clear1La Acción Humanitaria para la Infancia de 2012
Languages
English
Espaņol
Français
عربي
中文

APOYO MUNDIAL A UNICEF

© UNICEF/NYHQ2010-1310/Ramoneda

Niñas afectadas por el terremoto en una escuela provisional de Puerto Príncipe. La capacidad de coordinación y respuesta de UNICEF, sus herramientas y su experiencia le permiten responder oportunamente a más de 250 situaciones de emergencia por año.

La financiación humanitaria en acción

Como promedio, UNICEF responde a más de 250 crisis humanitarias por año. A fin de prestar a las actividades humanitarias apoyo eficaz, previsible y oportuno que se ajuste a los Compromisos básicos para la infancia en la acción humanitaria1, UNICEF brinda apoyo mundial a las oficinas regionales y de países que enfrentan situaciones de emergencia mediante el estímulo de la orientación política, la ayuda técnica y el respaldo logístico, de manera que los colegas y aliados en el terreno puedan aumentar y mejorar la ayuda humanitaria que prestan a millones de niños en situación de crisis.

Sistemas mejorados para dar respuestas de emergencia eficaces

En marzo de 2011, UNICEF adoptó el Procedimiento de Activación Institucional para Situaciones de Emergencia (CEAP, por su sigla en inglés)2, que robustece su capacidad de respuesta humanitaria estableciendo un procedimiento específico para abordar las situaciones de emergencias en gran escala, o de Nivel 3. En las 24 horas iniciales de una situación de emergencia en gran escala, el Director Ejecutivo de UNICEF puede ejecutar el CEAP, que simplifica la cadena de mando en el proceso mundial de apoyo y respuesta y pone en práctica procedimientos normalizados de trabajo simplificados. El CEAP también activa el despliegue del equipo de respuesta inmediata de UNICEF, compuesto de expertos en las principales esferas programáticas y de operaciones así como de jefes de equipos con amplia experiencia, que han recibido capacitación conjunta y que están listos para entrar en acción en un plazo de 48 horas. El equipo de respuesta inmediata también otorga prioridad al aumento de la capacidad de personal en las situaciones de emergencia y garantiza la implementación de los sistemas de vigilancia del desempeño humanitario. El 21 de julio de 2011 se invocó por primera vez el CEAP de Nivel 3 en el contexto de la crisis causada en el Cuerno de África por la sequía y la desnutrición. Gracias a la simplificación de la cadena de responsabilidad, la Sede y las oficinas regionales y de países de UNICEF pudieron movilizar rápidamente personal y recursos para satisfacer las necesidades humanitarias urgentes en Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia.

Despliegue rápido en apoyo de la acción humanitaria

En 2011, UNICEF asignó más de 40 integrantes de su personal a situaciones de emergencia mundiales, como las crisis en Côte d'Ivoire, el Cuerno de África y Libia. Los miembros del equipo de respuestas de emergencia de UNICEF, un grupo de profesionales altamente motivados que depende de la Oficina de Programas de Emergencia y que se dedica fundamentalmente a prestar apoyo sobre el terreno en las situaciones de emergencia, llevó a cabo 14 misiones de acción humanitaria. UNICEF aumentó el número de iniciativas de creación de capacidad con el objetivo de fortalecer su propia respuesta técnica y prestó ayuda técnica en materia de protección de la infancia y violencia por razones de género en Côte d'Ivoire, el Chad, el Cuerno de África, el Pakistán, Filipinas, la República del Sudán del Sur, Tailandia, Túnez y Uganda; de educación en el Afganistán, Liberia y el Territorio Palestino Ocupado; de salud en el Cuerno de África; de VIH y SIDA en Haití; de nutrición en el Cuerno de África y el Pakistán; y de agua, saneamiento e higiene en el Cuerno de África y Filipinas. La Sede prestó apoyo para la reducción del riesgo de los desastres, la consolidación de la paz y la sensibilidad ante los conflictos en Côte d'Ivoire, Guinea, el Cuerno de África, Kazajstán, Kirguistán, Libia, Mozambique, Nepal y la República del Sudán del Sur. 

Aprovechando las lecciones obtenidas en 2010, UNICEF mejoró su capacidad de respuesta y redujo de manera significativa el tiempo de despliegue de personal y recursos mediante el restablecimiento de su Dependencia de Recursos Humanos en Situaciones de Emergencia. Los Procedimientos normalizados de trabajo simplificados para los recursos humanos en las situaciones de emergencia que se comenzaron a aplicar a fines de 2010 han servido para acelerar el reclutamiento y el despliegue rápido de personal. En el Cuerno de África, esas mejoras han posibilitado una respuesta más eficaz al garantizar que toda la organización lleve a cabo su trabajo empleando un único patrón de procedimientos y un cronograma preciso. UNICEF está elaborando una lista de personal retirado de reserva para las respuestas a las situaciones de emergencia, así como listas de personal regional. Resulta notable que la mayoría del personal desplegado inicialmente en el Cuerno de África provino de esa región y fue supervisado a nivel regional, lo que dio como resultado un considerable aumento de su eficacia.

En 2011, UNICEF continuó colaborando con sus aliados de reserva. En total, se desplegó a 130 integrantes del personal de reserva para apoyar diversas acciones humanitarias en misiones que duraron desde varias semanas hasta seis meses. Solamente en el Cuerno de África, se asignaron 35 aliados de reserva a las oficinas de Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia. Otros países que se beneficiaron del apoyo prestado por los aliados de reserva fueron Côte d'Ivoire, Liberia, el Pakistán, el Sudán y el Yemen. Aprovechando la exitosa experiencia obtenida en la esfera de agua, saneamiento e higiene, UNICEF se alió con Consejo Danés para los Refugiados, el Consejo Noruego para los Refugiados y la filial sueca de Save the Children para organizar un equipo de respuesta rápida de apoyo a las labores de coordinación de la protección de la infancia al inicio de las situaciones de emergencia.

Dirección de los grupos temáticos

UNICEF mantiene el compromiso de desempeñar sus funciones de líder y aliado en la acción humanitaria de manera firme y confiable. Los puestos de coordinación mundial de los grupos temáticos de protección de la infancia, educación, nutrición y agua, saneamiento e higiene serán financiados con los recursos ordinarios de UNICEF a fin de integrar los costos de coordinación a nivel mundial. En un esfuerzo por fortalecer la gestión de sus responsabilidades en materia de coordinación de los grupos temáticos a nivel mundial3,esas funciones se unificarán y serán ejercidas desde Ginebra. Con ese cambio, la organización profundizará aún más su relación con sus aliados del Comité Permanente Interinstitucional y fomentará un mayor grado de eficacia e integración en la coordinación mundial de los grupos temáticos. El personal dependerá del Director Adjunto de la Oficina de Programas de Emergencia, lo que garantizará una cadena de responsabilidad más directa y el acceso al personal directivo superior cuando sea necesario. El nuevo equipo de coordinación mundial de los grupos temáticos aumentará la eficacia y mejorará el desempeño de los principales grupos temáticos. Complementado con diversas actividades destinadas a concienciar a los funcionarios directivos y el personal de las oficinas de los países, eso garantizará el empleo constante del enfoque de los grupos temáticos en las situaciones de emergencia. También se brindará más apoyo a las iniciativas que abarquen diversos grupos temáticos por medio del Comité Permanente Interinstitucional. .

Mejores herramientas y mayor orientación para fortalecer la acción humanitaria y generar capacidad de recuperación

Este año se lograron avances con respecto a la superación de las carencias de herramientas y orientación requeridas por las oficinas de países para dar apoyo a los programas y alianzas referidos a la actividad humanitaria. Los asesores que cumplieron tareas en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Mozambique, el Territorio Palestino Ocupado y el Yemen colaboraron con la creación de capacidad técnica sobre servicios referidos a la paridad de género del personal y los aliados de los grupos temáticos. La organización también elaboró un conjunto de herramientas para la evaluación rápida de la protección de la infancia y otro para el cuidado sustitutivo en situaciones de emergencia, así como un conjunto de normas mínimas sobre la protección de la infancia en las situaciones de emergencia.

UNICEF continúa brindando capacitación y orientación a los aliados con respecto a sus programas y servicios, para garantizar que, en caso necesario, se cuente con un número mayor de personas listas para desempeñarse sobre el terreno desde el momento en que se produzca su despliegue inicial. En 2011, UNICEF respaldó la capacitación en su Sede de personal destinado a iniciativas de protección de la infancia, educación, violencia por razones de género y agua, saneamiento e higiene. La capacitación actualizada sobre preparación y capacidad de respuesta ante las situaciones de emergencia, que comenzará a prestarse el año próximo, apunta a la integración eficaz de la acción humanitaria en los programas ordinarios en todos los sectores.

En 2012, UNICEF dará prioridad a la detección de las causas principales de la privación, vulnerabilidad y riesgo de los niños. De conformidad con Acción Humanitaria para la Infancia de 2011: Fomentar la capacidad de resistencia, UNICEF continúa dando creciente apoyo a sus programas humanitarios a fin de que sirvan para aumentar la capacidad de recuperación de las comunidades afectadas por las crisis. Los lineamientos de UNICEF fueron examinados y modificados a fin de garantizar que en todas las etapas de la planificación se tengan en cuenta los riesgos que amenazan a los niños, lo que da como resultado programas que contienen intervenciones dirigidas específicamente a reducir el riesgo de los desastres que toman en cuenta los conflictos tanto en los países de alto riesgo como en la etapa de recuperación inicial. Las oficinas de países de más de 70 naciones ya han integrado en sus programas el componente de la reducción del riesgo de los desastres. Durante 2012 se seguirá prestando apoyo y dando capacitación sobre esos aspectos.

propósito de obtener resultados para los niños de conformidad con los Compromisos básicos para la infancia en la acción humanitaria. Tanto el personal de UNICEF y sus aliados nacionales en el terreno como el de los aliados de reserva continuarán recibiendo capacitación en materia de creación de capacidad de respuesta humanitaria. A modo de reconocimiento de la función fundamental que desempeña la fuerza laboral sanitaria basada en la comunidad en todas las fases de la gestión de los riesgos de emergencia, UNICEF continuará prestando apoyo a los gobiernos y otros aliados con los que colabore en 2012 para mejorar los sistemas de salud existentes y suministrar los recursos necesarios para reducir los riesgos sanitarios y hacer frente a las situaciones de emergencia. La Sede también ha prestado apoyo directo a las misiones en materia de planificación de la creación de capacidad. Desde 2010, se ha brindado apoyo en las esferas de los suministros y la logística en Uganda, de educación sobre la capacidad de recuperación en situaciones de emergencia en Burundi y la República del Sudán del Sur, de protección de la infancia en el Líbano y de agua en Kenya. UNICEF continuará dirigiendo una iniciativa interinstitucional que fomenta la capacitación coherente coordinada de agentes nacionales y locales en materia de creación de capacidad. 

UNICEF trabajó en la modificación de políticas de seguridad a fin de mejorar la prestación de ayuda humanitaria a los niños, niñas y mujeres en entornos volátiles. En 2012, se aplicará en 12 oficinas de países una nueva metodología común a todo el sistema de las Naciones Unidas para evaluar la necesidad de ayuda con relación a los posibles riesgos que la prestación de la misma implique para el personal. La nueva metodología tolerará mayores niveles de riesgo cuando se trate de situaciones que pongan en peligro en gran escala las vidas de los niños, niñas y mujeres. El empleo de la nueva metodología traerá aparejados importantes cambios positivos en la labor de UNICEF en pro de los niños y las mujeres en las regiones de alto riesgo. En 2011, la Sede de UNICEF prestó apoyo técnico a diversos programas en el Afganistán, Kenya y el Pakistán. Se espera que en 2012 aumente el apoyo mundial a las oficinas de países que funcionan en entornos de alto riesgo. UNICEF ofrecerá ejercicios de capacitación al personal de las oficinas de países sobre la mejor manera de lograr un equilibrio entre los riesgos de seguridad y el grado de urgencia que revistan los programas. También creará una herramienta electrónica para garantizar que esos ejercicios se puedan seguir realizando en el futuro con el mínimo posible de apoyo externo.

A fin de aumentar aún más la capacidad de las oficinas de países de UNICEF de ejecutar programas en entornos complejos, la Sede continuará prestando apoyo a petición en las esferas del derecho humanitario internacional y de la colaboración con las entidades no estatales. Se llevará un registro de las innovaciones y experiencias de los programas en regiones remotas que se pondrá a disposición del personal del país correspondiente y de otras organizaciones que lleven a cabo labores en el terreno. UNICEF emplea con creciente frecuencia la transferencia de efectivo para la prestación de ayuda. Se trata de una modalidad que impulsa innovaciones en la manera en que se obtienen resultados humanitarios para los niños y las mujeres. Por ejemplo, en Somalia en 2011, unas 13.000 familias recibieron subsidios de dinero o vales de alimentos, y en 2012 se distribuirán vales de alimentos o se transferirá efectivo a unas 50.000 familias vulnerables para cubrir sus necesidades de alimentos, agua y atención de la salud.

Vigilancia del desempeño

Como parte de la aplicación de los Compromisos básicos para la infancia en la acción humanitaria revisados, UNICEF está afianzando la vigilancia del desempeño basada en los resultados de conformidad con el marco de esos compromisos. Se ha establecido un Sistema de Vigilancia del Desempeño Humanitario para ayudar a las oficinas de países a vigilar de manera eficiente el rendimiento logrado con respecto a las metas definidas con relación a las Compromisos básicos para la infancia en la acción humanitaria. El sistema ha sido diseñado con el objetivo de obtener datos más precisos sobre el desempeño, a fin de mejorar la gestión de la respuesta de UNICEF por parte de las oficinas de países y colaborar con la gestión del desempeño de los equipos humanitarios en los países y con respecto a los grupos temáticos. Se trata de un sistema que suministra información concreta sobre el desempeño a fin de ampliar la obligación de rendir cuentas en todos los niveles de organización y satisfacer las necesidades externas de información. La información obtenida mediante la vigilancia del desempeño alimentará los procesos de evaluación y gestión de los conocimientos y se reflejará en las lecciones obtenidas y en mejores resultados en el terreno. El sistema también servirá para vigilar los niveles de preparación para las situaciones de emergencia de las oficinas de países por medio del sistema de alerta temprana e intervención temprana. Un examen del sistema llevado a cabo en octubre de 2011 indicó que el 58% de las oficinas de países de UNICEF había indicado que se encontraba en un nivel elevado de preparación, 17% en un nivel medio y el 25% restante en un nivel bajo de preparación.

Se ampliarán las labores de vigilancia del desempeño con las que se miden los resultados obtenido por UNICEF con relación a las pautas establecidas por los Compromisos básicos para la infancia en la acción humanitaria a fin de que cubran todas las situaciones de emergencia, además de las situaciones humanitarias prolongadas de mayor envergadura. Se continuará vigilando el desempeño en materia de preparación de todas las oficinas de países de UNICEF, haciéndose especial hincapié en la colaboración con las oficinas regionales. Con el propósito de respaldar esas tareas, se están elaborando opciones tecnológicas simples para aumentar el grado de acceso y transferencia de los datos en el terreno y de establecer mejores enlaces con los tableros de gestión del desempeño interno mediante, por ejemplo, el empleo de elementos de los informes de situación generados electrónicamente..

Las necesidades de financiación

UNICEF solicita 41,1 millones de dólares en 2012 para respaldar una respuesta eficaz e integrada a las actuales crisis humanitarias del mundo. De ese total de fondos, UNICEF requiere 21,9 millones de dólares para complementar los 19,2 millones de dólares4 que ya han sido asignados con ese propósito del presupuesto básico de UNICEF y de generosas contribuciones de los donantes.

UNICEF continuará incrementando su capacidad de dar respuestas rápidas y eficaces a las situaciones de emergencia humanitaria en gran escala, garantizar la ejecución de enfoques estratégicos, colaborar con los gobiernos nacionales, brindar apoyo técnico y afianzar la acción humanitaria eficaz y predecible por medio de los grupos temáticos.

A fin de cumplir con sus responsabilidades para con los niños y las familias en situaciones de crisis y brindar apoyo mundial sostenible a las oficinas regionales y de países, UNICEF se esfuerza por obtener medios de financiación seguros y predecibles para llevar a cabo las labores a nivel mundial aquí esbozadas.

1 Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Compromisos Básicos para la infancia en la acción humanitaria, UNICEF, Nueva York, mayo de 2010.
2 El Procedimiento de Activación Institucional para Situaciones de Emergencia de UNICEF, CF/EXD/2011-001, 21 de marzo de 2011. El Procedimiento de Activación Institucional para Situaciones de Emergencia clasifica las respuestas humanitarias de UNICEF en tres niveles:
- Nivel 1: Las oficinas de países pueden responder empleando su propio personal y sus fondos, suministros y recursos;
- Nivel 2: Las oficinas de los países puede recibir algún apoyo externo de la Sede, sus oficinas regionales o las oficinas de otros países; y
- Nivel 3: Se convoca a una movilización de toda la institución. El Nivel 3 se define sobre la base de los cinco criterios siguientes: la escala, la urgencia, la complejidad, la capacidad y el riesgo que representa para la reputación del organismo.
3 UNICEF está actualmente a cargo de la dirección mundial de los grupos temáticos de agua, saneamiento e higiene y desnutrición, así como de la esfera de responsabilidad correspondiente a la protección de la infancia (dentro del grupo temático de protección mundial), y comparte la dirección del grupo temático de educación con la alianza Save the Children, además de codirigir la esfera de responsabilidad de violencia por razones de género (dentro del grupo temático de protección mundial)  con el Fondo de Población de las Naciones Unidas. UNICEF también colabora con la financiación del cargo de copresidente del grupo de referencia de salud mental y apoyo psicosocial del Comité Permanente Interinstitucional. 
4 Los fondos por valor de 19,2 millones obtenidos no incluyen un compromiso por cuatro millones de libras esterlinas realizado por el Gobierno del Reino Unido en respuesta a las necesidades de financiación de 2012, ni una contribución de Noruega de 15 millones de coronas recibida en diciembre de 2011.