Acción Humanitaria para la Infancia fomentar la capacidad de resistencia
Languages
English
Français
عربي

ASIA Y EL PACÍFICO Myanmar

© UNICEF/NYHQ2008-0352/Dean

Unos trabajadores reconstruyen una casa destruida por el ciclón en Yangon Pauk, en la división de Irrawaddy. El ciclón Nargis, que afectó a millones en 2008, y el ciclón Giri, que afectó a 260.000 en 2010, dejó a miles de personas sin hogar.

LOS NIÑOS Y LAS MUJERES EN CRISIS

Las dificultades más graves y recientes que afectan a los niños y las mujeres en Myanmar se deben a los ciclones. El peor desastre natural jamás ocurrido en país1, el legado del ciclón Nargis incluye la devastación de viviendas, la destrucción de tierras agrícolas y la disminución de oportunidades de empleo para los numerosos trabajadores que habitan en el delta. Los niños en las zonas de difícil acceso siguen siendo víctimas de la desnutrición y sus instalaciones sanitarias son inadecuadas. Otro ciclón, Giri, sacudió la empobrecida zona del estado de Rakhine en octubre de 2010, afectando al menos a 260.000 personas; más de 100.000 quedaron sin hogar y se destruyó la mayor parte de la infraestructura en los municipios más afectados. Sobre todo los niños más pequeños corren un elevado riesgo de desnutrición y enfermedad.

SATISFACER LAS NECESIDADES URGENTES Y AUMENTAR LA CAPACIDAD DE RESISTENCIA EN 2011

UNICEF, que dirige grupo temático (cluster) para la nutrición y el agua, el saneamiento y la higiene [WASH], y codirige el de educación, trabajará conjuntamente con el Gobierno de Myanmar, otros organismos de las Naciones Unidas y las ONG para ayudar a los niños más vulnerables y aislados en las zonas de Rakhine (incluyendo el norte del estado de Rakhine), el estado de Chin y el delta del Irrawady. En 2011, UNICEF espera llegar a más de un millón de personas, entre ellas 190.000 mujeres, 380.000 niñas y 370.000 niños que viven en condiciones de emergencia.

LA FINANCIACIÓN HUMANITARIA EN ACCIÓN: LO MÁS DESTACADO
DE 2010

En 2010, UNICEF estimó que se necesitaban 15.899.722 dólares de los EE.UU. para financiar su labor humanitaria en Myanmar. Hasta octubre de 2010 se había recibido un total de 3.624.422 dólares de los EE.UU., el 23% del objetivo. A pesar de la escasez de fondos, UNICEF pudo mejorar el bienestar de las mujeres y los niños afectados por los ciclones. Se reconstruyeron 24 centros de salud siguiendo las nuevas normas de resistencia a los ciclones; 52.000 familias recibieron mosquiteros para evitar el paludismo. Alrededor del 94% de los niños menores de 5 años (280.000 niños) recibieron suplementos de vitamina A; se proporcionaron micronutrientes a 81.000 mujeres embarazadas y lactantes. UNICEF resolvió las necesidades urgentes en materia de agua potable al proporcionar 7,5 millones de litros de agua a 37.500 personas y mejorar las capacidades de almacenamiento de agua para aproximadamente 53.000 familias. Cerca de 50 escuelas fueron reconstruidas, y UNICEF ayudó a los grupos comunitarios a proteger y ayudar a 7.000 niños vulnerables.

LAS NECESIDADES DE FINANCIACIÓN PARA 2011

UNICEF solicita 9.950.000 dólares de los EE.UU. para sus planes en 2011, aproximadamente la mitad de la cantidad solicitada el año pasado debido a que el nivel de los fondos necesarios para restaurar la infraestructura social (escuelas y centros rurales de salud) se ha reducido significativamente.

Para obtener más información sobre los logros de 2010 y la acción humanitaria prevista para Myanmar en 2011, sírvase visitar www.unicef.org/Spanish/hac2011 o el sitio web de la oficina del país en www.unicef.org/myanmar.

1 Tripartite Core Group, 'Post-Nargis Joint Assessment', Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, Gobierno de la Unión de Myanmar y Naciones Unidas, Yakarta, Julio de 2008, pág. 1.
 

NECESIDADES DE EMERGENCIA DE UNICEF PARA 2011 (en dólares de los EEUU) Total 9.950.000

LATEST NEWS FROM RELIEF WEB

Sorry, the news reader is experiencing technical difficulties. Please try again later.