har_2009_header_sp
Languages
English
Français
عربي

PREFACIO

© UNICEF/HQ05-0653/Toutounji

Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva, UNICEF

En 2008 se han producido importantes desafíos humanitarios en todo el mundo, desde desastres naturales devastadores al aumento del precio de los alimentos y el petróleo y al empeoramiento de las situaciones de conflicto armado.

En las últimas décadas, el número y la gravedad de los desastres naturales se han incrementado considerablemente. Sólo en 2008 se produjeron huracanes devastadores en el Caribe, terremotos catastróficos en China y el Pakistán, el peor ciclón ocurrido en la historia de Myanmar, inundaciones y deslizamientos de tierra en Asia Meridional, y sequías e inundaciones en el Cuerno de África. Las crisis humanitarias se han agudizado en varias situaciones de emergencia prolongadas, como lo demuestran la reanudación de los combates en la zona oriental de la República Democrática del Congo y el empeoramiento de la inseguridad alimentaria en Zimbabwe.

La complejidad creciente de las crisis humanitarias exige preparación para las situaciones de emergencia, una respuesta rápida, el fortalecimiento de la capacidad de todos los individuos e entidades involucrados así como sólidas asociaciones con los gobiernos, los organismos de las Naciones Unidas, las ONG y las comunidades. UNICEF se compromete a mejorar aún más su capacidad para proteger a los niños, las niñas y las mujeres de todo el mundo y aliviar su sufrimiento.

El Informe de Acción Humanitaria es el llamamiento anual de UNICEF en favor de los niños, las niñas y las mujeres afectados por situaciones de emergencia en todo el mundo. En el informe de 2009 figuran 36 países de las seis regiones de UNICEF.

Los niños, las niñas y las mujeres son quienes más sufren las consecuencias de los conflictos, las guerras, los desastres naturales, la falta de atención sanitaria y la escasez de alimentos. Dependemos de vuestra ayuda para poder responder rápida y eficazmente a las necesidades de estos niños, niñas y mujeres y asegurar su protección y bienestar.

Ann M. Veneman
Directora Ejecutiva