har_2009_header_sp
Languages
English
Français
عربي

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

© UNICEF/NYHQ2008-0408/Abramson

Un niño se agarra al madero de una ventana de su casa inundada, en el distrito de San Julián, Bolivia, en marzo de 2008. Un total de 75 personas murieron y alrededor de 60.000 de las familias más pobres y vulnerables del país quedaron desplazadas debido a las inundaciones.

La región de las Américas y el Caribe sufrió en 2008 los efectos de los desastres naturales, desde los huracanes, las tormentas tropicales y las inundaciones que sacudieron el Caribe, hasta una sequía en Paraguay y descensos acusados de las temperaturas en el Perú. Los huracanes Fay, Gustav, Hanna, Ike y Norbert afectaron considerablemente amplias zonas del Caribe en la segunda mitad de 2008. Cuba, Jamaica, Haití, México, República Dominicana y las islas Turcos y Caicos padecieron los efectos de las tormentas mencionadas anteriormente, mientras que fuertes lluvias anegaron a comienzos de año Bolivia y Ecuador. En la última parte del año, varios países de América Central como Belice, Guatemala y Honduras sufrieron también los efectos de las fuertes lluvias. En todos los países se han producido pérdidas de vidas y daños a la infraestructura a diferentes niveles. Todos estos países tienen en común que las tormentas han dejado a los niños y a las mujeres más pobres y más marginados en una situación aún más precaria.

ACCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2009

Fortalecer a las oficinas de país de las Américas y el Caribe y fomentar la capacidad de los homólogos nacionales en cuestiones relacionadas con la reforma humanitaria, incluidos los grupos temáticos encabezados por UNICEF: La Oficina Regional de UNICEF en las Américas y el Caribe (TACRO) proporcionará asistencia técnica y capacitara a los homólogos gubernamentales, los asociados del Comité Permanente entre Organismos y el personal de las oficinas de país de UNICEF sobre el enfoque que se adoptará con respecto a los derechos de la infancia y otras cuestiones específicas. TACRO, en colaboración con sus asociados, establecerá una estrategia sobre cómo vincular las políticas sociales y públicas de los países de medianos ingresos con la preparación y la intervención en casos de emergencia y la reducción del riesgo de desastres.

Fortalecer a la región de las Américas y el Caribe para responder a desastres naturales de emergencia y otras situaciones súbitas de emergencia: TACRO aumentará su capacidad para apoyar a las oficinas de país con la distribución rápida de suministros esenciales y el despliegue de recursos humanos capacitados, y mejorará el sistema de alerta temprana de la región. La Unidad de Emergencia de la Oficina Regional garantizará un apoyo constante.

Apoyar las iniciativas para la reducción del riesgo de desastres, centrándose en los sectores de educación y agua, saneamiento e higiene: TACRO impulsará su capacidad para movilizar y organizar a los agentes gubernamentales y la cooperación internacional de las ONG a escala regional, subregional, nacional y local a fin de llevar a cabo medidas para la reducción de riesgos en los sectores de educación y agua, saneamiento e higiene en los que UNICEF será responsable del grupo temático.

Américas y Caribe

Necesidades de emergencia para 2009*

Dólares EEUU
Fortalecer a las oficinas de país de las Américas y el Caribe y fomentar la capacidad de los homólogos nacionales en cuestiones relacionadas con la reforma humanitaria, incluidos los grupos temáticos encabezados por UNICEF 1,100,000
Fortalecer a la región de las Américas y el Caribe para responder a desastres naturales de emergencia y otras situaciones súbitas de emergencia 500,000
Apoyar las iniciativas para la reducción del riesgo de desastres, centrándose en los sectores de educación y agua, saneamiento e higiene 1,200,000
Total** 2,800,000

* Los fondos recibidos en este llamamiento se utilizarán para responder a las necesidades inmediatas y a mediano plazo de los niños y las mujeres tal como se indica arriba. Si UNICEF recibiera fondos en exceso de las necesidades financieras de mediano plazo para esta situación de emergencia, utilizará estos fondos para apoyar otras situaciones de emergencia que no cuenten con suficiente financiación..
** The total includes a maximum recovery rate of 7 per cent. The actual recovery rate on contributions will be calculated in accordance with UNICEF Executive Board Decision 2006/7 dated 9 June 2006.