har_header_sp_2008

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE HAITÍ: REPORTAJE

La lucha en Haití contra la transmisión del VIH de madre a hijo

© UNICEF/HQ05-0865/Noorani

Un niño seropositivo recibe una dosis de tratamiento antirretroviral en un orfanato de Port-au-Prince, Haití. Sin las campañas de prevención, es probable que un tercio de los bebés nacidos de madres seropositivas adquiriese el virus.

Della vive en una apartada aldea del Departamento Noroccidental, una región árida, estéril y económicamente deprimida de Haití. Se trata del más pobre de los 10 departamentos que constituyen este país. Allí, la joven madre cría a sus cuatro hijas mujeres mientras se prepara para dar a luz por quinta vez.

Recientemente, Della se sintió muy mal. "Temía por la vida de mi bebé", recuerda. Ante esa situación, Della tomó una motocicleta taxi que la llevó al hospital de Bombardopolis, a unos 15 km de distancia.

"El camino es muy accidentado, y eso le crea dificultades especiales a Della, que está embarazada de cinco meses y que vive tan lejos", explica Elmanise Jacques, que dirige un programa de prevención de la transmisión del VIH de la organización humanitaria CARE en Bombardopolis.

El primer marido de Della había muerto de SIDA cuatro años antes, y la mujer se volvió a casar. Tras el largo viaje hasta el hospital, Della se enteró de que estaba infectada con el VIH.

UNICEF colabora con aliados como CARE en las labores de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo y en la prestación de servicios de tratamiento pediátrico. En Haití hay unas 2.000 embarazadas que viven con el VIH.

"La pobreza, la inestabilidad política y la falta de acceso a la educación exacerban la propagación del VIH/SIDA en las comunidades más remotas", afirma Cecilia Sánchez Bodas, Oficial de Proyectos sobre el VIH/SIDA de UNICEF. "De no mediar medidas preventivas, una tercera parte de los niños y niñas nacidos de madres infectadas con el VIH se contagiarán el virus durante el embarazo, el trabajo de parto, el alumbramiento o el amamantamiento".

Por consejo de su médica, Della ingresó en un programa de atención médica y apoyo a las embarazadas que viven con el VIH, que recibe asistencia de UNICEF. Los resultados iniciales de los programas de ese tipo sugieren que pueden servir para reducir hasta en un 50 por ciento las tasas de transmisión del virus de madres a hijos.

Durante las 72 horas posteriores a su nacimiento, el hijo de Della recibirá una dosis de medicamentos antirretrovirales que reducirán el riesgo de contagio del virus de la madre al hijo. También se le suministrará atención pediátrica y será sometido a exámenes de detección del VIH durante los 18 meses siguientes, mientras que Della recibirá orientación e información sobre los métodos más adecuados de alimentación de su hijo. Si éste estuviera infectado con el VIH, podría ser necesario brindarle tratamiento con medicamentos antirretrovirales.

Della también se sumó a una agrupación comunitaria que ofrece apoyo psicológico para combatir los efectos del estigma de vivir con el VIH.

"Lo que aprendí en ese grupo es que estar infectada con el VIH no es el fin del mundo y que si recibo atención periódica en el hospital puedo mantener un buen estado de salud", agrega. "Aquí, una doctora vigilará mi salud y me dará los medicamentos que necesite."

Desde que Della comenzó a asistir a las reuniones del grupo de apoyo su vida ha mejorado notablemente. La mujer se propone seguir participando en las reuniones, incluso después de que dé a luz, ya que quiere compartir sus experiencias con otras mujeres que se encuentren en una situación similar y darles apoyo durante ese periodo doloroso.

"Las mujeres valientes, como Della, son importantes para el grupo porque nos ayudan a mantener y mejorar este programa que ayuda a las mujeres embarazadas", comenta la Sra. Jacques.

* Le total comprend un taux de recouvrement maximal de 7%. Le taux réel de recouvrement pour les contributions sera calculé conformément à la décision 2006/7 du Conseil d’administration du 9 juin 2006.