har_2009_header_sp
Languages
English
Français
عربي

ORIENTE MEDIO Y ÁFRICA DEL NORTE

© UNICEF/NYHQ2009-0012/El Baba

Children stand amidst bombed buildings in the city of Rafah, during theIsraeli military incursion that began on 27 December 2008, into the GazaStrip in the Occupied Palestinian Territory.

CUESTIONES CRÍTICAS PARA LA INFANCIA Y LAS MUJERES

Entre las muchas y diferentes crisis que se produjeron en la región de Oriente Medio y África del Norte durante 2008, la más urgente fue la constante gravedad de la situación humanitaria en el Iraq y en los países vecinos, el sufrimiento del pueblo palestino y la degradación de la situación de seguridad en Darfur (Sudán). Además de lo anterior, la inestabilidad en el Líbano y en Yemen, las amenazas terroristas, las repercusiones de los altos precios de los alimentos en la región y la vulnerabilidad ante los desastres naturales son algunas de las tendencias que exigirán un seguimiento cercano en 2009.

ACCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2009

La oficina regional de UNICEF para Oriente Medio y África del Norte (MENARO) proporciona apoyo técnico y financiero para el grupo de agua, saneamiento e higiene, mediante las labores de coordinación de un especialista de situaciones de emergencia dedicado exclusivamente a este sector. El grupo de telecomunicaciones de emergencia ha llevado a cabo una capacitación del personal y ha realizado un depósito preventivo de suministros. Hay especialistas técnicos en MENARO que proporcionan apoyo a los grupos de nutrición, educación y protección de la infancia.

MENARO trabajará con las oficinas de país y los asociados en la región para lograr que la capacidad de preparación e intervención destinada a satisfacer las necesidades de las mujeres y los niños que viven en entornos inestables sea eficaz y oportuna. Las actividades apoyadas por MENARO se centrarán en el Iraq y en la subregión, incluidos Jordania, el Líbano, el Territorio Palestino Ocupado, Sudán, la República Árabe Siria y el Yemen.

Preparación para situaciones de emergencia y fomento de la capacidad: MENARO apoyará a los países en mayor situación de riesgo para que lleven a cabo una planificación avanzada de respuesta, incluso a niveles subregionales y subnacionales y dentro de un contexto interinstitucional, especialmente en las esferas que UNICEF dirige o cuando es responsable de los grupos temáticos; y ampliará la capacidad del personal y de los asociados por medio de actividades ininterrumpidas de capacitación sobre preparación e intervención en situaciones de emergencia.

Intervención en situaciones de emergencia: MENARO trabajará para fortalecer la capacidad de los mecanismos de respuesta en la región, estableciendo sistemas para una rápida movilización de recursos (humanos, financieros, suministros) en caso de crisis; y prestará apoyo a la promoción de sistemas más firmes de supervisión del rendimiento en situaciones de emergencia. 

Coordinación y asociación: MENARO seguirá realizando sus actividades de coordinación con respecto a las implicaciones subregionales de las crisis del Iraq y del Territorio Palestino Ocupado, promoviendo la coordinación internacional e interinstitucional, y compartiendo buenas prácticas; y también fortaleciendo las asociaciones con las entidades regionales. 

 

Oriente Medio y África del Norte
Necesidades de emergencia para 2009*
Sector Dólares EEUU
Preparación para situaciones de emergencia y fomento de la capacidad 200,000
Intervención en situaciones de emergencia 300,000
Coordinación y asociación 100,000
Total** 600,000

* Los fondos recibidos en este llamamiento se utilizarán para responder a las necesidades inmediatas y a mediano plazo de los niños y las mujeres tal como se indica más arriba. Si UNICEF recibiera fondos en exceso de las necesidades financieras de mediano plazo para esta situación de emergencia, utilizará estos fondos para apoyar otras situaciones de emergencia que no cuenten con suficiente financiación.
** El total incluye una tasa máxima de recuperación del 7%. La tasa real de recuperación de las contribuciones se calculará según la Decisión de la Junta Ejecutiva de UNICEF 2006/7, fechada el 9 junio de 2006.