HAR_graphic_sp
Languages
English
Français

ÁFRICA OCCIDENTAL Y CENTRAL Chad

© UNICEF/NYHQ2006-2891/Pirozzi

Un educador de la comunidad habla de salud materna e infantil en Kueke. La violencia transfronteriza y el desplazamiento han dado lugar a tasas alarmantes de desnutrición aguda, por encima del 20% en algunas zonas.

Cuestiones críticas para la infancia y las mujeres

El Chad continúa confrontando una situación de emergencia aguda debido a la violencia interna e interfronteriza, al desplazamiento masivo de pobladores y al limitado acceso de las organizaciones humanitarias a las regiones donde se requiere su ayuda. Además, la escasez e irregularidad de las lluvias caídas durante la temporada anual de precipitaciones amenaza las próximas cosechas, provoca el aumento de los precios de los alimentos y causa un creciente grado de desnutrición. Por otra parte, continúa vigente la práctica generalizada de reclutar menores de edad para los grupos armados y la colocación de minas antipersonales y otra munición explosiva que lesionan, hieren y matan civiles, en su mayoría niños y niñas. Las demandas impuestas a los mecanismos de ayuda a los refugiados y desplazados y a las comunidades anfitrionas son tan elevadas que los sistemas de ayuda social están al borde de la quiebra, y en las zonas más afectadas la tasa de desnutrición supera el 20%. La crisis del Chad es también exacerbada por los efectos del conflicto armado que se desarrolla en Darfur y por el deterioro de la situación en materia de seguridad en la República Centroafricana, ya que el número de refugiados que se albergan en campamentos y comunidades anfitrionas chadianas supera ampliamente los 300.000.

Acción humanitaria planificada para 2010

En colaboración con el Gobierno del Chad, los demás organismos de las Naciones Unidas, la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y las ONG aliadas, UNICEF llevará a cabo intervenciones vitales para satisfacer las necesidades inmediatas de unos 750.000 niños, niñas, mujeres y familias, especialmente en las regiones oriental y meridional del país. Mediante el empleo de enfoques integrados, UNICEF aumentará el grado de acceso de los damnificados a los servicios de salud y nutrición, consolidará y ampliará los logros obtenidos en materia de suministro de agua, saneamiento e higiene acorde con las normas Sphere, así como el acceso a la educación y a la protección, especialmente en el caso de los niños involucrados en las actividades de las agrupaciones y fuerzas armadas. UNICEF continuará al frente de los grupos temáticos para el agua, saneamiento e higiene; la nutrición; y la educación; así como del subgrupo para la protección de la infancia. UNICEF colaborará estrechamente con la Organización Mundial de la Salud con respecto a las cuestiones sanitarias y con el Programa Mundial de Alimentos en lo que concierna a la seguridad alimentaria. A continuación, los resultados que UNICEF espera obtener mediante sus intervenciones de emergencia:

Salud y nutrición: UNICEF trabajará para garantizar que 120.000 niños y niñas menores de cinco años y 50.000 mujeres embarazadas que se encuentran en campamentos de refugiados y desplazados y en comunidades anfitrionas reciban adecuados servicios preventivos y curativos de salud y nutrición. El organismo internacional suministrará vacunas y medicamentos consumibles en cantidades suficientes como para garantizar una cobertura de inmunización de por lo menos un 90% contra el sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante la vacunación. Al mismo tiempo, UNICEF y sus aliados del grupo para la nutrición garantizarán que unas 180.000 personas cuenten con acceso a los servicios de nutrición de buena calidad.

Agua, saneamiento e higiene: El grupo temático para el agua, saneamiento e higiene, que encabeza UNICEF, garantizará que unas 290.000 personas desplazadas, repatriadas y refugiadas que se encuentran en las regiones oriental y suroriental o en comunidades anfitrionas del Chad dispongan de acceso al agua potable y al saneamiento ambiental. Eso se logrará mediante las labores de mantenimiento y rehabilitación de fuentes de agua e instalaciones sanitarias en escuelas, comunidades y centros sanitarios. Asimismo, se llevarán a cabo labores de promoción de las prácticas higiénicas en las escuelas y en los domicilios particulares, y se ampliarán y profundizarán las alianzas con los comités locales de gestión del agua, a fin de que las comunidades adquieran un sentido de pertenencia con respecto a las instalaciones rehabilitadas.

Educación: UNICEF, que encabeza el grupo temático para la educación, dirigirá las actividades destinadas a garantizar que más de 170.000 niños y niñas refugiados obtengan acceso a la educación de buena calidad y a mejorar los ámbitos de aprendizaje mediante la construcción de 200 instalaciones escolares provisionales. También ayudará a dar mayores aptitudes a los maestros y al personal de los establecimientos preescolares brindándoles capacitación. Las escuelas, por otra parte, recibirán los materiales de enseñanza, educación y recreación que necesiten para convertirse en ámbitos acogedores para los niños, donde éstos tengan más posibilidades de aprender y desarrollarse.

Protección de la infancia: UNICEF ampliará las labores de detección, liberación y reintegración de los niños involucrados con las agrupaciones y fuerzas armadas, entre ellos unos 10.000 menores de edad que corren peligro de ser reclutados. Por medio del subgrupo para la protección de la infancia que encabeza UNICEF se fortalecerán los mecanismos y marcos jurídicos de protección basados en la comunidad que promuevan la creación de ámbitos acogedores para los niños. Unos 3.000 integrantes de las fuerzas armadas del Chad recibirán capacitación en materia de derechos de los niños. UNICEF mantendrá su colaboración con los aliados de las Naciones Unidas para brindar apoyo al mecanismo de vigilancia y denuncia de violaciones graves de los derechos de los niños durante los conflictos armados.

VIH/SIDA: Se mejorarán los servicios de concienciación, orientación voluntaria y análisis del VIH y el SIDA que beneficiarán a unas 10.000 mujeres embarazadas, madres, niños y niñas infectados con el VIH. Unos 150.000 jóvenes recibirán información acerca de la prevención del VIH en tres nuevos centros juveniles y por medio de una red de 22 centros para los jóvenes que ya funcionan en los campamentos de refugiados y asentamientos de desplazados y en las comunidades anfitrionas.

Preparación y respuesta ante situaciones de emergencia: Las oficinas de países de UNICEF que lleven a cabo actividades de planificación de contingencia contarán con mejores mecanismos de preparación y respuesta ante las situaciones de emergencia gracias al desarrollo de la capacidad regional de despliegue rápido de personal con experiencia en situaciones de emergencia y a los recursos que brindará el Fondo Regional de Respuesta Rápida de Emergencia para la planificación y fase inicial de la respuesta en las situaciones de emergencia. Asimismo, UNICEF apoyará el aumento de la preparación y capacidad de respuesta de los países mediante ejercicios interinstitucionales de simulacros de situaciones de emergencia a nivel nacional, que serán dirigidos por UNICEF. La organización también aumentará la capacidad de respuesta en la subregión de África central, especialmente en lo que concierne a las operaciones de emergencia en el Camerún, la República Centroafricana y el Chad, mediante el establecimiento de un centro subregional de suministro de elementos esenciales. UNICEF también ofrecerá ayuda técnica sustancial para satisfacer las necesidades de las oficinas de los países en materia de suministro y logística. En Benin, Burkina Faso y Togo se realizarán actividades adicionales de preparación y respuesta.

Resumen de las necesidades de emergencia de UNICEF para cumplir con los Compromisos básicos para la infancia en situaciones de emergencia en 2010
Sector USD
Salud 5.000.000
Nutrición 12.500.000
Agua, saneamiento e higiene 11.500.000
Educación 10.500.000
Protección de la infancia 9.000.000
HIV/AIDS 1.700.000
Total 50.200.000