clear1La Acción Humanitaria para la Infancia de 2012
Languages
English
Espaņol
Français
عربي
中文

INTRODUCCIÓN

© UNICEF/NYHQ2011-1379/Page

Varias mujeres recogen agua en el Pakistán, afectado por graves inundaciones por segundo año consecutivo. Los desastres climáticos se suman a las crisis económicas y políticas y ponen en situación de emergencia a niños ya vulnerables

Acción Humanitaria para la Infancia de 2012, una publicación de UNICEF, describe la situación diaria de los niños, las niñas y las mujeres más vulnerables del mundo en más de 25 países y territorios asolados por situaciones de emergencia y crisis. Los capítulos incluyen resúmenes de los principales desafíos humanitarios y los resultados de las intervenciones de la organización en 2011, así como los planes y solicitudes relacionadas con la financiación para el próximo año. El documento también describe el apoyo vital para las operaciones en los países que proporcionan las siete oficinas regionales de UNICEF1. También se incluyen las contribuciones y las necesidades de financiación excepcionales que UNICEF necesita en sus actividades para coordinar la asistencia en situaciones de emergencia.

Las acciones humanitarias de UNICEF en 2011

La capacidad de UNICEF para satisfacer las necesidades urgentes de los niños y sus familias se pusieron a prueba desde los primeros días de 2011, cuando la violencia derivada de las elecciones de noviembre de 2010 en Côte d'Ivoire provocaron el desplazamiento de cerca de 1 millón de personas. El deterioro en la infraestructura y las instalaciones educativas del país dejaron a muchos niños más vulnerables a las deficiencias en materia de protección2.

La separación de Sudán del Sur de la República del Sudán, proyectada desde hace tiempo, hizo que el nuevo país tuviera que abordar diversos conflictos en la frontera común, así como el desplazamiento de 300.000 personas y el regreso de casi 350.000 ciudadanos de Sudán del Sur3.

A mediados de 2011, la hambruna extrema y el hambre asolaban la región del Cuerno de África, afectando a más de 13 millones de personas y matando a decenas de miles de niños en Somalia4. Otros 750.000 niños se encontraban en situación de riesgo inminente de muerte en octubre de 20115.

En el Pakistán, las inundaciones a gran escala en las provincias de Sindh y Baluchistán, que se iniciaron en agosto de 2011, afectaron a más de 5 millones de personas , obligando a muchos a abandonar sus hogares y creando una profunda crisis de seguridad alimentaria en las zonas afectadas7.

La ola de agitación política y cambio que se propagó por el Oriente Medio y África del Norte en 2011 provocó una violencia generalizada en Libia y Yemen, generando necesidades humanitarias urgentes. En el primer semestre de 2011, más de 900.000 personas huyeron de Libia, principalmente a Egipto y Túnez8.

En todo el mundo, millones de niños viven en medio de situaciones de crisis que persisten durante años. Si bien algunas de estos casos de emergencia atraen la atención política y de los medios de comunicación, otras se desconocen a escala internacional, y muchas se convierten en "emergencias silenciosas" en las que una profunda necesidad humanitaria, que escapa a la vista del público, puede pasar desapercibida con demasiada facilidad y rapidez9. Las crisis múltiples y prolongadas tienen un efecto acumulativo en las personas que ya son vulnerables, y, con el tiempo, las convulsiones repetidas y continuas menoscaban la capacidad de los niños para sobrellevar la situación. Muchos de los países incluidos en este llamamiento informan sobre numerosos factores de riesgo -entre ellos crisis económicas y problemas de seguridad alimentaria, así como riesgos naturales tales como sequías e inundaciones- que se agravan debido a problemas de seguridad y protección, tales como los conflictos, los disturbios civiles, la violencia sexual generalizada y los artefactos explosivos sin detonar. Sin una estructura de seguridad social fiable o sin el tiempo ni los medios para recuperarse y reconstruir, muchos niños, familias y comunidades sufren a causa de repetidos ciclos de crisis que agravan la pobreza, aumentan las tensiones sociales y comprometen el bienestar10. En muchas situaciones de emergencia prolongadas, la crisis se ha convertido en la norma, pero el habituarse a ese tipo de condiciones no hace que sean menos problemáticas para los niños y sus familias. En su acción humanitaria, UNICEF se ha comprometido a la plena realización de los derechos de todos los niños y niñas en todas las situaciones de emergencia.

En 2011, la respuesta humanitaria de UNICEF prestó apoyo a la vacunación, la eliminación de parásitos y la administración de suplementos de vitamina A a más de 36 millones de niños. Al menos 1,2 millones de niños que sufrían desnutrición aguda grave recibieron tratamiento, y más de 19 millones de mujeres y niños recibieron apoyo nutricional selectivo. Más de 16 millones de personas obtuvieron acceso a las instalaciones de saneamiento, higiene y agua potable adecuadas. Casi 2,3 millones de hogares recibieron artículos para refugio o no alimentarios. Unos 4 millones de niños tuvieron acceso a la enseñanza de emergencia, y más de 920.000 tuvieron acceso a servicios de protección de la infancia . En colaboración con numerosos aliados y dirigiendo o codirigiendo grupos temáticos de diferentes sectores en la mayoría de los países del llamamiento de 2011, UNICEF siguió coordinando amplias operaciones humanitarias en materia de agua, saneamiento e higiene, nutrición, educación, protección de la infancia y violencia de género.

La amplitud y profundidad de las necesidades nutricionales y las sequías relacionadas con ellas en el Cuerno de África obligaron a UNICEF a activar su más alto nivel de respuesta de emergencia, y movilizaron rápidamente a toda la organización para canalizar recursos humanos y financieros a fin de satisfacer las necesidades en Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia. Solamente entre julio y octubre de 2011, 108.000 personas recibieron tratamiento para la desnutrición grave aguda12. . La asistencia llegó a las comunidades afectadas por la sequía y las personas desplazadas en los campamentos y las zonas vecinas. Por lo menos 1,2 millones de niños fueron vacunados contra el sarampión, y 2,2 millones de personas han tenido acceso al agua potable. Cerca de 50.000 niños pudieron acceder a los espacios acogedores para la infancia u otros entornos seguros13.

En el Pakistán, un segundo año de inundaciones extremas -además de los conflictos en curso- exigió una respuesta sostenida, amplia y compleja. En las zonas afectadas por las inundaciones, se mejoraron las instalaciones de saneamiento para casi 3 millones de personas, y aproximadamente 2 millones de personas recibieron agua potable. Se administraron vacunas contra la polio a más de 6 millones de niños, y varios millones más recibieron vacunas contra el sarampión. Unos 520.000 niños recibieron atención por desnutrición aguda en las zonas de inundaciones y conflicto.

Para responder a la inseguridad alimentaria y los altos niveles de desnutrición en la República Popular Democrática de Corea, UNICEF amplió en 2011 el ámbito del programa de Gestión Comunitaria de la Desnutrición Aguda de 4 a 29 condados de emergencia. Unos 3.000 niños con desnutrición aguda grave recibieron tratamiento. UNICEF también proporcionó vacunación a más de 335.000 niños y a 339.400 mujeres embarazadas.

En el Yemen, el malestar social agravó la difícil situación de los niños y las mujeres que ya luchaban para sobrevivir en condiciones de extrema pobreza y de inestabilidad política. UNICEF apoyó programas de base comunitaria para el tratamiento de 36.000 niños con desnutrición aguda moderada y proporcionó suministros de nutrición a 37.000 niños con desnutrición aguda grave; ayudó a vacunar a unos 54.000 niños contra el sarampión, y administró suplementos de vitamina A a más de 100.000 niños. Los servicios comunitarios y escolares contribuyeron a fomentar el bienestar psicosocial de otros 102.000 niños.

El actual conflicto en el este y noreste de la República Democrática del Congo, que se produce en un contexto en el que los servicios sociales y la infraestructura son mínimos o inexistentes, ha tenido graves repercusiones sobre millones de personas durante muchos años. A partir de junio de 2011, más de 1,5 millones de personas -la mitad de ellos niños- tuvieron que desplazarse de sus hogares, una cantidad algo menor que a principios de año14. Millones de niños en zonas afectadas por conflictos tuvieron que abandonar su escolarización, mientras que en algunas provincias se dieron ataques frecuentes que incluían violencia sexual a gran escala15 y el sarampión y las epidemias de cólera pusieron en peligro la vida de muchos millones de niños16. En 2011, UNICEF proporcionó abastecimiento de agua potable e instalaciones sanitarias y de higiene a 630.000 personas. Más de 95.000 niños con desnutrición aguda grave recibieron tratamiento con suministros provistos por UNICEF, y se vacunó y se administraron suplementos de vitamina A a 5,6 millones de niños, a quienes también se les eliminaron los parásitos. Durante los tres primeros trimestres del año, más de 15.000 sobrevivientes de la violencia sexual y de género (la mitad de ellos niños) recibieron servicios.  

En medio de la epidemia actual de cólera en Haití, 325.000 personas que viven en zonas marginadas han obtenido acceso a agua potable y 2,2 millones se beneficiaron de campañas de salud e higiene destinadas a evitar la propagación de las enfermedades transmitidas por el agua. Cuando hace ya bastante tiempo que la atención de los medios de comunicación por una de las grandes emergencias de 2010 ha disminuido, todavía persisten muchos problemas derivados tanto del terremoto como del trasfondo de pobreza que hay en el país. UNICEF y numerosas organizaciones asociadas siguieron prestando asistencia a los supervivientes del terremoto y adoptaron nuevas medidas para aumentar la resistencia de los haitianos más vulnerables. En 2011, UNICEF ayudó a reunir a 2.500 niños separados de sus familias y estableció 160 escuelas temporales para atender a cerca de 86.000 niños.

Junto a la respuesta humanitaria inmediata, también se tomaron medidas para mejorar la resistencia de los aliados y las comunidades, con el fin de ayudarles a gestionar mejor la incertidumbre y el riesgo, de conformidad con Acción Humanitaria para la Infancia 2011: Fomentar la capacidad de resistencia. La Carta Infantil para la Reducción del Riesgo de Desastres, promovida por UNICEF y varias organizaciones no gubernamentales, avanzó en más de 20 países. En seis regiones, se utilizaron programas educativos para promover las medidas de reducción de riesgos. En algunos países -por ejemplo, Sudán del Sur y Sri Lanka- los programas de recuperación incluyen las iniciativas de pacificación. En el Cuerno de África, un enfoque de la programación basado en la reducción del riesgo de desastres es la columna vertebral de una iniciativa para mejorar la resistencia a largo plazo a fin de mitigar los efectos de futuras crisis. Este enfoque incluye la planificación intersectorial, la evaluación de riesgos, la colaboración, el desarrollo de capacidades y un hincapié en la vinculación de la planificación nacional y local.

Muchos de los resultados positivos logrados por UNICEF en situaciones de emergencia en el año 2011 reflejan una gestión de los fondos de 2011 basada en sólidos principios - a pesar de que la Acción Humanitaria para la Infancia de 2011 había recibido solamente un 48% de la financiación hasta el 31 de octubre de 2011. La financiación fue insuficiente en el caso de un gran número de respuestas, lo que impidió satisfacer muchas necesidades. En Filipinas, por ejemplo, sólo se financiaron el 18% de las necesidades, por lo que solamente se pudieron distribuir nuevos suministros escolares (para reemplazar los que se perdieron o se dañaron en las inundaciones) a 22.000 niños de los 75.000 previstas inicialmente. En Sudán del Sur, con un 36% de la financiación, sólo se proporcionó acceso al agua potable a 370.000 personas de las 500.000 previstas; dados los recursos que se recibieron realmente, no fue posible construir o rehabilitar numerosos sistemas de agua17. UNICEF necesita una financiación adecuada para cumplir con sus compromisos hacia los niños.

Tendencias generales de la financiación en 2011

En 2011, las necesidades de financiación de UNICEF para la acción humanitaria fueron de 1.600 millones de dólares de los EEUU. Esto incluía los 1.500 millones de dólares presentados en los 38 capítulos nacionales, regionales y mundiales de Humanitarian Action for Children 2011,Acción Humanitaria para la Infancia de 2011, además de seis llamamientos de emergencia y otros cuatro llamamientos18.

Hasta el 31 de octubre de 2011, UNICEF había recibido 854,7 millones para todas sus actividades humanitarias . Esta cifra refleja un aumento del 3% en el nivel de financiación humanitaria, por un total de 830,9 millones de dólares (hasta el 31 de octubre de 2010). Más de 372 millones de dólares (44%) de la financiación humanitaria de 2011 se empleó en la respuesta para la región del Cuerno de África, y el resto, 482,6 millones de dólares (56%), se empleó en otras operaciones de emergencia de UNICEF.

Gráfico 1.1 Tendencia de la financiación para situaciones de emergencia, 1999-2011
Fuente: Oficina de Alianzas con el Sector Público y Movilización de Recursos de UNICEF

(A+B) Todos los fondos de emergencia
(A) Fondos temáticos (no asignados)

(B) Fondos no temáticos (asignados)
Las áreas en sombra en 2001 representan fondos recibidos para la respuesta en el Cuerno de África
*Datos hasta el 31 de octubre.

La Acción Humanitaria para la Infancia de 2011 tenía un presupuesto inicial de 1.400 millones de dólares que fue revisado a mediados de año para aumentarlo a 1.500 millones de dólares. La solicitud revisada había recibido un 48% de la financiación hasta el 31 de octubre de 2011 (744,4 millones de dólares recibidos), en comparación con el 39% durante el mismo periodo de 2010. El mayor porcentaje de financiación en el año 2011 se puede atribuir en gran parte a la financiación recibida para el Cuerno de África.

Como se muestra en la tabla siguiente, sólo el Yemen y la Oficina Regional para África Occidental y Central recibieron el total de la financiación en 2011. La mayoría de los países experimentaron un déficit de financiación. Las oficinas de UNICEF en el Congo, Iraq, Madagascar, Tayikistán y Uganda recibieron menos del 10% de sus necesidades de financiación humanitaria.

Gráfico 1.2 Acción Humanitaria para la Infancia de 2011: Las necesidades de financiación y el déficit en dólares y el porcentaje de los fondos recibidos
Fuente: Oficina de Alianzas con el Sector Público y Movilización de Recursos de UNICEF

Tayikistán
Congo
Guatemala
Oficina Regional de Asia Oriental y el Pacífico
Apoyo mundial
Oficina Regional de Oriente Medio y África del Norte
Uganda
Iraq y refugiados iraquíes
Oficina Regional de África Oriental y Meridional
Oficina Regional de América Latina y el Caribe
Camerún
Colombia
Myanmar
Kirguistán y Uzbekistán
Madagascar
Burkina Faso
Burundi
Filipinas
Djibouti
República Democrática Popular de Corea
Afganistán
República Centroafricana
Eritrea
Territorio Palestino Ocupado
Sri Lanka
Liberia

Zimbabwe
Pakistán
Níger
Chad
Cote d'Ivoire
Yemen
Sudán del Sur
Oficina Regional de África Occidental y Central
Sudán
Haití
Kenya
Etiopía
República Democrática del Congo
Somalia

Fondos recibidos
Déficit
*Hasta el 31 de octubre de 2011. 

UNICEF desea reconocer las contribuciones de los donantes de los sectores público y privado por su apoyo a los niños y las poblaciones vulnerables afectadas por las crisis humanitarias en todo el mundo. La mayor proporción de la financiación humanitaria se recibió de los gobiernos donantes (49%) mientras que la financiación gubernamental por medio de los Fondos Fiduciarios de Múltiples Donantes (MTDFs) como el Fondo Rotatorio Central para Emergencias (CERF), los Fondos Comunes Humanitarios (CHFS) y los Fondos de Respuesta a Situaciones de Emergencia (ERFs) proporcionan el 18% del total de las contribuciones humanitarias. Los Comités Nacionales en pro de UNICEF aliados proporcionaban el 18,6% de la financiación, mientras que las organizaciones intergubernamentales como la Comisión Europea proporcionan el 13,6% de la financiación. La recaudación local de fondos por medio de las oficinas de UNICEF sobre el terreno representó el 0,7% restante de la financiación total recibida20.

A finales de octubre de 2011, la Comisión Europea se había convertido en la principal fuente de financiación humanitaria, con una contribución total 115.8 millones de dólares. El Gobierno de los Estados Unidos fue la segunda mayor fuente de financiación, proporcionando 98,2 millones de dólares de la financiación humanitaria. El Gobierno del Japón proporcionó 97,4 millones de dólares y fue la tercera fuente de financiación humanitaria. Hasta finales del mes de octubre los 10 principales donantes de fondos humanitarios (como se muestra en el gráfico siguiente) representaron aproximadamente el 74% de las contribuciones recibidas por UNICEF para sus operaciones de emergencia.

Gráfico 1.3 Las 10 fuentes principales de fondos humanitarios, 2011
Fuente: Oficina de Alianzas con el Sector Público y Movilización de Recursos de UNICEF

Comisión Europea
Gobierno de los Estados Unidos
Gobierno del Japón
CERF
Gobierno del Reino Unido
Fondos Comunes Humanitarios
Gobierno de Australia
Gobierno de Suecia
Comité de Alemania en pro de UNICEF
Comité de Francia en pro de UNICEF
Temáticos (no asignados)
No temáticos (asignados)
*Hasta el 31 de octubre de 2011.

Los fondos humanitarios temáticos para 2011

Con el fin de proporcionar una respuesta programática y operativa previsible y oportuna en la acción humanitaria, UNICEF necesita disponer de recursos flexibles. Sin embargo, sólo el 17,8% de las contribuciones de los donantes para la acción humanitaria, o 152 millones dólares de los 854,7 millones recibidos hasta finales de octubre, siguieron el modelo de financiación humanitaria temática.

La financiación humanitaria temática permite a UNICEF responder más eficazmente a las crisis humanitarias. Esto es especialmente importante para las grandes situaciones de emergencia que requieren financiación sostenida durante un largo periodo -tal como la respuesta en el Cuerno de África- así como para las situaciones de emergencia "silenciosas", que reciben una financiación insuficiente de manera constante. Los fondos temáticos proporcionan la flexibilidad necesaria para integrar los enfoques de recuperación temprana, y ayudan a UNICEF a cumplir sus compromisos con la reforma humanitaria, especialmente al apoyar sus responsabilidades de liderazgo bajo el enfoque de grupos temáticos.

La financiación temática humanitaria para 2011 es inferior en dólares a la de 2010, cuando el total de los fondos temáticos ascendió a 278,5 millones de dólares; sin embargo, más del 90% de los fondos temáticos de 2010 se proporcionaron para la respuesta al terremoto en Haití y las inundaciones en el Pakistán, dejando solamente 27,6 millones de dólares para el resto de los países y regiones. En 2011, dos terceras partes tercios (100,5 millones de dólares) de los fondos humanitarios temáticos recibidos fueron para la respuesta en el Cuerno de África, mientras que los 51,5 millones de dólares restantes se proporcionaron para otras emergencias.

Dados los niveles relativamente altos de contribuciones temáticas en respuesta al terremoto en Haití y las inundaciones en el Pakistán en 2010, así como para la crisis actual en el Cuerno de África, es evidente que los donantes reconocen las ventajas de ofrecer una financiación flexible para situaciones de emergencia de gran escala. UNICEF quiere alentar a los donantes a que consideren contribuir mediante una financiación temática humanitaria en todos los casos de emergencia para proporcionar una flexibilidad que resulta crucial para una acción humanitaria eficaz.

En 2011, el principal donante de fondos temáticos fue el Comité de Alemania en pro de UNICEF, seguido por el Fondo de los Estados Unidos en pro de UNICEF y el Comité de Francia en pro de UNICEF. UNICEF agradece a todos los donantes que proporcionaron una financiación temática, y especialmente a sus aliados de los comités nacionales, que han proporcionado el 86% de los fondos temáticos recibidos para el año 2011.

Gráfico 1.4 Los 10 donantes principales, fondos humanitarios temáticos
Fuente: Oficina de Alianzas con el Sector Público y Movilización de Recursos de UNICEF

Diez donantes principales
Comité de Alemania en pro de UNICEF
Fondo de los Estados Unidos en pro de UNICEF
Comité de Francia en pro de UNICEF
Gobierno de Noruega
Comité del Reino Unido en pro de UNICEF
Comité Nacional de Irlanda en pro de UNICEF
Comité de Bélgica en pro de UNICEF
Comité del Canadá en pro de UNICEF
Comité de España en pro de UNICEF
Gobierno de Finlandia

Cantidad en dólares EEUU (millones)
*Hasta el 31 de octubre de 2011.

UNICEF sigue instando a los donantes a que proporcionen fondos humanitarios flexibles para todos los países, en particular a escala mundial. Junto a los recursos ordinarios, la financiación humanitaria temática mundial es la modalidad de financiación preferida de UNICEF. La cantidad recibida en forma de financiación humanitaria temática mundial hasta finales de octubre (2,4 millones) sólo representa el 2% del total de los fondos temáticos humanitarios recibidos en 2011. La financiación humanitaria temática mundial permitirá a la organización establecer prioridades y responder estratégicamente a las necesidades de los niños en todo el mundo. Mediante el uso de estos fondos, UNICEF puede invertir de manera eficiente en las nuevas iniciativas; cumplir sus compromisos con la reforma humanitaria, en particular sus responsabilidades en materia de grupos temáticos; dar prioridad a las crisis con financiación insuficiente; y fomentar la capacidad. Estas acciones permitirán a UNICEF realizar un cambio en el enfoque programático para centrarse en los logros y los resultados sostenibles en favor de la infancia, en lugar de los insumos y las actividades.

Acción humanitaria prevista de UNICEF para 2012 y las necesidades correspondientes de financiación

En 2012, UNICEF espera prestar asistencia a aproximadamente 97 millones de personas en los países y territorios descritos en la Acción Humanitaria para la Infancia de 201221. Para llevar a cabo su respuesta planificada, la organización necesitará 1.280 millones de dólares. En comparación con el llamamiento de 2011, que se puso en marcha en febrero de 2011, estas necesidades se han reducido en un 9%, y el número de llamamientos específicos para cada país se ha reducido desde 32 hasta 2522. La financiación total para el año 2012 es necesaria a fin de satisfacer las necesidades de los niños y las mujeres vulnerables, y defender su derecho a la salud, la supervivencia y el desarrollo.

Sobre la base de los planes programáticos actuales para todos los países incluidos en el presente llamamiento, el 30% de la solicitud de 2012 es necesaria para el apoyo nutricional: Todos los países incluidos en el presente llamamiento necesitan algún tipo de ayuda de emergencia en materia de nutrición para los niños. (Véase el gráfico 1.5.) Aproximadamente el 20% del monto total solicitado se destina a las intervenciones de emergencia relacionadas con agua, saneamiento e higiene; un 13% a las intervenciones de emergencia en materia de salud; y el 14% a la educación23. . La protección de la infancia representa un 8% del presupuesto de 2012; un 6% se destina a vivienda, artículos no alimentarios y programas de transferencia de efectivo; y un 6% se dedica a la preparación para emergencias y la reducción del riesgo de desastres. Los costos para la coordinación de los grupos temáticos equivalen a un 3% del presupuesto global, mientras que el 1% está dedicado al tratamiento del VIH/SIDA24.

Gráfico 1.5 Acción Humanitaria para la Infancia de 2012: Porcentaje por sector de las necesidades totales de financiación de 1.280 millones de dólares

Preparación para emergencias y reducción del riesgo de desastre
Apoyo mundial
Nutrición
Salud
Agua, saneamiento e higiene
Protección de la infancia
Educación
VIH/SIDA
Coordinación de grupos temáticos
Vivienda, artículos no alimentarios y transferencia de efectivo.

Aunque la distribución de las necesidades de financiación en todos los sectores ha sido bastante constante durante los últimos cinco años, en 2012 las necesidades de financiación para la nutrición se incrementaron en un 47%, lo que representa ahora el 30% de las necesidades totales, frente al 19% en 2011. Esto se puede atribuir a la respuesta de UNICEF a las altas tasas de desnutrición grave en los países afectados por sequías graves y consecutivas en el Cuerno de África, el cinturón del Sahel y Asia meridional.

La organización mantendrá su amplio esfuerzo en el Cuerno de África, donde la desnutrición sigue amenazando a cientos de miles de niños. Casi una cuarta parte de los fondos necesarios en el año 2012 se dedica a Somalia, lo que refleja la grave situación en ese país. Aproximadamente el 33% de los fondos solicitados son para cuatro países que sufren los efectos combinados de la sequía, el aumento en los precios de los alimentos y de los movimientos de población en el Cuerno de África: Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia; el 48% de los fondos para estos cuatro países se dedican al apoyo a la nutrición25. La siguiente cantidad de mayor cuantía se necesita para prestar asistencia humanitaria en la República Democrática del Congo, que representa el 11% del monto total solicitado, seguido por la República del Sudán y el Pakistán, que requieren el 8% y el 7%, respectivamente.

Por regiones, los mayores aumentos de la financiación (y los totales más altos de financiación) en 2012 son para África Oriental y Meridional -debido a la crisis del Cuerno de África- y en África Occidental y Central también se produce un incremento en la necesidad de financiación, principalmente debido a mayores requerimientos en Côte d'Ivoire, la República Democrática del Congo y Liberia. Las solicitudes de financiamiento en Asia meridional y América Latina y el Caribe han disminuido, debido principalmente a que las necesidades de financiación para el Pakistán y Haití han disminuido.

La capacidad de UNICEF para prestar asistencia humanitaria depende enteramente de la financiación de los donantes. UNICEF agradece la sólida respuesta de los donantes durante el año 2011 e invita a los individuos y las entidades que apoyan a la organización a que mantengan o aumenten su compromiso de atender las necesidades humanitarias de los niños y las mujeres en situaciones de emergencia durante el año 2012.

1 Las oficinas regionales ofrecen apoyo técnico y también gestiona la financiación para las necesidades humanitarias residuales, estacionales o contenidas en 22 países.  
2 Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, 'Emergency Humanitarian Action Plan: Côte d'Ivoire and neighbouring countries - Revision, 08 April 2011', OCHA, Nueva York y Ginebra, 8 de abril de 2011, págs. 1-2, http://ochaonline.un.org/humanitarianappeal/webpage.asp?Page=1948, consultado el 5 de diciembre de 2011.
3 Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, 'Weekly Humanitarian Bulletin: 21-27 October 2011', OCHA Sudán, 2011, p. 3.
4 Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 'UNICEF and partners race to prevent a second wave of death in the Horn of Africa', Comunicado de prensa, UNICEF, Nairobi y Ginebra, 28 de octubre de 2011, www.unicef.org/media/media_60288.html, consultado el 5 de diciembre de 2011.
5 Oficina Regional para África occidental y meridional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Response to the Horn of Africa Emergency: A crisis affecting life, livelihoods and ways of life - Regional three-month progress report, UNICEF, octubre de 2011, p. 4, www.unicef.org/esaro/HOA_3_month_2011_Report__Final.pdf, consultado el 6 de diciembre de 2011.
6 Naciones Unidas, 'Multi-sector Needs Assessment 2011-Pakistan', presentación, ONU, 30 de noviembre de 2011, p. 10, http://pakresponse.info/LinkClick.aspx?fileticket=CraH1C3PyWQ%3d&tabid=41&mid=597, consultado del 12 de diciembre de 2011.
7 Ibíd., p. 4.
8 Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Global Appeal 2012-2013, ACNUR, Ginebra, 1 de diciembre de 2011, p. 132, http://www.unhcr.org/4ec23100b.html, consultado el 11 de diciembre de 2011.
9 Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Global Investment Case on Silent Emergencies, UNICEF, Ginebra, 30 de junio de 2011, p. 2.
10 Ibíd.
11 Los ejemplos destacados en este informe se basan en la información proporcionada por las oficinas de país y regionales de UNICEF y no son exhaustivos.
12 Response to the Horn of Africa Emergency, p. 5.
13 Ibíd.
14 Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, 'Mouvements de populations Avril-Juin 2011', OCHA, Kinshasa, julio de 2011, p. 1.
15 Schmitt, Céline, 'Des victimes congolaises de la violence sexuelle appellent la communauté internationale à l'aide', Articles d'actualité, 16 de marzo de 2011, http://rdc-humanitaire.net/attachments/article/744/HCR%20-%20Articles%20d'actualite%2016%20mars%202011%20-%20Des%20victimes%20congolaises%20de%20la%20violenc, consultado del 6 de diciembre de 2011; van der Vaart, Marieke, 'U.S. Condemns Congo Sexual Violence after Soldiers Rape 248', Washington Times, 6 de julio de 2011, www.washingtontimes.com/news/2011/jul/6/us-condemns-congo-sexual-violence-after-soldiers-r/, consultado el 6 de diciembre de 2011; Médicins Sans Frontières, 'Mass Rape Expands Range and Depth of Violence against Villagers in DRC', 4 de julio de 2011, www.msf.org/msf/articles/2011/07/mass-rape-expands-the-range-and-depth-of-violence-against-villagers-in-drc.cfm, consultado el 6 de diciembre de 2011. 
16 Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Organización Mundial de la Salud, Ministerio de Salud Pública de la República Democrática del Congo, 'Déclaration de l'épidemie de rougeole en RDC par le Ministre de la Santé Publique', Comunicado de prensa, Kinshasa, 2 de abril de 2011, www.who.int/hac/crises/cod/releases/rdc_communique_de_press_conjoint_2avril2011.pdf, consultado el 6 de diciembre de 2011; Organización Mundial de la Salud, 'Situation de l'épidemie de cholera le long du fleuve Congo, en République Démocratique du Congo (RDC), au 30 aôut 2011', OMS, Kinshasa, 30 de agosto de 2011, www.who.int/hac/crises/cod/rdc_rapport_de_situation_30aout2011.pdf, consultado el 6 de diciembre de 2011.
17 Los ejemplos destacados en este informe están basados en informaciones proporcionadas por las oficinas del país y regionales y no son exhaustivos.
18 Otros llamamientos incluyen Documentos de necesidades inmediatas y los fondos del Fondo Central de Respuesta para Situaciones de Emergencia, recibidos en el caso de los países para los cuales no hay llamamientos interinstitucionales. Los seis llamamientos urgentes fueron para El Salvador, Libia, Namibia, Nicaragua, Pakistán (inundaciones) y Sri Lanka.
19 Todos los datos de financiación registrados son temporales hasta el 31 de octubre de 2011.

20 Todos los datos sobre financiación son indicativos y el compendio completo de los donantes se publicará en marzo de 2012, cuando se ofrecerá la clasificación completa de donantes para 2011. 
21 Sobre la base de la información proporcionada por las oficinas de UNICEF en los textos incluidos en este documento. Esta cifra incluye 50 millones de niños que se benefician de la provisión de vacunas, pero no incluye a otros beneficiarios adicionales que recibieron asistencia por medio de las oficinas regionales.
22 Burkina Faso, Burundi, Camerún, Congo, Guatemala, Kirguistán, Myanmar, Nepal, Tayikistán y Uganda tenían capítulos separados en la Acción Humanitaria para la Infancia 2011. En 2012, todos los fondos restantes necesarios para permitir que estos países puedan responder a las emergencias de menor escala y para apoyar la creación de capacidad y la recuperación temprana se han incluido en los llamamientos regionales de 2012. Este año se ha incluido un capítulo aparte para Liberia a mitad de año en 2011. La Acción Humanitaria para la Infancia de este año incluye capítulos separados para el Sudán y Sudán del Sur. 
23 'HAC 2012 Funding Requirements 12 December' sobre la base de la información recibida de las oficinas de Unicef en los países. Debido al redondeo, puede que las cifras no sumen el 100%. 
24 La prevención y tratamiento del VIH/sida se integran en otros sectores programáticos en algunos de los países. 
25 Sobre la base de un análisis de las solicitudes de financiación, por país y sector, para los países incluidos en la Acción Humanitaria para la Infancia de 2012.