har_header_sp_2008

ÁFRICA ORIENTAL Y MERIDIONAL MOZAMBIQUE: RESUMEN DE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA

© UNICEF/HQ06-2234/Pirozzi

En Mozambique septentrional, un niño de corta edad sostiene su ficha de salud en una clínica móvil que recibe apoyo de UNICEF. La pobreza crónica y los desastres naturales dificultan la recuperación tras varios años de conflicto.

CUESTIONES CRÍTICAS PARA LA INFANCIA

Pese a los progresos hechos para reducir sus extremos niveles de pobreza y avanzar paulatinamente hacia los parámetros establecidos por el Plan de Acción para la Reducción de la Pobreza Absoluta (PARPA) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), Mozambique sigue siendo uno de los países menos desarrollados del mundo, ocupando el puesto 168 de 177 países en el Índice de Desarrollo Humano de 2006.

Ello se debe, principalmente, a la situación de vulnerabilidad crónica y a la crisis humanitaria en que se encuentra el país como resultado de tres factores clave: (i) la débil infraestructura para servicios básicos, que se vieron diezmados después de más de una década de guerra civil, (ii) el impacto del VIH/SIDA en las capacidades nacionales y el desarrollo, y (iii) la tendencia de Mozambique a sufrir desastres naturales, incluidas inundaciones, ciclones y prolongadas sequías. Estos fenómenos naturales desbaratan los medios de ganarse la vida y los servicios, agotan los limitados mecanismos que permiten hacer frente a la situación y exacerban las vulnerabilidades existentes – máxime en lo que atañe a mujeres y niños. Por ejemplo, los resultados preliminares del ejercicio del Comité de evaluación de la vulnerabilidad de junio de 2007 indican que muchas familias que se han visto afectadas por las inundaciones de la cuenca del río Zambezi y por el ciclón Favio en la provincia de Inhambane no tendrán la capacidad suficiente para recuperarse de los daños causados por estos desastres naturales – por lo que necesitarán asistencia humanitaria continuada-.

ACCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2008

Salud y nutrición infantiles: UNICEF trabajará con las autoridades sanitarias de ámbito nacional y local para mitigar el impacto del cólera y garantizar una respuesta adecuada ante casos de cólera; prestará apoyo preventivo y curativo en la atención de la salud en situaciones de emergencia; respaldará las iniciativas de rehabilitación nutricional en las zonas afectadas por el desastre; y adoptará medidas preventivas y de preparación ante un brote de gripe aviar en Mozambique.

Agua, saneamiento e higiene: UNICEF continuará apoyando a las autoridades mozambiqueñas para rehabilitar y construir fuentes de agua en zonas afectadas por el desastre, construir letrinas y llevar agua potable en camiones cisterna a las poblaciones afectadas. 

Educación: Para garantizar la continuación de las actividades de aprendizaje después de una emergencia, UNICEF prestará asistencia a las autoridades educativas para comprar y almacenar suministros educativos, incluidas tiendas escolares, kits escolares, kits de aprendizaje y materiales didácticos para profesores. UNICEF también apoyará al Ministerio de Educación y Cultura para ejecutar el plan de preparación y respuesta ante emergencias en el sector educativo.

Protección de la infancia: UNICEF fortalecerá la capacidad de la sociedad civil para controlar y hacer frente a la violencia de género, la explotación y el abuso; ofrecerá atención psicosocial en situaciones de emergencia; y satisfará las necesidades de los más vulnerables (por ejemplo, suministrando kits familiares de emergencia).

Comunicación en apoyo del programa: UNICEF apoyará la movilización social basada en la comunidad y las actividades de divulgación mediante el desarrollo de materiales para la radio comunitaria, las unidades de comunicación móviles y el teatro comunitario; y proporcionará materiales de movilización social para promover prácticas seguras de higiene y prevenir el cólera, el paludismo y el VIH/SIDA en situaciones de emergencia.

Coordinación y operaciones de emergencia: UNICEF apoyará al Instituto Nacional de Gestión de Catástrofes (INGC) prestándole asistencia técnica para prevenir, supervisar y evaluar las iniciativas de respuesta ante desastres; y brindará asistencia operativa para evaluar las situaciones de emergencia y para transportar y distribuir suministros humanitarios durante los desastres naturales, si fuese necesario.

Necesidades de emergencia para 2008
Sector Dólares EEUU
Salud y nutrición 2.200.000
Agua, saneamiento e higiene 1.500.000
Educación 800.000
Protección de la infancia 400.000
Comunicación en apoyo del programa 100.000
Coordinación y operaciones de emergencia 650.000
Total* 5.650.000

*  La coordinación es parte integrante de la preparación y respuesta ante emergencias que se incluye en todas las prioridades sectoriales del Informe de Acción Humanitaria.
**El total incluye una tasa de recuperación máxima del 7%. La tasa de recuperación real de las contribuciones individuales se calculará de acuerdo con la Decisión de la Junta Ejecutiva 2006/7 de 9 de junio de 2006.