HAR_graphic_sp
Languages
English
Français

ÁFRICA OCCIDENTAL Y CENTRAL Guinea

© UNICEF/NYHQ2009-2192/Kamber

Un niño con sarampión junto a su madre en un hospital en Conakry. Menos del 10% de los guineanos tiene acceso a servicios básicos de salud. La pobreza, las inundaciones y la inseguridad alimentaria aumentan la inestabilidad política.

Cuestiones críticas para la infancia y las mujeres

La inestabilidad política y las penurias socioeconómicas de Guinea se agudizaron en 2009 y dieron lugar a nuevas manifestaciones antigubernamentales y a la realización de huelgas generales. La matanza del 28 de septiembre 2009 y la ejecución generalizada de actos de violencia sexual contra los manifestantes opositores durante una manifestación que se llevó a cabo en Conakry, la capital, agravaron aún más la tensa situación. Una serie de desastres naturales, como las inundaciones desusadamente intensas, han afectado las cosechas y han provocado un incremento de la desnutrición. En Conakry continúa aumentando el precio de los productos básicos como el arroz, el azúcar y el aceite, lo que acelera el constante descenso del nivel de vida y crea mayor tensión en las zonas urbanas del país. La combinación de la pobreza con el hambre constante empuja a los niños y niñas de corta edad a la trata de menores y al trabajo infantil, lo que en general los lleva a ser víctimas de las relaciones sexuales forzadas y otras formas de violencia, además de privarles de su derecho a la educación y perjudicar su bienestar y su desarrollo en general.

Acción humanitaria planificada para 2010

UNICEF se aliará con el Gobierno de Guinea, los demás organismos de las Naciones Unidas y diversas ONG nacionales e internacionales a fin de suministrar el socorro de emergencia acorde con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia. El objetivo consiste en reducir el grado de vulnerabilidad de más de 2,2 millones de niños y niñas afectados por la inseguridad alimentaria y amenazados por la explotación, especialmente en las zonas urbanas. UNICEF se concentrará en garantizar que esos niños cuenten con acceso a los servicios de salud y nutrición, al agua potable y al saneamiento y la higiene adecuados, con vistas a reducir la incidencia del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua y de mejorar el estado nutricional general de la infancia. Durante 2010, UNICEF ayudará a incrementar la capacidad del gobierno y la sociedad civil en materia de preparación y respuesta ante las situaciones de emergencia. A continuación, los resultados que UNICEF espera obtener mediante sus intervenciones de emergencia:

Salud: Mediante la realización de iniciativas de concienciación acerca de la importancia de la preparación para las situaciones de emergencia a nivel local y nacional y por medio del acopio preventivo de suministros médicos y medicamentos se garantizará la atención básica de la salud de unos 10.000 niños, niñas y mujeres amenazados por los brotes de enfermedades transmitidas por el agua y otras situaciones de emergencia. También se tomarán medidas de preparación y respuesta ante posibles situaciones de emergencia sanitaria, a fin de dar respuesta a los casos de enfermedades infecciosas, como la gripe A (H1N1).

Nutrición: En colaboración con el Programa Mundial de Alimentos, se dará respuesta inmediata a las necesidades de unos 50.000 niños y niñas menores de cinco años gravemente desnutridos, con el objetivo de reducir la tasa de desnutrición grave aguda a menos de un 10% y de mejorar el estado nutricional de la niñez en general. Como parte de sus responsabilidades como organismo director del grupo para la nutrición, que comparte con Save the Children, UNICEF también brindará apoyo al Gobierno de Guinea en materia de coordinación de las respuestas ante las situaciones de emergencia nutricional.

Agua, saneamiento e higiene: A fin de reducir la incidencia del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua, unas 300.000 personas vulnerables recibirán acceso al agua potable e instalaciones sanitarias, además de beneficiarse de las labores de fomento de la higiene. La construcción de unas 6.000 letrinas que cumplirán con las normas Sphere en zonas de elevado riesgo de brotes de enfermedades transmitidas por el agua, garantizará que las niñas y mujeres cuenten con privacidad y seguridad adecuadas.

Educación: Mediante la construcción de ámbitos de aprendizaje provisionales y el suministro de elementos escolares básicos se posibilitará que los niños y niñas desplazados y vulnerables vuelvan a clases o inicien sus estudios escolares. Las autoridades educacionales podrán dar respuesta más eficaz a las necesidades en materia de educación que se susciten durante las situaciones de emergencia como resultado de la capacitación que recibirán con respecto a la preparación de planes de contingencia locales y de mecanismos de respuesta de emergencia. Los maestros, por su parte, recibirán capacitación sobre la prevención del VIH/SIDA y sobre la educación para la paz, que luego podrán aplicar en las escuelas.

Protección de la infancia: Las personas que hayan sufrido actos de violencia sexual o violencia por razón de género recibirán asistencia jurídica, apoyo psicosocial y servicios de rehabilitación. UNICEF también colaborará con la creación de capacidad gubernamental y en el ámbito de la sociedad civil en materia de toma de medidas adecuadas de protección de la infancia durante las situaciones de emergencia, como la aplicación del Código de conducta contra la explotación y abuso sexual en las actividades de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas.

Resumen de las necesidades d emergencia de UNICEF para cumplir con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia en 2010
Sector USD
Salud 1.500.000
Nutrición 700.000
Agua, saneamiento e higiene 1.270.000
Educación 1.000.000
Protección de la infancia 850.000
Total 5.320.000