clear1La Acción Humanitaria para la Infancia de 2012
Languages
English
Español
Français
عربي
中文

ASIA ORIENTAL Y EL PACÍFICO

© UNICEF/NYHQ2011-1813/Perawongmetha

Un niño surca en una balsa precaria las aguas que inundan la zona del Templo Laksi en Bangkok, Tailandia. Los desastres naturales, el debilitamiento de la infraestructura y la pobreza extrema afectan a 9,5 millones de pobladores de la región.

Los niños y las mujeres en situaciones de crisis

Los países de la región de Asia Oriental y el Pacifico sufren todos los años múltiples desastres naturales, como terremotos, monzones y ciclones, cuyos efectos se agravan aún más debido a la situación de extrema pobreza y el debilitamiento de la infraestructura que caracterizan a la región. Según el informe World Risk Report de 2011, ocho naciones de la región figuran entre los 20 países más amenazados por los riesgos naturales1. En 2011, más de 9,5 millones de habitantes de países de Asia Sudoriental, como Camboya, la República Democrática Popular Lao, Filipinas, Tailandia y Vietnam, padecieron las consecuencias de las inundaciones causadas por los tifones y las intensas precipitaciones caídas durante la temporada de lluvias. Los desastres naturales causaron más de 800 muertes en la región y dejaron un saldo de varios miles de lesionados y heridos2. Para mediados de octubre, los afectados en Camboya llegaban a 1,2 millones; en la República Democrática Popular Lao a 430.000, en Filipinas a 4 millones; en Tailandia a 2,4 millones y en Vietnam a 3,3 millones3. La mitad de las personas damnificadas fueron niños y niñas. Aunque la gravedad de los efectos humanitarios de las inundaciones varía de país a país, se trata de consecuencias vastas y multifacéticas, como el desplazamiento temporal de la población y la destrucción de las escuelas y centros de salud de importancia fundamental para el bienestar de los niños.

Satisfacer las necesidades urgentes en 2012

La Oficina de UNICEF para Asia Oriental y el Pacífico continuará trabajando para aumentar el grado de coordinación de la ayuda rápida y eficaz durante los frecuentes desastres naturales que afectan a la región, haciendo especial hincapié en la preparación y reducción del riesgo. Entre esas labores figurarán las siguientes: