Informe de acción humanitaria 2007 – Página principal

NÍGER

CUESTIONES CRÍTICAS PARA LA INFANCIA

Níger es el país clasificado en el último puesto del Índice de Desarrollo Humano del PNUD, con un 61 por ciento de su población sobreviviendo con menos de 1 dólar al día y casi un 49 por ciento de la misma con menos de 15 años. Uno de cada cinco niños mueres antes de cumplir los cinco años, sobre todo debido a infecciones respiratorias agudas, enfermedades transmisibles por el agua, paludismo, otras enfermedades prevenibles y desnutrición. La desnutrición aguda global (tanto moderada como severa) en niños de entre 6 y 59 meses está por encima del umbral de emergencia, en un 10,3 por ciento, y casi uno de cada dos niños menores de cinco años padece desnutrición crónica. Las malas prácticas higiénicas contribuyen a la persistencia de las enfermedades relacionadas con el agua, que se han agravado durantes las recientes emergencias (sequía, inundaciones y brotes de cólera). En 2006, se han registrado 1.018 casos de cólera y 4.103 de meningitis, con una tasa letal del 5 por ciento y del 7,1 por ciento respectivamente. Además, el paludismo es endémico en Níger, con más de 750.000 casos y 2.054 muertes registradas en 2005.

La escasa asistencia escolar, en especial entre las niñas, contribuye a la tasa de analfabetismo del 85 por ciento en Níger. Más del 84 por ciento de las escuelas no tienen letrinas, lo que dificulta el acceso a la escuela y merma su calidad, así como impacta negativamente en la salud de los estudiantes. La precariedad de la vida de las mujeres obstaculiza el acceso de los niños a la educación e influye en el abandono y trata de niños. Los derechos de la infancia a menudo son violados pues los niños deben enfrentarse a abusos, violencia, explotación y abandono.

ACCIÓN HUMANITARIA PLANIFICADA PARA 2007

Salud y nutrición: Con el objetivo de reducir la mortalidad infantil y disminuir, o al menos mantener, la tasa de desnutrición aguda en un 10 por ciento o por debajo del mismo, UNICEF tratará a 300.000 niños menores de cinco años y pondrá en marcha un plan de comunicación para cambiar comportamientos en las comunidades, centrándose en los grupos de población claves. Las actividades incluirán: desarrollar y poner en marcha políticas y protocolos nacionales, y garantizar un suministro ininterrumpido de alimentos terapéuticos y suplementarios y de herramientas de antropometría para tratar las desnutriciones agudas, moderadas y severas, en niños menores de cinco años, así como la alimentación general para niños menores de tres años en las regiones más vulnerables. UNICEF promoverá la lactancia materna exclusiva y una alimentación complementaria adecuada para los niños más pequeños. Además se asegurará el suministro ininterrumpido de suplementos de vitamina A, tabletas antiparasitarias así como inmunización sistemática. UNICEF realizará y promoverá encuestas de nutrición, alertas tempranas, y supervisión. Además mejorará la utilización de las mosquiteras tratadas con insecticida de larga duración, para niños menores de un año, niños pequeños y mujeres embarazadas. UNICEF realizará una planificación de contingencia contra las epidemias por meningitis y reforzará la preparación para manejar mejor los brotes de cólera. Del mismo modo reforzará la capacidad local para hacer frente a los desastres y disponer de suministros por adelantado. UNICEF formará al personal y a los trabajadores comunitarios en el cuidado de los niños enfermos, en especial en relación con las infecciones respiratorias agudas, las enfermedades diarreicas y el paludismo.

Agua, saneamiento e higiene: Las actividades de UNICEF incluirán el manejo de las enfermedades diarreicas y la promoción del lavado de manos; la protección de las fuentes de agua para asegurar la disponibilidad de agua para todos, con un riesgo mínimo de contaminación; la promoción de materiales existentes en uso y de nuevos materiales de formación y sensibilización para la mejora del saneamiento; la mejora de los entornos escolares proporcionándoles agua e instalaciones sanitarias.

Educación y protección de la infancia: UNICEF rehabilitará las clases y el equipamiento dañado por las inundaciones en cinco distritos y proporcionará manuales escolares para unos 1.500 niños afectados. Además, construirá letrinas en 100 escuelas de las regiones propensas al cólera y, en colaboración con las asociaciones de mujeres, proporcionará educación a los padres sobre temas clave de nutrición e higiene en 100 centros de preescolar y 400 escuelas.

Resumen de las necesidades de emergencia de UNICEF para 2007

Sector

US$

Salud y nutrición

5.879.318

Agua, saneamiento e higiene

1.300.000

Educación y protección de la infancia

380.000

Total*

7.759.318

 

* El total incluye una tasa de recuperación máxima del 7%. La tasa de recuperación real de las contribuciones individuales se calculará de acuerdo con la Decisión de la Junta Ejecutiva 2006/7 de 9 de junio de 2006.