Igualdad de género

En un acto en Nueva York se aborda las desigualdades de género, que persisten y van en aumento

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
De izq. a der.: Daniel Seymour, de UNICEF, modera un debate de expertos sobre los derechos de las niñas en el que participan la activista juvenil filipina Donnady Coquila Lao; Audun Lysbakken, Ministro de cuestiones de la niñez, la igualdad y la inclusión social de Noruega; Mary Robinson, de la Ethical Global Initiative; y la Dra. Charlotte Bunch, Directora del Center for Women's Global Leadership.

NUEVA YORK, EE.UU., 4 de marzo de 2010 - Durante un acto organizado en Nueva York por UNICEF se celebró el XV aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing, que se aprobó en 1995 y que constituye el marco más integral para el logro de la paridad de género en el mundo.

Vea el VÍDEO

En un documento elaborado por la División de Políticas y Prácticas de UNICEF con motivo del aniversario se pusieron de relieve los factores que pueden agrandar aun más las desigualdades de género. Uno de ellos es que otras causas de exclusión —como la pobreza, la diversidad étnica o la pertenencia a un sector minoritario de la población— pueden tener efectos más negativos para las niñas y aumentar el grado de la discriminación de género. En segundo lugar, la disparidad de género puede hacerse más marcada cuando las niñas llegan a la adolescencia. De esa manera, las niñas pueden perder los logros que habían obtenido en la infancia.

En la reunión de expertos, que se llevó a cabo durante el 54º período ordinario de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, participaron S.E., Mary Robinson, ex Presidenta de Irlanda y fundadora de la ONG Realizing Rights: The Ethical Globalization Initiative; Audun Lysbakken, Ministro de de Infancia, Igualdad e Inclusión Social de Noruega; Charlotte Bunch, Directora Fundadora del Center for Women's Global Leadership; y la activista juvenil filipina Donnady Coquila Lao.

Los retos pendientes

Lao recalcó que los avances logrados en materia de paridad de género no han satisfecho las expectativas generadas tras la aprobación de la Plataforma de Acción de Beijing. “Es triste saber que hay niños y niñas que no tienen conciencia de la paridad de género”, comentó, “y que hay progenitores que no se preocupan por el futuro de sus hijos e hijas. Es algo muy desalentador”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Audun Lysbakken, Ministro de Igualdad, Infancia e Inclusión Social de Noruega; Mary Robinson, de la Ethical Global Initiative; y Charlotte Bunch, Directora del Center for Women's Global Leadership.

Otros participantes reiteraron que los progresos han sido lentos, y que se ha visto obstaculizado por las actitudes culturales negativas, la falta de voluntad política y la poca importancia que se otorga a las niñas y mujeres, además de los obstáculos más recientes impuestos por la crisis económica mundial y el cambio climático. También hicieron hincapié en la necesidad de que se tomen medidas que lleven a la modificación de las actitudes con respecto a las niñas y las mujeres y de que se invierta en el fomento de sus derechos y su dignidad.

 “Todos formamos parte integral de culturas que no profesan un respeto absoluto por las mujeres”, comentó Bunch. “Para modificar esa situación es necesario demostrar mayor voluntad política”.

 “Tenemos la responsabilidad política de confrontar ciertos aspectos culturales y de modificar esas culturas”, añadió Lysbakken.

La importancia de la dignidad de las niñas

S.E., Mary Robinson, la primera mujer que ocupó la Presidencia de Irlanda, hizo notar que el Artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece que todas las personas nacen iguales en dignidad y derechos. La ex mandataria irlandesa exhortó a que cuando se trate el tema de los derechos de las niñas se tengan en cuenta su dignidad y las maneras en que se la fomenta o socava.

“Desde el comienzo de sus vidas”, recalcó, “las niñas suelen sentir que no son tan valiosas como sus hermanos”.

Los participantes también hicieron hincapié en la relación que existe entre el desarrollo y la paridad de género, y comentaron que debería darse mayor importancia a las funciones que cumplen las mujeres en el sector no estructurado de la economía. Asimismo, exhortaron a que se otorgue más prioridad a cuestiones tales como la violencia contra las niñas y mujeres y el matrimonio infantil.

La potenciación del papel de las adolescentes

Quienes tomaron parte en el debate coincidieron en que ha llegado la hora de lograr cambios. Robinson manifestó que tenía esperanzas de que este año la Comisión de la Condición Social y Jurídica de la Mujer logre generar un movimiento en pro del cambio que se haga sentir en la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se llevará a cabo a fines de este año.

Hacia el final de las deliberaciones, cuando se le preguntó si creía que había algo que podría marcar una diferencia en la lucha por la paridad de género, Lao opinó que una manera de lograrlo sería mediante la celebración en todo el mundo de un “Día de la niña”. “De esa manera”, agregó, “las niñas tomarían conciencia de su propia importancia”.

Tras la reunión, los integrantes del Equipo de tareas sobre las adolescentes de las Naciones Unidas se comprometieron a redoblar sus esfuerzos para lograr la vigencia plena de los derechos humanos de las adolescentes. Como parte de ese compromiso, en los próximos cinco años se proponen aumentar el apoyo que se brinde a los países en desarrollo con el fin de lograr la potenciación de las adolescentes más relegadas, especialmente las niñas de 10 a 14 años de edad.

El Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Saad Houry, indicó en una recepción de la Fundación de las Naciones Unidas destinada a resaltar el compromiso con las adolescentes del equipo de tareas: "Tenemos que ver a muchachas no simplemente como víctimas de discriminación y abuso, sino como agentes con facultades para el cambio social. Si se refuerzan sus capacidades, las niñas y los niños están en mejores condiciones de tomar decisiones sobre sus vidas, de ser agentes en la materialización de sus derechos más que en ser los beneficiarios de servicios, y de hacerse miembros visibles y activos de la sociedad".

"Con sus aliados," añadió Houry, "UNICEF seguirá promoviendo la importancia de las cuestiones de las niñas en las esferas de la salud, protección, educación y prevención del VIH, así como con las reformas de legislación y política. Continuaremos resaltando el apoyo a las adolescentes como uno de los puntos de entrada estratégicos en los esfuerzos de generalización de las cuestiones de género y en la puesta en práctica de nuestra política de género renovada. Y UNICEF seguirá siendo un sólido defensor y miembro activo del Equipo de tareas para las adolescentes".


 


 

 

Vídeo

3 de marzo de 2010: La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre el llamamiento que realizó UNICEF a los dirigentes de todo el mundo para que redoblen sus refuerzos en pro de la vigencia de los derechos de las niñas y mujeres.
 VÍDEO  alta | baja

UNICEF viajó por todo el mundo para preguntar a las mujeres y las niñas "¿qué significa hoy ser una mujer o una niña?". Aquí están sus respuestas (en inglés).
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda