impredecibles. Debido a ello, esa región del país donde el 73 % de las familias sufren inseguridad alimentaria y vulnerabilidad crónica sufrió en 2009 las consecuencias de la escasez alimentaria. En marzo de 2009, en una de las zonas del sur del país más afectadas la tasa de desnutrición global aguda alcanzó el 14,5%. Se supone que la irregularidad de las lluvias continuará siendo causa de escasez alimentaria durante 2010.

Acción humanitaria planificada para 2010

En 2010, en colaboración con el Gobierno de Madagascar, otros organismos de las Naciones Unidas y sus aliados nacionales e internacionales, UNICEF se propone reducir la vulnerabilidad de unos 238.000 niños y niñas menores de cinco años en la región meridional de Madagascar, así como de otros 300.000 pobladores afectados por los ciclones en la zona septentrional del país. Ese objetivo se logrará mediante la prestación de socorro de emergencia de conformidad con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia. La respuesta de emergencia seguirá formando parte integral de la estrategia general del programa de país. La planificación, implementación y vigilancia de emergencia se mantendrá en todos los sectores, y se hará hincapié en la preparación, la respuesta rápida y la recuperación temprana. A continuación, los resultados que UNICEF espera obtener mediante sus intervenciones de emergencia:

Salud y nutrición: UNICEF estará al frente del grupo para la nutrición y brindará respuesta inmediata a los altos niveles de desnutrición aguda de unos 238.000 niños y niñas menores de cinco años que viven en la parte meridional de Madagascar y de 300.000 pobladores de la zona septentrional que sufren los efectos de los ciclones. Asimismo, se fortalecerán los servicios de atención básica de la salud y de nutrición mediante el mejoramiento y aumento del suministro de medicamentos esenciales y la ampliación de los programas de difusión y de inmunización.

Agua, saneamiento e higiene: UNICEF, que encabeza el grupo para el agua, saneamiento e higiene, trabajará para garantizar el acceso a servicios e instalaciones de agua potable, saneamiento ambiental e higiene de unas 300.000 personas afectadas por los ciclones y de 136 centros sanitarios en la parte meridional del país. Eso se logrará mediante la rehabilitación de los sistemas de suministro de agua potable; la distribución de materiales de agua, saneamiento e higiene; la construcción de instalaciones sanitarias que se adecuen a las normas Sphere; y realización de actividades de educación sobre la higiene.

Educación: UNICEF encabezará el grupo para la educación con el propósito de garantizar acceso a ámbitos seguros de aprendizaje a por lo menos 100.000 niños y niñas cuya educación fue interrumpida por  los ciclones. Para lograrlo, UNICEF brindará  espacios provisionales de aprendizaje y materiales de recreación.

 Protección de la infancia: UNICEF encabezará el subgrupo para la protección de la infancia con el objetivo de  garantizar que unos 50.000 niños y niñas afectados por los ciclones y 60.000  que sufren las consecuencias de la crisis política obtengan acceso a servicios de apoyo psicosocial mediante el establecimiento de  20 espacios acogedores para los niños,  la realización de actividades de recreación  y la prestación de servicios de orientación psicológica. Una de las maneras en que se vigilará la situación en Antananarivo será mediante la realización de una evaluación rápida de varios grupos temáticos, recurso que también se empleará, de ser necesario, en otras zonas  afectadas por situaciones de emergencia.

Resumen de las necesidades de emergencia de UNICEF para cumplir con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia en 2010
Sector USD
Salud y nutrición 2.000.000
Agua, saneamiento ambiental e higiene 5.000.000
Educación 4.000.000
Protección de la infancia 450.000
Total 11.450.000

1 World Food Programme, ‘Comprehensive Food Security Vulnerability Assessment’, WFP, Rome, 2009.