har_header_sp_2008

ÁFRICA OCCIDENTAL Y CENTRAL REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO: RESUMEN DE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA

© UNICEF/HQ03-0345/LeMoyne

Una víctima de violación en un hospital de Goma, en la Republicana Democrática del Congo, que recibe ayuda de UNICEF. La violencia sexual se emplea ahora de manera generalizada como táctica bélica en la región oriental del país.

CUESTIONES CRÍTICAS PARA LA INFANCIA

La celebración de elecciones a finales de 2006 y la rendición de varios grupos armados han aportado una estabilidad relativa a algunas zonas de la República Democrática del Congo, pero el conflicto armado continúa en marcha y se ha intensificado durante 2007 en ciertas partes de las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur. Desde que empezó la crisis en Kivu Norte, 350.000 personas más han engrosado la cifra de desplazados. Durante 2007 también han tenido lugar desastres naturales y epidemias en diferentes partes del país, especialmente en la ribera del río Congo y en las regiones de los lagos orientales y meridionales. El conflicto que dura ya una década en la República Democrática del Congo ha minado el bienestar y la calidad de vida de mujeres y niños de todo el país. Más de la mitad de muertes de niños menores de cinco años se debe a la desnutrición y al déficit de micronutrientes. La tasa de mortalidad materna de la República Democrática del Congo continúa siendo una de las peores de África, con 1.300 muertes por cada 100.000 nacidos vivos. Sólo un 22 por ciento de la población tiene acceso a agua potable y un 9 por ciento a suministros de agua mejorados e instalaciones sanitarias apropiadas. Se cree que entre 1.700 y 2.100 niños permanecen todavía en grupos y fuerzas armados en el distrito de Ituri Norte y en las provincias de Kivu Sur y, en menor medida, en Équateur. Más de 5.000 niños que han sido liberados de los grupos armados precisan ayuda estable en su proceso de reintegración en la sociedad. Más de 4,4 millones de niños en edad escolar, entre ellos 2,5 millones de niñas y 400.000 niños desplazados, no están escolarizados.

ÁCCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2008

Salud y nutrición: Unos 8 millones de desplazados internos, miembros de comunidades de acogida y otras personas en situación de vulnerabilidad, con un especial énfasis en los niños, se beneficiarán de las siguientes actividades clave: distribución de medicamentos esenciales de emergencia y de equipamientos básicos a 300 centros sanitarios; apoyo para la vacunación de 2,7 millones de niños contra el sarampión, de 6,5 millones de niños contra la poliomelitis y de 1 millón de niños contra todos los demás antígenos; provisión de medicamentos y apoyo operativo contra la epidemia de cólera y los brotes de meningitis; distribución de mosquiteras tratadas con insecticida a 1,5 millones de niños y mujeres embarazadas; soporte a centros de alimentación que atienden a 48.000 niños desnutridos y a sus familias, con formación sobre buenas prácticas de alimentación; control nutricional mediante estrategias de gestión comunitaria; y asistencia técnica para colaboradores de emergencia en el ámbito de la nutrición y determinación de zonas con riesgo de desnutrición.

Agua, saneamiento e higiene: Unas 500.000 personas desplazadas, retornadas, afectadas por el cólera y la guerra se beneficiarán de un paquete básico de intervenciones en saneamiento, higiene y agua potable, que incluye: acceso a agua potable mediante la protección y la mejora de los puntos de distribución, construcción de letrinas y duchas en los campos, y promoción de la higiene; rehabilitación y construcción de sistemas de conducción de agua; promoción de letrinas familiares y programas de educación y concienciación sobre higiene en comunidades afectadas; construcción de letrinas de pozo mejoradas y ventiladas y de puntos de lavado de manos en escuelas y centros sanitarios; cloración del agua de superficie utilizada para beber y campaña informativa sobre el cólera; y, en las zonas urbanas afectadas y en los grandes asentamientos, marketing social sobre productos de tratamiento del agua en las viviendas.

Educación: En total, 300.000 niños desplazados y afectados por la guerra y 6.000 profesores se beneficiarán de las siguientes actividades básicas de emergencia en el ámbito educativo: abastecimiento de suministros escolares y kits de ocio; formación de 6.000 profesores de primaria y 500 directores de escuela sobre prevención del VIH/SIDA, cuestiones de género e igualdad y educación para la paz; rehabilitación de 600 aulas y sus correspondientes letrinas en las áreas más afectadas; y movilización social y actividades de comunicación en las comunidades de acogida para mejorar el acceso y la permanencia.

Protección de la infancia: UNICEF atenderá las necesidades de protección de unos 200.000 niños expuestos a graves violaciones de sus derechos en las zonas afectadas por conflictos, desplazamientos o inseguridad mediante las siguientes actividades: refuerzo del Mecanismo de Informe y Seguimiento para violaciones graves de los derechos de la infancia en situaciones de conflicto armado, que fue establecido por la Resolución 1612 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; apoyo a la liberación de un número estimado de 2.000 niños que aún forman parte de grupos armados y no han participado en el programa oficial de desarme, desmovilización y reintegración; apoyo continuado a la reintegración social y económica de 5.919 niños ya liberados de los grupos y fuerzas armadas; soporte para la reintegración de 15.000 mujeres y niños víctimas de la violencia sexual; protección y respuesta psicosocial a unos 184.000 niños afectados por desplazamientos de población mediante el establecimiento de espacios amigos de los niños en los campos de desplazados internos, y mediante el apoyo a los sistemas de identificación, documentación y reunificación de los niños separados de sus familias; servicios de reintegración y protección de emergencia para unos 10.000 niños en situaciones específicas de riesgo, como los que son explotados en circunstancias peligrosas o abandonados por sus familias.

VIH/SIDA: Se llegará a unos 500.000 niños y personas vulnerables a través de las siguientes actividades: incremento de un 10 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas en el acceso a servicios de prevención de la transmisión de madre a hijo; formación de 300 educadores, profesores y trabajadores comunitarios en habilidades para la vida y educación en VIH/SIDA; fortalecimiento y expansión de las redes de prevención del SIDA en el ámbito provincial y comunitario, para centrarse en los jóvenes más vulnerables; y construcción de 120 incineradoras de agujas y jeringuillas, así como formación de 480 agentes en su manejo.

Acciones en materia de minas: Se llegará a 100.000 personas en situación de riesgo mediante las siguientes actividades: formación de 50 profesores en educación sobre el peligro de las minas (MRE); refuerzo de la capacidad del gobierno y las ONG nacionales e internacionales en materia de riesgo de minas; e implantación de programas de MRE en comunidades de riesgo.

Mecanismo de Respuesta Rápida ante emergencias: UNICEF, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios y los integrantes del Mecanismo de Respuesta Rápida esperan asistir a más de 130.000 familias desplazadas internas (650.000 personas) en 2008 mediante el Mecanismo de Respuesta Rápida conjunto. Algunas de sus actividades clave serán: análisis de las necesidades humanitarias debidas a crisis graves y repentinas; respuesta mediante ONG internacionales a las necesidades de los beneficiarios en los sectores de: material de alojamiento de emergencia, agua, saneamiento y artículos no alimentarios, así como educación de emergencia; seguimiento del uso de los servicios y productos suministrados; evaluación del impacto de las intervenciones; y promoción de intervenciones complementarias en sectores clave no cubiertos por el Mecanismo de Respuesta Rápida.

Programa de Asistencia Ampliada a los Retornados: En 2008, se espera que UNICEF y las cuatro ONG internacionales con las que colabora en el ámbito provincial ayuden a unas 100.000 familias desplazadas internas (500.000 personas) mediante las siguientes actividades clave: evaluación multisectorial de las comunidades de retornados vulnerables; recopilación y divulgación de los resultados de la evaluación entre la comunidad de asistencia humanitaria; intervención en las comunidades de retornados seleccionadas en la distribución de material de alojamiento de emergencia y artículos no alimentarios; y apoyo a la reanudación de la educación primaria mediante el abastecimiento de suministros escolares y la rehabilitación de escuelas y de las letrinas de los centros escolares.

Coordinación y liderazgo de grupo: UNICEF continuará reforzando la respuesta interagencias efectiva, oportuna y bien coordinada ante las crisis humanitarias. Para ello asumirá el liderazgo en cinco de los diez grupos establecidos en la República Democrática del Congo: 1) agua, saneamiento e higiene, 2) nutrición, 3) educación, 4) artículos no alimentarios y alojamiento de emergencia, 5) telecomunicaciones de emergencia (en colaboración con el Programa Alimentario Mundial). Lo hará mediante la planificación y el desarrollo de estrategias mejoradas y coordinadas, la identificación de colaboradores clave, el establecimiento de estándares, el seguimiento y la presentación de informes y la formación y el desarrollo de capacidades.

Necesidades de emergencia para 2008
Sector Dólares EEUU
Salud y nutrición 34.600.000
Agua, saneamiento e higiene 10.000.000
Educación 8.000.000
Protección de la infancia 9.000.000
VIH/SIDA 2.000.000
Acciones en materia de minas 800000
Iniciativas intersectoriales
Mecanismo de Respuesta Rápida ante emergencias 20.000.000
Programa de Asistencia Ampliada a los Retornados 20.000.000
Coordinación y liderazgo de grupo 1.800.000
Total* 106.200.000

* El total incluye una tasa de recuperación máxima del 7%. La tasa de recuperación real de las contribuciones se calculará de acuerdo con la Decisión del Consejo Ejecutivo de UNICEF 2006/7 de 9 de junio de 2006.