clear1La Acción Humanitaria para la Infancia de 2012
Languages
English
Espaņol
Français
عربي
中文

ORIENTE MEDIO Y ÁFRICA DEL NORTE

© UNICEF/NYHQ2011-1422/Diffidenti

Una niña observa una manifestación pacífica en Trípoli, Libia. La región, caracterizada hasta ahora por la desigualdad social y las crisis, vive un proceso de cambio sociopolítico, la Primavera Árabe, que afecta a los niños a corto y largo plazo.

Los niños y las mujeres en crisis

La región del Oriente Medio y África del Norte ha estado durante mucho tiempo marcada por la inestabilidad política, las crisis de derechos humanos y una serie de situaciones de emergencia humanitaria prolongadas. Durante 2011, la región fue testigo de una serie de transformaciones históricas, popularizadas como la "primavera árabe", provocadas por una multitud de causas, en particular el aumento de las desigualdades sociales y la percepción de que la gobernanza era deficiente. Esto se vio agravado por la corrupción y una limitada representación política, y por los niveles de desempleo sin precedentes, el alza de los precios de los alimentos y el combustible, la grave escasez de agua y un contexto de volatilidad política y de seguridad.

Túnez fue el país donde se inició la crisis en diciembre de 2010 y enero de 2011 con una oleada sin precedentes de cambio socio-político que se extendió a Egipto, Libia, la República Árabe Siria y Yemen. Egipto y Túnez sufrieron una crisis de refugiados a lo largo de sus fronteras tras el desplazamiento forzado de 930.000 civiles de Libia1. Los niños de toda la región quedaron expuestos directa o indirectamente a escenas de violencia.

Después de una contestación popular igualmente generalizada, la crisis política y la escalada de violencia en el Yemen contribuyeron a un mayor deterioro de las condiciones humanitarias en el país. La desintegración de los servicios básicos, la sequía regional, las tasas alarmantes de desnutrición y la falta de autoridad del Estado para hacer frente a estos desafíos están agravando los problemas de una población ya debilitada. Yemen sigue en riesgo de caer en una verdadera crisis humanitaria subregional si la crisis política actual sigue sin resolverse.

Aunque no está directamente afectada por la "primavera árabe", la situación de los niños en el Sudán sigue siendo de extrema preocupación. En julio de 2011, Sudán del Sur se separó de la República del Sudán de una forma relativamente pacífica. En los últimos meses de 2011, sin embargo, las crisis prolongadas en el Sudán sigue teniendo graves repercusiones sobre los derechos de los niños a la vida y el acceso a los servicios esenciales, mientras que menoscaban de manera significativa el acceso humanitario y las posibilidades de UNICEF de llegar los niños necesitados en Abyei, el Nilo Azul, Darfur y el sur Kordofán. Más concretamente, los "estados fronterizos" de Abyei, el Nilo Azul y Kordofán del Sur se han caracterizado por el desplazamiento forzado de civiles y graves interrupciones en el suministro de ayuda humanitaria. Mientras tanto, la desnutrición grave aumentó cada vez más en el Sudán: los niveles de desnutrición aguda, de un 16,4%, están por encima del umbral de emergencia internacionalmente aceptado de un 15%, y un 5,3% de estos niños sufren de desnutrición aguda grave2.

A lo largo de la región, un gran número de personas desplazadas internamente (que se calcula en millones) siguen siendo muy vulnerables y necesitan asistencia humanitaria urgente debido a una combinación de conflictos de larga duración y amenazas naturales, el cambio climático, la urbanización en rápida expansión y el agotamiento cada vez mayor de los recursos hídricos. La sequía y el hambre continúan amenazando las vidas de las personas en todo el Cuerno de África, provocando altos niveles de desnutrición y de inseguridad alimentaria en Djibuti.

Las consecuencias de la crisis financiera mundial, combinadas con las situaciones de emergencia prolongadas en Djibuti, el Territorio Palestino Ocupado, el Sudán y el Yemen, y las situaciones de extrema fragilidad en el Líbano, Libia y la República Árabe Siria requieren una financiación humanitaria constante y uniforme con el fin de satisfacer las necesidades fundamentales de las mujeres y los niños en 2012.

Satisfacer las necesidades urgentes en 2012

UNICEF se propone fortalecer la reducción del riesgo de desastres y la preparación ante las crisis en el Oriente Medio y África del Norte mediante asistencia técnica a las oficinas de país y la movilización de recursos. La oficina regional seguirá proporcionando asistencia para aumentar la capacidad de respuesta, así como orientación y supervisión para apoyar los esfuerzos de UNICEF en los países en crisis, de conformidad con los mecanismos interinstitucionales de coordinación de grupos temáticos, a fin de cumplir con los compromisos de UNICEF como coordinador de los grupos de WASH, nutrición, educación y protección de la infancia.

La financiación humanitaria en acción: lo más destacado de 2011

A finales de octubre de 2011, UNICEF había recibido 700.394 dólares (28%) de los 2.540.000 de dólares solicitados para su labor humanitaria en la región. Otros 10.351.965 de dólares se recibieron como respuesta al Llamamiento urgente de Libia, que solicitaba 20.540.000 de dólares.
La oficina regional envió personal técnico y de emergencia a Djibuti, Egipto, Libia, Sudán y Túnez. La prolongada crisis en Libia exigió la mayor atención mediante la supervisión y la gestión de las finanzas, el aumento de la capacidad y el apoyo programático.

La oficina regional proporcionó orientación a las oficinas de país, orientación técnica por medio de planes de contingencia, ejercicios de simulación y reflexión estratégica antes y durante la secesión de Sudán del Sur del Sudán.

En el Yemen se proporcionó apoyo a misiones sobre el terreno y orientación estratégica desde el comienzo de la crisis de Saada y durante el persistente estancamiento político.

La creación de una capacidad subregional de adquisiciones progresó significativamente, con acuerdos a largo plazo con proveedores en Jordania, el Líbano y la República Árabe Siria para facilitar una respuesta rápida de emergencia en la región.

En respuesta a la crisis de nutrición del Cuerno de África, los asesores de emergencia trabajaron junto a la Oficina  Regional para África Oriental y Meridional y el equipo de UNICEF en Djibuti para fortalecer la comunicación y la respuesta de salud y nutrición.

Las necesidades de financiación para 2012

UNICEF solicita 1.600.000 de dólares para continuar su trabajo y anticipar los riesgos que afrontan las mujeres y los niños de la región. Es importante destacar que UNICEF, junto con todo el sistema de las Naciones Unidas, hace frente a grandes desafíos en el Oriente Medio y África del Norte debido a las prolongadas y nuevas crisis humanitarias que se producen en un momento de reducción de los recursos financieros. Por lo tanto, recibir una plena financiación es fundamental.

Para obtener más  información sobre la acción humanitaria prevista para 2012 visite www.unicef.org/hac2012.

1 'Update on UNHCR's Operations in the Middle East and North Africa (MENA) - 2011', Comité Ejecutivo del Programa del Alto Comisionado: sexagésimo segundo período, ACNUR, Ginebra, 3-7 de octubre de 2011, p. 1.
2 'Sudan Household Survey, 2010', analizados mediante los Patrones del crecimiento de la Organización Mundial de la Salud.

Necesidades humanitarias de UNICEF para 2012

Sector US$En dólares estadounidenses
Reducción del riesgo de desastre  250.000
Mitigación de los riesgos  350.000
Desarrollo de la capacidad nacional 500.000
Aumento de la capacidad, liderazgo técnico y gestión de grupos temáticos 500.000
Total  1.600.000