Fútbol: Una pasión. Un mundo. Una responsabilidad. Página principal | English | Français      UNICEF | FIFA | FifaWorldCup.com
UNICEF
FIFA
¿POR QUÉ EL FÚTBOL?
EL FÚTBOL EN EL MUNDO
LOS JUGADORES CAMBIA TU MUNDO SI POR LA INFANCIA APOYA EL UNICEF
 
 

Yidnekachew tiene 20 años y siente pasión por el fútbol. Aunque terminó sus estudios secundarios hace más de un año, sus calificaciones en los exámenes finales nacionales no fueron lo suficientemente buenas como para que pudiera ingresar en una universidad o facultad pública. Mientras espera una oportunidad para recibir capacitación laboral que le permita conquistar su sueño de ser ingeniero civil y construir caminos en Etiopía, se dedica al fútbol en calidad de entrenador de un grupo de adolescentes de su vecindario.

-
   

“Estoy loco por el fútbol”, afirma Yidnekachew. “Cuando terminé la escuela secundaria no tenía nada qué hacer. En mi vecindario había un grupo de jóvenes que se reunía periódicamente a jugar al fútbol en la calle. Un día les pregunté si deseaba que fuera su entrenador, y estuvieron de acuerdo”. Ese fue el humilde origen de un club de fútbol que desempeña una misión sumamente importante.

El fútbol es una de las diversas estrategias que emplea la Asociación Tabor Wegagen para la lucha contra el SIDA, una agrupación de jóvenes de Awassa, la capital de la Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos Meridionales de Etiopía, cuya misión consiste en brindar a los jóvenes información para la prevención de la propagación del VIH. Esa asociación también ha organizado un pequeño circo y una compañía teatral.

La participación de los jóvenes en el club de fútbol los mantiene ocupados e impide que estén ociosos en las calles de Awassa. También los mantiene alejados de situaciones en las que están expuestos a la tentación de adoptar hábitos perjudiciales, entre ellos el consumo de bebidas alcohólicas, el chat, y otras sustancias adictivas, que pueden conducir a las prácticas sexuales peligrosas y al contagio con el virus del VIH/SIDA. Las competiciones entre los diversos clubes también son fuente de sano esparcimiento para los cientos de adolescentes que acuden a los encuentros.

La asociación aprovecha que los partidos de fútbol atraen a esa concurrencia para difundir entre los aficionados mensajes de educación sobre el VIH/SIDA. Además de ello, los jugadores reciben capacitación de la asociación para educar a sus pares, ya que los jóvenes se comunican de manera más eficaz que los adultos con otros jóvenes, y los convencen con más facilidad de que adopten comportamientos seguros. En ese sentido, resultan especialmente eficaces e influyentes los atletas, que suelen ocupar los peldaños más elevados de la escala social de los adolescentes.

El servicio que prestan estos jóvenes resulta de particular importancia si se tiene en cuenta que ellos y sus pares constituyen un grupo fundamental para las actividades de prevención y lucha contra el VIH/SIDA. Esos jóvenes se encuentran en una etapa de sus existencias en las que están a punto de iniciar su vida sexual, pero en la que aún se les puede influenciar para que adopten normas de vida saludables.

“Estos jóvenes, que tienen por delante un número limitado de oportunidades de recibir educación superior y de obtener empleo, y que son testigos de la pobreza y las dificultades económicas del mundo que les rodea, tienen bastantes motivos para sentirse inseguros acerca de su futuro”, afirma el Representante del UNICEF, Sr. Ibrahim Jabr. “Por lo tanto, para que las actividades de prevención del VIH/SIDA tengan éxito, resulta fundamental que los jóvenes tengan conciencia de su valor y que tengan autoestima. Cuando una persona siente que su vida tiene valor y sentido, le resulta mucho más fácil enmendar o corregir hábitos que pueden poner esa vida valiosa en peligro”.

Este es el enfoque que emplea el UNICEF en su programa de prevención del VIH/SIDA entre los jóvenes, y esa es la razón por la cuál es lógico que el programa se desarrolle en las canchas de fútbol.

 

 
© UNICEF / Photo taken from the TV spot  The power of football  by Leonardo Ricagni
The issues Did you know...

Durante los 90 minutos que dura un partido de fútbol 375 jóvenes con edades de 15 a 24 años contraerán el VIH.