har_header_sp_2008

ASIA Y EL PACÍFICO RESUMEN DE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA EN AFGANISTÁN

© UNICEF/HQ07-1122/Noorani

A esta escuela rural de la Provincia de Bamyan, en el Afganistán, asisten unos 650 niños y niñas. Pese a la situación de constante inseguridad, unos cuatro millones de niños han regresado a las aulas desde 2005.

CUESTIONES CRÍTICAS PARA LA INFANCIA

Afganistán se enfrenta a diversos desastres, naturales y provocados por el hombre, en todo el país. El conflicto armado, el incendio de escuelas, los atentados suicidas y el secuestro y asesinato de trabajadores humanitarios dificultan el acceso a la población civil y obstaculizan la prestación de asistencia humanitaria. Los principales problemas son la afluencia de deportados y refugiados de Irán y Pakistán, los movimientos de población y los desastres naturales.

La tasa de mortalidad materna en Afganistán es de 1.600 muertes por cada 100.000 nacidos vivos, y se considera una de las más elevadas del mundo; la tasa de mortalidad infantil se sitúa en 165 por 1.000 nacidos vivos, por lo que uno de cada cuatro niños no sobrevive a los cinco años; 2 millones de niños en edad escolar primaria (60 por ciento) no asisten a clase, de los cuales se estima que 1,3 millones son niñas. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, 3.929 escuelas carecen de edificios (2006); sólo un 23 por ciento de la población total tiene acceso a agua potable y tan sólo un 12 por ciento a instalaciones de agua y saneamiento. Según las estadísticas de ACNUR, en 2007 regresaron a Afganistán 347.563 personas procedentes de Pakistán y 5.763 de Irán, además de 260.342 personas deportadas. El conflicto en las regiones meridional, sudoriental y oriental se recrudece, provocando víctimas civiles y desplazamientos de población. En las operaciones militares y los atentados suicidas perpetrados hasta junio de 2007, ya sea por las fuerzas del Gobierno o de la Coalición o por elementos antigubernamentales, 600 civiles fueron asesinados y más de 2.000 familias desplazadas, principalmente en el sur.

ACCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2008

Salud y nutrición: Se estima que unos 600.000 niños vulnerables de entre los desplazados, las comunidades de acogida y los empobrecidos se beneficiarán de las siguientes actividades: distribución de medicamentos y suministros esenciales de emergencia; abastecimiento de suplementos nutricionales a los centros de alimentación terapéutica; administración de múltiples nutrientes y vitamina A a mujeres embarazadas y lactantes; administración de vitamina A a niños desplazados internos y afectados por la sequía; vacunación contra el sarampión; y respuesta rápida ante brotes de diarrea y enfermedades respiratorias agudas para niños en zonas de alto riesgo.

Agua, saneamiento e higiene: UNICEF suministrará a 10.000 familias tabletas para la purificación del agua y apoyará el almacenamiento de agua en tanques para 150.000 personas; tratará con cloro 10.000 pozos en zonas de alto riesgo; construirá 1.000 letrinas domésticas para personas internamente desplazadas y retornados; construirá cinco sistemas de acumulación de agua en el techo para cinco escuelas en zonas afectadas por la sequía; reparará 2.000 fuentes de agua en zonas afectadas por la sequía, principalmente en escuelas; promoverá la educación sobre higiene; construirá y reparará 35 sistemas de agua corriente en zonas afectadas por la sequía y las inundaciones; y suministrará 60.000 bidones plegables de agua a desplazados internos y familias afectadas por la emergencia. Se estima que 1 millón de niños y mujeres recibirán asistencia.

Educación: Más de medio millón de niños, principalmente en zonas de asentamiento de desplazados internos y retornados afectadas por el conflicto, se beneficiarán de la construcción de 305 aulas, el suministro de material pedagógico, el apoyo docente, los centros de aprendizaje temporales, el apoyo psicosocial a niños traumatizados y afectados por la guerra y la educación para las adolescentes internamente desplazadas/deportadas.

Protección de la infancia: UNICEF creará espacios amigos de la infancia para los niños en las zonas en las que están concentrados los desplazados internos y deportados y para los niños afectados por el conflicto armado y los desastres naturales; reforzará el seguimiento de las violaciones y el abuso de los derechos de la infancia a través de redes ya existentes para la protección de los niños; apoyará los rincones psicosociales y amigos de la infancia basados en la comunidad en las zonas en las que están concentrados los desplazados internos y deportados; emprenderá programas de sensibilización sobre los riesgos de las minas; buscará y reunirá a niños separados de sus familias en caso de emergencias.

Respuesta humanitaria y coordinación: En coordinación con el Gobierno y con los organismos de las Naciones Unidas, UNICEF comprará y almacenará en sus oficinas de zona y en otros lugares estratégicos suministros de emergencia para atender a 30.000 familias con conjuntos básicos familiares, lonas, bidones, mantas y ropa de abrigo para mujeres y niños. En colaboración con la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Afganistán, UNICEF apoyará cursos de capacitación en reducción del riesgo de desastres en la comunidad.

Necesidades de emergencia para 2008
Sector Dólares EEUU
Salud y nutrición 2.210.835
Agua, saneamiento e higiene 2.434.298
Educación 5.064.541
Protección de la infancia 674.314
Respuesta humanitaria y coordinación 2.541.776
Total* 12.925.764
* El total incluye una tasa de recuperación máxima del 7%. La tasa de recuperación real de las contribuciones individuales se calculará de acuerdo con la Decisión de la Junta Ejecutiva 2006/7 de 9 de junio de 2006.